El estudio encuentra nuevo eslabón entre las alergias alimentarias y la esclerosis múltiple

Como muchas otras dolencias, el mecanismo de la esclerosis múltiple sigue siendo un enigma--un rompecabezas integrado por factores genéticos y ambientales complejos. Un pedazo dominante a este rompecabezas es el sistema inmune, que es también responsable de regular muchos otros fenómenos fisiológicos (y patológicos)--incluyendo alergias. Aunque los estudios anteriores que investigaban la asociación entre el ms y las alergias hayan rendido resultados variados, un equipo de investigación en Brigham y el hospital de las mujeres intentó destapar el eslabón supuesto de una nueva manera. Investigando la correlación entre la alergia y la actividad de la enfermedad inflamatoria, las personas encontraron alergias alimentarias de las nuevas pruebas y recaídas que conectaban de la esclerosis múltiple. Los resultados se publican en el gorrón de la neurología, de la neurocirugía y de la psiquiatría.

“Algunos pacientes de la esclerosis múltiple con alergias importantes se quejarían de las recaídas frecuentes asociadas a sus episodios alérgicos,” dijo a Tanuja Chitnis, Doctor en Medicina, autor mayor y neurólogo en el centro del ms de los socios en el Brigham. “Aserrábamos al hilo que el mecanismo más probable asociado a alergia y su influencia en el ms serían relacionados con la actividad inflamatoria.”

Por consiguiente, Chitnis y los colegas se establecieron para investigar la asociación entre la actividad de la enfermedad inflamatoria y la historia de la alergia en un subconjunto de pacientes alistados en un estudio grande conocido como la investigación longitudinal completa de la esclerosis múltiple en Brigham y el hospital de las mujeres (SUBIDA). Un total de participantes de 1.349 estudios terminaron un cuestionario uno mismo-administrado que contorneaban alergias de la comida, ambientales y/o de la droga. La actividad de la enfermedad fue fijada a través de evaluar el número acumulativo de ataques sobre curso de la enfermedad, y de nuevo gadolinio (Gad) - aumentando lesiones, según lo descubierto por MRI.

Interesante, solamente los participantes en el grupo de la alergia alimentaria demostraron un índice importante más alto de ataques acumulativos y aumentaron la probabilidad de las nuevas Gad-lesiones comparadas a los participantes sin alergias alimentarias denunciadas. Este efecto seguía siendo importante incluso cuando estuvo ajustado según factores de confusión potenciales tales como sexo, edad en el inicio del síntoma, y categoría de la enfermedad. No se observó ningunos efectos importantes para los grupos ambientales y de la droga de la alergia después de análisis ajustados.

Esta asociación entre la actividad de la alergia alimentaria y de la enfermedad del ms destaca un papel importante de un jugador potencial en inmunidad y la inflamación--la tripa. “Es interesante que esta asociación fue encontrada solamente con las alergias alimentarias y no otros tipos de alergias, que pudieron haber sido preveídas tenían esto solamente sida una entrega inmune de la desviación,” dijo a Chitnis. “La presencia de alergias alimentarias y de mecanismos relacionados con las alergias alimentarias puede aumentar régimen de la recaída y actividad inflamatoria en pacientes del ms. Puede haber un mecanismo común aquí, u otros mecanismos que pueden inducir recaídas del ms en un ordenador principal predispuesto.”

Actualmente, Chitnis y los colegas están trabajando para destapar más lejos estos mecanismos del dysregulation inmune en alergia y para delinear cómo tal dysregulation afecta actividad inflamatoria del ms. Dado la naturaleza correlativa de este estudio, los investigadores tienen cuidados de destacar el actionability clínico limitado de sus conclusión. Sin embargo, Chitnis es optimista sobre la significación de translación potencial del trabajo y destaca la importancia de dirigir las alergias alimentarias en atención a los pacientes del ms.

“Tiene de largo sido una hipótesis de la tripa que es relacionada con el sistema inmune, y éste apunta realmente a una asociación más fuerte que entendido previamente,” Chitnis dijo. “Esta investigación abre un nuevo modo de ver sobre los mecanismos inmunes en ms”

Fuente: https://www.brighamandwomens.org/about-bwh/newsroom/research-briefs-detail?id=3269