Los investigadores europeos desarrollan el sistema biophotonic para descubrir alergias antibióticos

La detección de alergias a los antibióticos conducto actualmente con una serie in vivo de pruebas de piel; son invasores, y como tal, exija las inconveniencias. Aunque existan los métodos ines vitro, no son suficientemente sensibles, y pueden llevar a una diagnosis inexacta. Además, solamente se analizan una pequeña cantidad de alergénicos, y las pruebas son lentas y costosas.

Para combate estas deficiencias, los investigadores europeos dirigidos por la universidad politécnica de Valencia (UPV), han desarrollado un sistema biophotonic de bajo costo y de alta sensibilidad que permite descubrir, de una manera no invasor y con una muestra muy pequeña de la sangre, de alergias a los antibióticos tales como amoxicilina o de la penicilina en menos que una hora. Es el resultado del proyecto europeo Cobiophad.

El dispositivo se basa en tecnología del disco compacto; incluye un disco del microfluid - en cuál se inyectan las muestras que se analizarán -, una unidad de discos y un software que habilite el tramitación de la juicio y ofrezca los resultados para los médicos especialistas.

Así como su alta sensibilidad, bajo costo y velocidad, este prototipo se destaca porque puede descubrir con una muestra hasta diez alergias a los antibióticos de la beta-lactama, incluyendo amoxicilina, penicilina y ácido clavulanic. Puede analizar simultáneamente hasta seis diversas muestras.

“El análisis es muy simple. Una vez que la muestra se carga conectado al disco, se coloca en la impulsión. De la acción recíproca entre la muestra y los agentes reactivos, el resultado que ayudará a doctores a diagnosticar si el paciente es alérgico o no se obtiene. Todos en menos que una hora,” ángel Maquieira, investigador de los puntos culminantes para el instituto interuniversitario del reconocimiento molecular y del revelado tecnológico (IDM) del UPV.

Primeras pruebas en el UPV

Esta nueva prueba antibiótico de la alergia se está validando en las instalaciones de UPV. Los socios del proyecto de Cobiophad han convocado en el UPV para verificar las capacidades del dispositivo con juicios reales, con el estado mayor médico del FE del La de Universitari i Politècnic del hospital de Valencia y del centro Hospitalier Universitaire de Montpelier, Francia. Ambas son pruebas patrones internacionales con respecto a alergias, y su participación en el proyecto ha consistido en ofrecer casos, substancias bioreactive que se convertían y, ahora, el conducto de la validación clínica de esta técnica diagnóstica.

Después de las pruebas en el UPV, en los próximos meses el dispositivo desarrollado en el marco de este proyecto comenzará a ser utilizada en el FE del La de Universitari i Politècnic del hospital.

Ethal Ibáñez, allergist en el hospital valenciano y pieza de las personas de Cobiophad, cree que este dispositivo puede facilitar y degradar importante la diagnosis de alergias antibióticos, mientras que también disminuye las inconveniencias y los riesgos para los pacientes.

“En el momento, el comienzo de la diagnosis con el historial médico del paciente y entonces, dependiendo del riesgo pueden tener, las pruebas de piel se realizan. Son las pruebas invasores, que pueden exigir una serie de riesgos; además, hacemos pruebas analíticas y de exposición al remedio, suministrándola al paciente oral, que exige un mayor riesgo que las pruebas de piel. Todas estas pruebas también requieren la correspondencia conmutan. El dispositivo que se ha desarrollado en este proyecto es mucho más seguro, más rápidamente y genera lejos menos costos. En el momento que cuando el paciente viene a la práctica, con una muestra de sangre muy pequeña - 25 microlitres - podemos aprender si son alérgicos o no,” explica a Ethel Ibáñez.