Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Herramientas no invasores de la proyección de imagen para descubrir enfermedad cardíaca isquémica estable en mujeres

En la aplicación actual las innovaciones y los usos cardiovasculares (edición especial en la salud de las mujeres, el volumen 3, el número cardiovasculares 4, 2019, redactor invitado Gladys P. Velarde) págs. 375- 389(15); DOI: https://doi.org/10.15212/CVIA.2019.0007 Viviany R. Taqueti del programa cardiovascular de la proyección de imagen, el corazón y el centro vascular, la división de cardiología, el Brigham y el hospital de las mujeres, Facultad de Medicina de Harvard, Boston, mA, aproximaciones nuevas de la proyección de imagen de las revistas de los E.E.U.U. para la diagnosis de la enfermedad cardíaca isquémica estable en mujeres.

Este artículo ofrece un discernimiento provocativo valioso en la importancia de las herramientas no invasores avanzadas de la proyección de imagen como CCTA, ANIMAL DOMÉSTICO, y CMR en habilitar evaluaciones muy sensibles de la carga aterosclerótica anatómica de la placa, de la macro y de la isquemia relacionada micro-buque, y de la fibrosis del miocardio respectivamente. El autor acentúa la importancia de la reserva coronaria inferior del flujo (CFR) como eslabón potencial a entender el riesgo biológico ocultado de IHD estable entre las mujeres donde la reactividad coronaria anormal coexiste a menudo con cad difuso, nonobstructive, un fenotipo más frecuente en mujeres y menos favorable a la revascularización focal. El autor explica cómo la patofisiología de la enfermedad coronaria obstructora y nonobstructive se rinde a una diagnosis más exacta con la utilización apropiada de estas modalidades nuevas.

Las recomendaciones convencionales para la prueba diagnóstica para la evaluación de la enfermedad cardíaca isquémica estable en mujeres han puesto en dirección paralela en gran parte ésos en hombres. Aunque se diseñen sobre todo para la identificación de la enfermedad de la arteria coronaria obstructora (CAD), las aproximaciones tradicionales pueden llevar a overtesting en mujeres sin el distinción de quién es verdad en peligro. Varios factores únicos relacionados con la presentación, la diagnosis, y la patofisiología subyacente de la enfermedad cardíaca isquémica estable en mujeres necesitan una aproximación más específica a la evaluación de su riesgo, completa con las pautas separadas cuando son apropiados. Este artículo destaca cómo las herramientas no invasores avanzadas de la proyección de imagen, incluyendo la angiografía cardiaca de la tomografía calculada, tomografía por emisión de positrones, y proyección de imagen de resonancia magnética cardiaca, están habilitando evaluaciones muy sensibles de la isquemia aterosclerótica anatómica de la carga, del macrovessel- y microvessel-relacionada de la placa, y fibrosis del miocardio, respectivamente. Moviéndose adelante, la prueba diagnóstica efectiva necesitará determinar a mujeres en de alto riesgo de las acciones cardiovasculares adversas (cad no no anatómico obstructor por sí mismo) sin overtesting ésos en poco arriesgado. El uso juicioso de las aproximaciones nuevas de la proyección de imagen será crítico a ensanchar las definiciones del cad e isquemia para reflejar mejor el espectro entero de fenotipos patológicos en mujeres, incluyendo el cad nonobstructive y disfunción microvascular coronaria, y socorro en el revelado de las estrategias prueba-basadas necesarias para su administración.

Este artículo forma la parte de una edición especial en la salud cardiovascular de las mujeres, huésped corregida por Gladys P. Velarde. Las últimas décadas han atestiguado gran progreso en el tratamiento de la enfermedad cardiovascular (CVD). Debido a las terapias perfeccionadas, a las estrategias preventivas y a la conciencia pública creciente, mortalidad del CVD (recorrido, paro cardíaco, enfermedad cardíaca isquémica, enfermedad arterial periférica y enfermedad cardíaca congénita) ha estado en la disminución sobre esta envergadura de la hora para ambos géneros. Lamentablemente, la disminución ha sido menos prominente para las mujeres, especialmente mujeres del color. Visto una vez como enfermedad de un hombre, el CVD sigue siendo la causa de cabeza de la mortalidad para las mujeres en los Estados Unidos y es responsable de un tercero de todas las muertes de mujeres por todo el mundo y de la mitad de todas las muertes de mujeres durante 50 años de edad en países en vías de desarrollo. En los Estados Unidos, el CVD pasa lejos el resto de las causas de la muerte, incluyendo todas las formas del cáncer combinadas. Las estadísticas están calmando con cerca de una muerte femenina en los Estados Unidos cada 80 segundos del CVD. Eso representa cerca de 400.000 muertes por año según las estadísticas más recientes. De éstos, más de un cuarto de millón de mujeres morirá este año de la enfermedad cardíaca isquémica (IHD) que incluye enfermedad coronaria obstructora y no-obstructora, y los cerca de 64% de las mujeres que mueren repentinamente de IHD no tienen ningún síntoma anterior. A pesar de un número importante de hembras con el CVD sabido y la percatación creciente entre mujeres de la enfermedad cardíaca como su amenaza importante de la salud, una proporción sustancial de las mujeres (el 46% según la encuesta sobre americana más reciente la asociación del corazón) sigue siendo inconsciente de su riesgo cardiovascular y continúa no poder reconocer su significación.

Esta falta de percatación es más profunda (sobre el 60% inconsciente) entre mujeres en minorías más de riesgo elevado de los grupos, raciales y étnicas, y ha cambiado poco en décadas.

Las diferencias mal entendidas del sexo/de género en mecanismos pathobiologic, la presentación clínica, la administración y el uso de estrategias diagnósticas y terapéuticas y preventivas han contribuido a este entrehierro. Un factor crítico importante ha sido la representación insuficiente de mujeres en la investigación del CVD hasta la fecha. De hecho, solamente una mitad de juicios clínicas del CVD denuncia los resultados propios de cada sexo a pesar de las reglas de Food and Drug Administration que requieren datos de la estratificación del sexo, así como al instituto nacional de las recomendaciones de la salud de la partícula extraña creciente de mujeres en juicios clínicas. Esto hace difícil para que los investigadores y los clínicos extraigan conclusiones exactas sobre diferencias del sexo en mecanismos de la enfermedad, la exactitud de modalidades y de riesgos diagnósticos específicos o ventajas de una droga o de un dispositivo determinada para el tratamiento de mujeres con el CVD. Además, los médicos y otros proveedores de asistencia sanitaria continúan subestimar el riesgo cardiovascular de las mujeres, en parte debido a la utilización de las aproximaciones tradicionales que pueden llevar a la sobre-prueba o a la evaluación de riesgos inadecuada sin exacto distinguiendo quién es verdad uso en peligro e inadecuado de las terapias preventivas para las mujeres.

La meta de las innovaciones y de los usos cardiovasculares de esta edición especial es verter una cierta luz en los temas específicos que dominan el espectro del CVD en mujeres.