El envejecimiento y la dieta de alto grado en grasas rompen el microbiome de la tripa para causar la inflamación en paro cardíaco

El crecimiento más viejo y una dieta de alto grado en grasas enriqueció con Omega que 6 ácidos grasos son principales contribuyentes a los riesgos para la salud que colocan de la diabetes al paro cardíaco. Cómo estos dos factores regulan la inmunorespuesta bien-no se entiende.

Ganesh Halade, Ph.D., y colegas en la universidad de Alabama en Birmingham y otras instituciones ha investigado cómo el envejecimiento y una dieta enriquecida de Omega obesidad-que genera 6 afectan la microflora en la tripa, la estructura y la función del bazo, y una inmunorespuesta subsiguiente al ataque del corazón, usando un modelo del ratón.

En un estudio publicado en el gorrón de FASEB, denuncian que un caloría-denso, obesidad-generando dieta en ratones del envejecimiento rompió la composición del microbiome de la tripa, y que correlacionado con el revelado de una inflamación systemwide nonresolving en paro cardíaco agudo, con desorganizaciones del perfil de la célula inmune -- notablemente la índice del neutrófilo-leucocito.

Halade es profesor adjunto en la división de enfermedad cardiovascular, departamento de UAB del remedio.

Se sabe que la dieta obra recíprocamente con los microbios de la tripa para calibrar la capacidad de la defensa inmune de la carrocería. Los investigadores UAB-llevados examinaron este más futuro, con respecto al envejecimiento y a una dieta de alto grado en grasas.

Encontraron que la dieta obesidad-que generaba causó un claro aumento en las bacterias que pertenecían al género Allobaculum, fílum Firmicutes. La dieta obesidad-que generaba también aumentó la proporción de neutrófilos en la sangre de ratones jovenes. En ratones envejecidos, un aumento similar en proporción a neutrófilos fue encontrado para los ratones viejos introdujo una dieta estándar y los ratones viejos introdujeron la dieta obesidad-que generaba.

El bazo, un órgano inmune secundario, es un depósito sabido para los leucocitos que se liberan después de daño del corazón. Esos leucocitos esplénicos se mueven al corazón para comenzar la reparación del tejido y para ayudar a resolver la inflamación.

Halade y los colegas encontraron que la dieta y el envejecimiento obesidad-que generaba llevados a pulular del neutrófilo y un perfil alterado del leucocito después de ataque del corazón. También observaron deformidades estructurales esplénicas en estos ratones y una disminución de macrófagos esplénicos de CD169-positive.

Importantemente, los ratones jovenes introdujeron la dieta obesidad-que generaba podían resolver la inflamación después de un ataque del corazón, aunque su microflora de la tripa había sido alterada ya por la dieta. En cambio, en los ratones envejecidos introducidos la dieta obesidad-que generaba, el ataque del corazón accionó la inflamación nonresolving. Tal inflamación se asocia a paro cardíaco.

“Así, los datos indican fuertemente que la dieta obesidad-que genera desarrolla un microambiente inflamatorio, incluso en ratones jovenes, que amplifica con el envejecimiento,” Halade dijo. “Este estudio destaca que la dieta y la edad son los factores críticos que tienen impacto diferenciado con edad, y destaca el bazo y el corazón como sistema de comunicación del inter-órgano con el sistema de defensa inmune.”

Fuente: https://www.uab.edu/news/research/item/10236-high-fat-diet-and-age-alter-gut-microbes-and-immune-response-causing-inflamed-state-in-heart-failure