El atlas detallado del cerebro del mono tití podía ofrecer nuevos discernimientos en enfermedades humanas

La capacidad de correlacionar completo la configuración de conexiones entre las neuronas en cerebros del primate ha probado de largo evasivo para los científicos. Pero un nuevo estudio, conducto en Japón con los neurólogos que contribuían del laboratorio frío del puerto del muelle (CSHL), ha dado lugar a una reconstrucción 3D de un cerebro del mono tití, así como a la información sobre conectividad neuronal a través del cerebro entero, que ofrece un nivel de detalle sin precedente.

El estudio ha introducido la nueva metodología, combinando las aproximaciones experimentales y de cómputo, que las ayudas explican la variación importante entre los cerebros individuales. Permite sintetizar mapas únicos de la conectividad del cerebro en un único cerebro de la referencia. El conjunto de datos resultante para el cerebro del mono tití es un punto que lanza-lejos ideal para otros estudios, y los científicos creen que puede ofrecer discernimientos en conectividad de los nervios humana.

Profesor Partha Mitra de CSHL, que conceptuó y llevó colaborativo el estudio como parte de la investigación de Brain/MINDS conducto en el centro de RIKEN para la ciencia de cerebro en Japón, explica que el endgame para cualquier estudio en grande del cerebro es aprender más sobre la configuración del cerebro humano y cómo enfermedad pueden afectarle. Para hacer así pues, los científicos deben estudiar un cerebro que sea similar a un ser humano.

La configuración del cerebro de monos tití se asemeja más de cerca al de seres humanos que el cerebro del ratón, que ha sido el foco de esfuerzos similares en el pasado. Mientras que los ratones son actualmente el apoyo principal para modelar enfermedad humana, la aparición de los modelos del mono tití de desordenes neurológicos humanos ha hecho los monos tití un objetivo de la nueva investigación.

Entre primates, los cerebros relativamente pequeños de los monos tití se prestan a la correspondencia completa de conexiones de los nervios. Y en comparación con primates extensivamente estudiados tenga gusto del macaque, monos tití puede ser más fácil de estudiar porque sus superficies del cerebro son aplanador que las superficies corticales dobladas de primates más grandes.

Los resultados de Mitra y estudio de los colegas del nuevo se detallan en el eLife del gorrón.

“Los estudios de la conectividad del cerebro se han realizado en el mono tití antes,” Mitra explican. “Solamente no teníamos conjuntos de datos digitales tridimensionales completos, mostrando configuraciones de la conectividad a través de varios cerebros enteros en la resolución del luz-microscopio. Los datos que ahora tenemos son totalmente sin precedentes en escala y en contenido de información.”

Con estos nuevos datos y aproximación como base, Mitra y otros neurólogos son un paso más cercano a tener sentido de las conexiones de los nervios complejas en el primate--y ser humano--cerebro. La esperanza es que esta línea de la investigación llevará eventual a los avances terapéuticos fundamentales para las enfermedades humanas.