Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El apoyo virtual para la tensión de manejo trabaja del mismo modo que como apoyo social de una persona real

Si la gente que hace frente a una situación aguda de la tensión recibe el apoyo social de un avatar “humano”, detrás de quien hay (o por lo menos se percibe para ser) una persona real, éste trabaja del mismo modo que como apoyo social de una persona real. Tal es el encontrar principal de un estudio llevado por Ana Felnhofer y Oswald Kothgassner del departamento de MedUni Viena de la pediatría y del remedio adolescente y del departamento del niño y de la psiquiatría adolescente.

Un experimento estandardizado conducto para estudiar el efecto del apoyo social antes de un factor de ansiedad agudo. En el experimento, dieron 56 voluntarios del estudio el apoyo - o cara a cara o por un carácter virtual, entregado vía los cristales de la realidad virtual - antes de que tuvieron que realizar tareas exigentes bajo presión de tiempo delante de un jurado grande.

Menos tensión cuando apoyo “personal” dado

Fue sugerido a un grupo de los voluntarios que una persona real controló este avatar, mientras que el otro grupo creyó que estaba controlado por ordenador. Otro grupo de mando no recibió ningún apoyo en absoluto antes de la prueba de tensión. Después de la prueba de tensión, un experimento adicional del comportamiento social investigó cambios posibles en comportamiento prosocial - por ejemplo por la observación sistemática de la utilidad y de la vinculación social.

Los investigadores determinaron la tensión psicológica de los voluntarios durante la prueba de tensión vía su aumento en ritmo cardíaco. El encontrar de la cañería maestra era como sigue: el aumento en ritmo cardíaco fue marcado mucho menos después de apoyo anterior por una persona real o una persona virtual que los voluntarios creyeron ser controlados por una persona real (supuestos avatares) que en los grupos soportaron por un carácter de la computador o en absoluto. Además, los investigadores descubrieron que la evaluación del jurado de la prueba de tensión accionó lejos menos vergüenza y el empollamiento en los grupos de prueba dados el apoyo humano, directamente o digital. Semejantemente, fue encontrado que esta gente era mucho más rápida ofrecer ayuda y exhibió un de alto nivel de la vinculación social.

Súplica para el tacto humano

“Los resultados son también una súplica para un tacto humano en la era digital. Por otra parte, el apoyo social es un factor preventivo importante contra enfermedades tensión-relacionadas,” dice Kothgassner, ofreciendo un resumen abreviado. “En nuestro estudio, el impacto del apoyo social dado cara a cara o vía un avatar eran, en efecto, comparable. Las necesidades del tema solamente de creer que hay una persona detrás del avatar. Esto también abre nuevas perspectivas y posibilidades, determinado con respecto a las redes o a los juegos onlines sociales digitales, que salvan muchos recursos sociales y pueden también tener un efecto preventivo. A este fragmento, las acciones recíprocas digitales se deben dar más haber como factores protectores y no apenas considerar como riesgo.”

“Nuestros resultados tienen implicaciones de gran envergadura para el uso de la realidad virtual en la investigación médica y también en el contexto de usos terapéuticos,” agrega Felnhofer. Las conclusión se podían utilizar ya en la prevención de enfermedades psiquiátricas tales como depresión pero también en el tratamiento de tales desordenes vía la telemedicina u otros programas virtuales de la terapia.