El nuevo método podía ayudar a tratar la capacidad reducida del ejercicio causada por paro cardíaco

Un grupo de científicos de la universidad de Hokkaido y los colaboradores han desarrollado un método que se podría utilizar para tratar a los pacientes del paro cardíaco cuya se ha empeorado capacidad del ejercicio.

Se prevee que el encontrar ayude a desarrollar las drogas que permiten a tales pacientes recuperar capacidad del ejercicio y perfeccionar su pronóstico. El procedimiento fue realizado en ratones e implica el administrar de una proteína esencial para el incremento y el mantenimiento del sistema nervioso. Previamente, el entrenamiento del ejercicio era considerado la única manera de tratar una capacidad tan reducida del ejercicio.

Para los pacientes que sufren de paro cardíaco, la capacidad reducida del ejercicio se conecta de cerca con el pronóstico pobre, y se sabe para ser inducida por anormalidades del músculo esquelético, incluyendo la disfunción mitocondrial. Aunque el entrenamiento del ejercicio sea el único método de tratamiento, los pacientes con síntomas severos y la capacidad física limitada no pueden a menudo hacer el suficiente entrenamiento. Por lo tanto, desarrollar las drogas que pueden substituir ejercicio se considera esencial.

el factor neurotrophic Cerebro-derivado (BDNF), una proteína encontrada en granes cantidades en el cerebro, se sabe para contribuir al incremento y al mantenimiento del sistema nervioso. BDNF también se ha encontrado para aumentar de sangre y de músculos esqueléticos después de ejercicio. El grupo de investigación, incluyendo Shintaro Kinugawa, un conferenciante en el departamento de universidad de Hokkaido del remedio cardiovascular, los pacientes previamente encontrados del paro cardíaco ha reducido cantidades de BDNF en su sangre, que correlaciona con su capacidad y pronóstico del ejercicio.

Las personas presumieron que la administración de BDNF perfeccionaría la capacidad del ejercicio de los pacientes y la disfunción mitocondrial del músculo esquelético. Esta hipótesis fue probada induciendo paro cardíaco en los ratones modelo atando la arteria coronaria izquierda con una rosca. Estos ratones fueron comparados con los ratones del mando que pasaron con una operación del impostor. Dos semanas más adelante, el modelo y los ratones del mando fueron probados para las funciones del corazón y del ejercicio así como las funciones mitocondriales. Los investigadores también utilizaron un grupo separado de los ratones modelo que eran solución administrada con o sin el ser humano recombinante BDNF (rhBDNF) dos semanas después de su paro cardíaco inducido.

Dos semanas después del paro cardíaco inducido, la capacidad del ejercicio de los ratones modelo cayó al 40 por ciento de los ratones del mando, exhibiendo una función bajada de las mitocondrias del músculo esquelético. Los ratones modelo administrados con el rhBDNF recuperaron importante su capacidad del ejercicio, el áspero hasta 70 por ciento de ésos en ratones del mando, también perfeccionando importante la función de las mitocondrias del músculo esquelético.

“En un momento en que un número de gente cada vez mayor está sufriendo de paro cardíaco, estas conclusión podrían llevar eventual a este método que era adoptado para el uso clínico.” El Dr. Kinugawa declaró. “Además, los resultados se podrían aplicar a la diabetes de la invitación y a otras enfermedades crónicas, como su capacidad reducida del ejercicio se conecta a las anormalidades de las mitocondrias del músculo esquelético.”

Fuente: https://www.global.hokudai.ac.jp/blog/new-hope-for-treating-reduced-exercise-capacity-caused-by-heart-failure/