El trasplante fecal perfecciona la tripa de los pacientes de IBS

El trasplante de heces de una persona sana a un sufrimiento paciente del síndrome de intestino irritable (IBS) perfeccionó ambos síntomas de IBS y del perfil de las bacterias de la tripa.

El síndrome de intestino irritable (IBS) es una enfermedad común, que puede causar síntomas como dolores de estómago, gas excesivo, el hinchazón, la diarrea y el estreñimiento. Los síntomas incapacitan al paciente, pero a diferencia de otras enfermedades del estómago como Crohn, colitis ulcerosa o enfermedad celiaca, los doctores no conocen qué causa la enfermedad.

Los investigadores de la nutrición ahora están investigando maneras de reducir los síntomas de IBS. Muchos pacientes se benefician grandemente de seguir una FODMAP-dieta inferior, un ciclón de la dieta de ciertos hidratos de carbono que se absorban mal en el intestino, como el ajo, las lentes o las manzanas. Pues no hay “vulcanización sabida” para IBS, los investigadores también están investigando si el trasplante de las heces, qué los investigadores llaman “trasplante fecal”, de una persona sana a un paciente con IBS, podría perfeccionar la vida de cada día de estos pacientes.

La investigación en este campo sigue siendo muy nueva, y en el departamento de ciencias clínicas en la universidad de Bergen, los investigadores son primeros a investigar si el trasplante fecal no sólo reduce los síntomas de IBS, pero también tienen la potencia de cambiar el microbiota de la tripa del paciente.

“Estudios anteriores fueron limitados al efecto de investigación sobre síntomas, pero también quisimos ver si el trasplante podría cambiar importante el microbiota de los pacientes, explicamos Gülen Arslan mentimos, profesor en el centro para la nutrición, universidad de Bergen.

El setenta por ciento de los pacientes experimentados redujo síntomas

En este estudio, trasplantaron las heces a partir de un donante sano, miembro de la familia del paciente, y las colocaron en el vientre del paciente a través de gastroscopy. En gastroscopy, colocan un tubo en el paso del paciente y en el vientre. El estudio incluyó a 13 pacientes de IBS, que tiene una variante de IBS que cause principal diarrea.

Los investigadores midieron el microbiota antes del tratamiento. Los pacientes evaluaron sus síntomas a través de un cuestionario, en el día del tratamiento, de una semana, de doce semanas y de 28 semanas después del trasplante. Los investigadores midieron el microbiota de las heces de los pacientes y de los donantes, al mismo tiempo intervalos.

“Encontramos el ese 70 por ciento de los síntomas relevados experimentados los pacientes, y una mejor calidad de vida, tres meses después del tratamiento,” mentido dice.

28 semanas después del tratamiento, el efecto sobre los síntomas había disminuido. Sin embargo, cuando compararon el microbiota de la tripa de los pacientes con los temas sanos, encontraron que el microbiota de la tripa de los pacientes había cambiado importante, y eran mucho más similares al de los donantes.

Reemplazar bacterias malas por las buenas

Según mentido, el microbiota de la tripa desempeña un papel grande en cómo aserramos al hilo.

“La índice entre las diversas bacterias en nuestro estómago y el intestino produce los diversos metabilitos, que da síntomas como ésos en IBS. Nuestras conclusión indican que puede ser posible restablecer un microbiota sano en ésos que sufren de IBS.”

Sin embargo, las rayas mentidas la necesidad de más investigación sobre este tema, antes de uno pueden extraer conclusiones. Por ejemplo, el estudio ha observado solamente en el efecto que este tipo de tratamiento tiene en un tipo de pacientes de IBS, a saber ésos sufrimiento de la diarrea. La razón de es ésa, este tipo de tratamiento ha probado beneficioso para la gente que sufre del enterecolitis difficile de Clostridum de la enfermedad, que también tiene diarrea como su síntoma principal.

Más investigación a venir

En segundo lugar, del estudio realizado era muy pequeño, y no había grupos de mando, haciéndolo duro para que los investigadores eliminen el efecto del placebo.

“El cambio en el microbiota de la tripa es sin embargo conclusión objetivos,” las rayas mentidas.

Los investigadores ahora están acabando un estudio grande, seleccionado al azar del mando. En este estudio, los pacientes reciben uno de tres tratamientos del trasplante fecal, donde está placebo uno de ellos. También hacen que otro subir del estudio, sea financiado y soporta el Consejo de Investigación noruego.

“Somos curiosos ver cómo el microbiota de la tripa afecta al cerebro,” mentido decimos.

Fuente: https://www.uib.no/en