Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores determinan el objetivo terapéutico potencial para cegar ateroesclerosis temprana en progeria

Los investigadores en Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el Universidad de Oviedo han descubierto un nuevo mecanismo molecular implicado en el revelado prematuro de la ateroesclerosis en ratones con síndrome del progeria de Hutchinson-Gilford (HGPS). Por otra parte, los resultados, publicados en remedio molecular del EMBO, determinan un objetivo terapéutico potencial para esta enfermedad genética severa, que es caracterizada por el inicio prematuro de la enfermedad cardiovascular y de la muerte temprana, generalmente de un ataque o de un recorrido del corazón, entre las edades de 6 y 20 años.

Progeria es enfermedad genética muy rara causada por una mutación en el gen de LMNA. La enfermedad afecta a 400 personas estimada por todo el mundo. Los pacientes de HGPS muestran el envejecimiento acelerado conectado a un de alto riesgo de la enfermedad cardiovascular. En las palabras del líder Vicente Andrés del estudio, estudiar esta enfermedad “nos trae más cercano a un tratamiento posible para las víctimas de la enfermedad y puede ofrecer la información importante sobre el envejecimiento fisiológico normal y los factores que lo regulan.”

La ateroesclerosis es una enfermedad degenerativa en la cual el colesterol y las células inmunes acumulan en las paredes del vaso sanguíneo, formando las placas o los enchufes que obstruyen el flujo de sangre. La ruptura de placas ateroscleróticas puede accionar un infarto del miocardio o un recorrido peligroso para la vida. Muchos de los factores que aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica se pueden controlar por los cambios a la forma de vida, incluyendo una dieta sana, una actividad física, y una detención de fumar, así como del tratamiento médico. Sin embargo, el factor de riesgo principal está envejeciendo, que no puede ser modificado. Esta situación se agrava en los pacientes del progeria, cuyas arterias tienen defectos múltiples, incluyendo la baja de las células musculares lisas y la formación de placas ateroscleróticas.

Mecanismo molecular

El nuevo estudio co-fue dirigido por Vicente Andrés del CNIC y del en rojo Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) y Carlos López Otín del en de Centro de Investigación del Universidad de Oviedo. El estudio determina un mecanismo molecular implicado en el revelado acelerado de la ateroesclerosis en progeria. Además, los resultados sugieren un tratamiento farmacológico posible que reduzca la progresión de la ateroesclerosis y prolongue la vida útil de los ratones del progeroid.

Poco se sabe sobre los mecanismos que son la base de enfermedad vascular temprana en progeria porque hay tan pocos pacientes y porque los modelos animales de esta enfermedad no han desarrollado ateroesclerosis. El grupo de Vicente Andrés generó recientemente el primer modelo del ratón que recapitula la ateroesclerosis acelerada en HGPS inducido por el progerin de la proteína. Los resultados del análisis de estos ratones, publicado en 2018 en la circulación, de las células musculares lisas vasculares determinadas como objetivo posible para el tratamiento de la ateroesclerosis prematura en progeria.

Ácido de Tauroursodeoxycholic

El estudio molecular del remedio del EMBO, ofrecido en un editorial en el gorrón, muestra que “tensión en el retículo endoplásmico (tensión del ER) y la reacción revelada asociada de la proteína (UPR) está implicada en la muerte de las células musculares lisas vasculares en ratones del progeroid,” explica por primera vez a primera Magda Hamczyk autor. “Por lo tanto pensamos que los tratamientos que apuntaban estos caminos celulares de la tensión podrían ser efectivos contra enfermedad vascular en progeria.”

El equipo de investigación utilizó el ácido tauroursodeoxycholic compuesto (TUDCA), que reduce las consecuencias negativas de la activación de la tensión del ER y de los caminos de UPR. Según Vicente Andrés, el “tratamiento de los ratones del progeroid con TUDCA inhibe la progresión de la enfermedad vascular, incluyendo baja y ateroesclerosis lisas vasculares de la célula. TUDCA también prolongó la vida útil de los ratones del progeroid, que mueren de las complicaciones de la ateroesclerosis”.

Los autores concluyen que “estas conclusión abren una nueva avenida de la investigación en progeria y sugieren que TUDCA se podría utilizar para tratar enfermedad vascular en pacientes de HGPS y para ampliar su esperanza de vida.”