Las dificultades de aprendizaje en niños no se asocian siempre a anomalías visuales

Las dificultades de aprendizaje en alumnos no se asocian siempre a problemas visuales, puesto que pueden ser neurobiological o derivadas de otros cambios tales como desorden de la hiperactividad del déficit de la dislexia o de atención (ADHD). Éste es el resultado del trabajo científico realizado por la universidad del grupo de investigación de Alicante en la óptica y la opinión visual y de personas multidisciplinarias (óptico-optometristas, oftalmólogos, psicólogos, terapeuta de discurso y psiquiatra) de la policlínico de Aragón del alto en Huesca.

Este estudio es parte del proyecto de investigación desarrollado por el estudiante y el óptico-optometrista Carmen Bilbao Porta del doctorado, en colaboración con el doctorado en las ciencias David Piñero de Vision, que es también una pieza del grupo de investigación ya mencionado de la óptica del UA.

La importancia de este trabajo miente en intentar distinguir los casos de los problemas de funcionamiento de la escuela en los cuales la visión desempeña un papel dominante (defectos sin corregir de la graduación, por ejemplo) de ésos causados por los cambios producidos en el tramitación del cerebro de la información, tal como desorden de la hiperactividad del déficit de la dislexia, del dispraxia o de atención (ADHD).

Este estudio inacabado inmóvil se basa en consideraciones normalizadas a escala internacional y en una muestra que pueda ser representativa en España dada la escasez de la investigación en este campo del estudio.

Piñero acentúa que la visión es uno de los sentidos cruciales en cualquier actividad de aprendizaje puesto que el cerca de 80% de la información que nos alcanza se hace a través del sistema visual. Sin embargo, esto no debe llevarnos a pensar que cualquier problema de aprendizaje es necesariamente debido a una condición de la visión.

Los padres no deben desesperarse cuando sus niños son de malos resultados en las pseudo-terapias “que salvan” de la escuela o del centro turístico. El investigador del UA declaró que necesitamos buscar el origen de este problema con el consejo de los expertos calificados de la salud, como puede ser debido a una anomalía visual o no, y, una vez que están determinados, encontramos soluciones posibles.

Según este trabajo de investigación, la presencia de desvíos refractivos uncompensated, tales como miopía, hipermetropía, astigmatismo, o los problemas de la convergencia (dificultad en la mudanza de los aros de una manera coordinada para observar un objeto próximo) o los problemas del cercano-foco (acomodaticios) puede hacer tareas de la escuela, tales como lectura y escritura, difíciles. Sin embargo, David Piñero dijo que no debemos confundir eso con los niños que tienen ya una dificultad básica de la lectura y de la escritura y puede ser que tengamos otro tipo de causa básica.

En una primera fase del estudio, una revista crítica de la literatura científica con respecto a la visión y los problemas de aprendizaje fue realizada, encontrando da lugar a qué anomalías visuales se han encontrado en este tipo de pacientes, pero no en todos los casos. Las disfunciones oculomotoras (problemas de coordinación en los diversos tipos de movimientos de los dos aros) se han observado principal.

En una segunda parte del estudio, cuatro grupos de pacientes podrían ser fijados en el centro clínico, el uno con los niños sin problemas de aprendizaje y los otros tres correspondiente a niños con dislexia, ADHD y dispraxia, respectivamente.

El análisis de los datos confirma la presencia de configuraciones oculomotoras alteradas del movimiento en la mayoría de los grupos de pacientes con dificultades de aprendizaje, pero no en todos los casos, según este trabajo. Por lo tanto, este cambio oculomotor no causa el problema de aprendizaje sino es a veces una condición asociada.

El estudio también revela una diferencia de menor importancia en la incidencia de los problemas del cercano-foco (con la graduación correcta fijada) entre el grupo de mando y los grupos de la discapacidad de aprendizaje. Por consiguiente, no hay anomalías visuales en todos los niños con problemas de aprendizaje, tales como dislexia, ADHD y dispraxia, aunque haya una mayor tendencia a la existencia de cambios en movimientos y la convergencia oculomotores, que hace necesario analizar estos aspectos en este tipo de pacientes.

Fuente: http://ruvid.org/ri-world/study-shows-vision-is-not-always-the-cause-for-learning-disorders/