El sudor muestra la promesa para la supervisión de salud no invasor

Fabricación de una sangre, de un sudor y de desgarros revolucionarios de las tomas del biosensor.

Y saliva, naturalmente.

La universidad de profesor Jason Heikenfeld de Cincinnati examinó el potencial de éstos y de otros biofluids de probar salud humana con los sensores minúsculos, portátiles para la biotecnología de la naturaleza del gorrón.

Heikenfeld desarrolla tecnología usable en su laboratorio nuevo del dispositivo en la universidad del UC de la ingeniería y de la ciencia aplicada. Su laboratorio creó el año pasado el primer dispositivo de la contínuo-prueba del mundo que las muestras reblandecieron tan efectivo como sangre pero en una manera no invasor y durante muchas horas.

“Final, los avances tecnológicos en wearables son obligados por la biología humana sí mismo,” el estudio dijo.

Notable, muchas de las innovaciones en el campo de biosensores y de la tecnología del sudor fueron desarrolladas en Cincinnati. El primer monitor de la glucosa para la diabetes fue comercializado en la región. El inventor del primer desodorante del mundo, llamado Odorono, era médico de Cincinnati nombrado Abraham Murphey.

“Tenemos una historia tan fuerte en este campo aquí. Es realmente fascinador,” Heikenfeld dijo.

Heikenfeld ingriesa en cuenta el trabajo duro de sus personas para el éxito de su laboratorio.

“Hemos podido ir lejanos y ayunar aquí,” Heikenfeld dijo. “Resonamos con cierto tipo de estudiante. Tanto como tenemos la facultad brillante en el UC, si no tuviéramos estudiantes talentosos aquí, esta tecnología no existiría. Acabamos de hablar teóricamente sobre el potencial.”

En el artículo de la naturaleza, Heikenfeld determinó cuatro ondas del descubrimiento cuando se trata de probar salud humana. Primero, los doctores comenzaron a drenar y a expidir sangre a los laboratorios en un proceso invasor, que toma tiempo y necesitando mucho trabajo que los pacientes todavía experimentan hoy.

Comenzando alrededor de los investigadores de los años 80, incluyendo la promoción de profesor Chong Ahn de la ingeniería del UC, desarrolló los pruebas de laboratorio del punto-de-cuidado que permitieron que los doctores consiguieran resultados inmediatos. En vez de muestras del envío a un laboratorio, los doctores podrían probar las muestras ellos mismos usando los dispositivos independientes minúsculos.

El “Dr. Ahn ha estado en la vanguardia de desarrollar estos dispositivos del punto-de-cuidado,” Heikenfeld dijo.

Ahora, Heikenfeld dijo, estamos en medio de una tercera onda -- la supervisión de salud contínua con los dispositivos usables tiene gusto de ésos desarrollados en el UC. Éstos ofrecen datos en un cierto plazo así que los doctores pueden rastrear tendencias de la salud en vez de la confianza en la foto que un único análisis de sangre ofrece.

¿“Que es potente estupendo porque me informa soy que consigue mejor? Soy que consigue peor?” Heikenfeld dijo.

Eventual, el campo considerará los dispositivos implantados en la carrocería para la diagnosis a largo plazo o supervisión, él dijo. Pero los primeros investigadores tendrán que crear los sensores robustos que pueden ofrecer la información precisa sobre un marco de un tiempo mucho más largo.

“Que es el gran reto,” Heikenfeld dijo. Los “sensores son químicamente reactivos ellos mismos. No duran tan.”

Después de examinar el uso de la saliva, los desgarros y el líquido intersticial, Heikenfeld concluyeron en el artículo de la naturaleza que el sudor mantiene la mayoría de la promesa para la prueba no invasor porque ofrece la información similar como la sangre y su régimen de la secreción pueden ser controlados y midió.

En su laboratorio nuevo del dispositivo en el UC, Heikenfeld y sus estudiantes han estado creando los nuevos sensores en un remiendo usable la talla de un esparadrapo que estimula el sudor incluso cuando un paciente es fresco y el descansar. El sensor mide los analitos específicos en un cierto plazo que los doctores pueden utilizar para determinar cómo el paciente está respondiendo a un tratamiento de la droga.

Los sensores se pueden adaptar para medir cualquier cosa de las drogas a las hormonas a la deshidratación, Heikenfeld dijo.

El laboratorio creó el año pasado el primer sensor de la contínuo-supervisión del mundo que puede registrar la misma información de la salud en el sudor que los doctores para las generaciones han examinado en sangre. La piedra miliaria es notable porque el sensor contínuo permite que los doctores rastreen salud en un cierto plazo para ver si un paciente está consiguiendo mejor o peor. Y pueden hacer tan de una manera no invasor con un remiendo minúsculo aplicado a la piel que estimula el sudor por hasta 24 horas al mismo tiempo.

“Éste es el santo grial. Por primera vez, podemos mostrar aquí somos los datos de la sangre; aquí están los datos del sudor - y trabajan maravillosamente juntos,” Heikenfeld dijo.

Heikenfeld y sus estudiantes publicaron sus últimas conclusión experimentales en diciembre del laboratorio del gorrón en una viruta. El estudio del UC rastreado cómo los temas de prueba metabolizaron el etanol. El estudio concluyó que el sudor ofreció virtualmente la misma información que sangre para medir la presencia de una droga en la carrocería.

La última ruptura en el UC marcó la culminación de más de siete años de investigación, él dijo.

“Para las medicaciones, podemos utilizar el sudor para conseguir una medición exacta de concentraciones en la sangre,” Heikenfeld dijo. “Que es importante porque podemos medir una vez concentraciones de terapéutica en sangre, podemos observar la dosificación de la droga. Y eso podía hacer parecer de dosificación actual algo de la Edad de Piedra.”

Cincinnati es casera a varias compañías que estén girando las tecnologías para la droga que prescribe, al lanzamiento y a vigilar en productos comerciales. El filete incluye la salud de Assurex, habilita inyecciones y los sistemas Eccrine de Heikenfeld, donde él está cofundador y principal oficial de la ciencia.

El co-autor y el biólogo de cómputo Tongli Zhang del estudio dijeron los dispositivos como éstos ayudarán a doctores a ofrecer cuidado personalizado. Zhang es profesor adjunto en el departamento de la farmacología y de la fisiología de los sistemas en la universidad del UC del remedio.

“Usted no da a niños la misma dosis de la droga que adultos. Asimismo, podemos especificar una dosis basada en el peso de un paciente,” Zhang dijo. “Solamente algunos pacientes pudieron tener hígado o insuficiencia renal. Y otros pudieron metabolizar una droga 10 veces más rápidamente. Tan la misma dosis pudo ser ineficaz en un poco de pacientes y tóxico en otros.”

Zhang dijo que los sensores contínuos podrían cambiar tratamientos de maneras fundamentales.

“El remedio personalizado o individualizado se está convirtiendo en un trato más grande. Realizamos que es importante. Si podemos entender qué está entrando conectado en la carrocería, podemos adaptar el tratamiento por consiguiente,” él dijo.

El UC está en la vanguardia de desarrollar los nuevos biosensores que Heikenfeld piensa revolucionará la manera que rastreamos enfermedad y salud.

El “UC continúa emplear nuestra historia regional rica en diagnósticos de la revolución a través de esta tercera onda de detectar bioquímico contínuo,” él dijo.

Fuente: https://www.uc.edu/news/articles/2019/03/n2074289.html