La historia del embarazo se puede conectar a la función cognoscitiva en más viejas mujeres, hallazgos estudia

El envejecimiento cognoscitivo sano es una prioridad de la salud pública, especialmente pues la población de los E.E.U.U. crece más vieja. Hasta ahora, no mucho se ha sabido sobre el eslabón entre la historia del embarazo y la función cognoscitiva en más viejas mujeres. Un nuevo estudio encuentra que no aparece ser un eslabón. Los resultados del estudio se publican el hoy en línea en menopausia, el gorrón de la sociedad norteamericana de la menopausia (NAMS).

Hay varias características reproductivas y del embarazo que pueden tener consecuencias para los resultados de la salud más adelante en vida. Los estudios epidemiológicos anteriores han denunciado que la historia del embarazo, incluyendo edad en el primer embarazo, está asociada a los riesgos para la salud de la media vida y de la tarde-vida, incluyendo la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia, y la enfermedad cardiovascular, que se han asociado a la función cognoscitiva de la tarde-vida. Sin embargo, simple tener niños, incluso si es más adelante en vida, no aparece causar una disminución cognoscitiva.

De 16 asociaciones probadas, cuatro exposiciones del embarazo por cuatro pruebas cognoscitivas, solamente una eran estadístico importantes. Las mujeres que denunciaron nunca ser 0,12 revocados embarazadas menos palabras en la prueba que recordaba selectiva de Buschke por cada año aumentan de edad que las mujeres que nunca habían estado embarazadas. Además, no había asociaciones importantes entre el número de embarazos o edad al principio o embarazo pasado y el índice de disminución, implicando que las mujeres que esperan para tener niños más adelante en vida o para tener más niños no necesitan ser referidas sobre el efecto sobre sus capacidades cognoscitivas.

El encontrar era la base de un estudio de más de 1.000 mujeres, el 77% de quién tenía por lo menos un embarazo, alistado en el estudio de Rancho Bernardo a través de universidad de estado de San Diego. Las mujeres asistieron a una visita de la clínica entre 1988 y 1992 donde la historia del embarazo (siempre embarazada, número de embarazos, las edades al principio y embarazo pasado) fue registrada, y la función cognoscitiva fue fijada con un total de cuatro pruebas relanzadas hasta siete veces hasta el 2016.

Los resultados del estudio aparecen en historia del embarazo del artículo “y envejecimiento cognoscitivo entre más viejas mujeres: el estudio de Rancho Bernardo.”

“Examinando el cambio en la función cognoscitiva en un cierto plazo, la diferencia entre las que habían estado embarazadas comparada con los que no tenían niños era uno que menos redactan en llamada por 10 años,” dice al Dr. JoAnn Pinkerton, director ejecutivo de NAMS. “Ni la presencia o la ausencia de maternidad ni de edad posterior en el embarazo aparece afectar importante a la cognición a largo plazo.”

Fuente: https://www.menopause.org/docs/default-source/press-release/pregnancy-history-and-cognitive-aging-3-20-19.pdf