Los rotores de turbina hacen constante correcciones de menor importancia para mantener sus carrocerías rectas, los hallazgos del estudio

Quizá el ejecutarse viene fácil, cada zancada agradables y livianos. Viene quizá difícilmente, cada paso un recorrer con dificultad al acabado. Cualquier manera, el cuerpo humano es constante el calibrar, haciendo ajustes microscópicos para guardarnos de caer como nosotros fin de semana-guerrero nuestra manera a la grandeza.

Rotores de turbina constante--e inconsciente--haga las correcciones de menor importancia a su forma corriente para mantener sus carrocerías rectas, un estudio reciente ha encontrado.

“Usted puede ser que piense que el funcionamiento es apenas una repetición de pasos idénticos, y puede ser que parezca eso al aro descubierto,” dijo a Nidhi Seethapathi, autor importante del estudio. “Pero real, hay los desvíos realmente pequeños que suceso cuando usted se ejecuta, y usted tiene que corregir constante para evitar caerse hacia abajo. Nuestros músculos y nuestros sentidos no son perfectos, y ése lleva a los desvíos. Si no corrigiéramos para estos desvíos uno mismo-generados, nos caeríamos. Nuestro estudio investiga cómo la gente corrige tales desvíos.”

El estudio era parte de la tesis doctoral de Seethapathi en la ingeniería mecánica y aeroespacial en la universidad estatal de Ohio y fue publicado a principios de este mes en el eLife del gorrón. Ella ha validado desde entonces una posición postdoctoral en la Universidad de Pensilvania.

“Las tareas que su carrocería casi subconsciente tiene todos estos movimientos minúsculos detrás de ellos,” dijo a Manoj Srinivasan, co-autor del estudio y profesor adjunto de la ingeniería mecánica y aeroespacial en el estado de Ohio. “Esos pequeños movimientos eran lo que observábamos para entender.”

Para entender cómo los seres humanos funcionados con sin caer, el equipo de investigación pusieron a voluntarios en una rueda de ardilla y los tenían ejecutados en tres diversas velocidades constantes. Las personas vigilaron y midieron el movimiento en el torso de cada rotor de turbina, la colocación de cada paso y la fuerza con los cuales el tramo activa contra la tierra. Los voluntarios eran rotores de turbina medios--no teleadictos, sino no marathoners, tampoco.

Encontraron que esos rotores de turbina corregidos automáticamente para las desviaciones de menor importancia en el movimiento de sus torsos--su centro de masa--haciendo cambios ligeros al lugar cada paso aterrizado y haciendo ajustes minúsculos a la fuerza con la cual su tramo pegó la tierra. Seethapathi y Srinivasan encontraron que podrían predecir cómo los rotores de turbina cambiarían sus pasos o la fuerza observando cambia en la situación de sus torsos.

También encontraron que los rotores de turbina, generalmente, corrigieron imperfecciones en un paso por su paso muy siguiente, indicando que el cuerpo humano tiene la capacidad “de reparar” su paso corriente para tirante recto. Y su investigación mostró que las imperfecciones en una zancada corriente que habría hecho a un rotor de turbina caerse al lado fueron corregidas más rápidamente que los desvíos que habrían hecho a un rotor de turbina volar adelante o de retroceso.

Ningunos de los desvíos examinados en este estudio incluyeron factores externos--una hendidura en el pavimento, por ejemplo, o una raíz del árbol en un mástil. Pero qué mostraron era la gran capacidad del cuerpo humano para guardarse montante mientras que se movían--algo que los robots, luchan generalmente para hacer.

“Intentamos trabajar en la intersección de la robótica y del movimiento humano,” Seethapathi dijo, “en que utilizamos las métricas que se utilizan tradicionalmente en robótica en el movimiento humano y después tomamos la inspiración de seres humanos para informar al movimiento robótico.”

Las conclusión del estudio se podrían utilizar para dirigir los robots que pueden recorrer o ejecutarse sin derribarse, o construir un exoesqueleto que se mueve más intuitivo con el cuerpo humano, Srinivasan dijo.

“En términos de movimiento, seres humanos sea apenas sumamente superior a los robots actuales,” Srinivasan dijo. “Nuestra investigación es clase de ingeniería reversa el cuerpo humano para entender cómo los seres humanos y los animales controlan sus carrocerías para hacer estas tareas asombrosas. Mientras que el recorrer y el ejecutarse quizá no suenan asombrosos a la gente--porque es algo la mayoría de los seres humanos hacen casi cada día--ha habido muchos retos técnicos a hacer un robot que puede recorrer o ejecutarse sin caer, o a construir un exoesqueleto, por ejemplo, que puede ayudar a un movimiento humano del recobro mientras que se recupera de un recorrido.”

Un exoesqueleto es exactamente como lo que suena: Un esqueleto mecánico, o piezas de un esqueleto, que el desgaste de la gente para ayudar al cuerpo humano hace todo de objetos pesados de la ascensional para recuperar el movimiento después de un daño o de un recorrido.

Emplear de este estudio la investigación anterior en el laboratorio de Srinivasan que examinó el paseo de los seres humanos de las maneras.