En la banda, los doctores voluntarios luchan para ofrecer cuidado del substituto a los inmigrantes

No era los pies y los tramos del Meliza de revestimiento impetuoso que se preocuparon al Dr. José Manuel de la Rosa. Qué se refirió a él estaban las contusiones profundas debajo. Eran un signo que ella podría experimentar algo lejos más serio que una reacción alérgica.

La mamá de Meliza, Magdalena, informó al doctor que comenzó con un poco topetón. Entonces dos. En un momento, los tramos de los 5 años fueron hinchados y rojo de los codos hacia abajo.

De la Rosa notó una bola de algodón vendaje-revestida en el ladrón del codo de Meliza, un remanente del hacer sangre drenar. Durante su tiempo en la instalación de la detención de la inmigración y de la observancia forzosa de las aduanas, Meliza había sido enviado a un hospital, Magdalena explicó, acunando al niño con su marco de 5 pies. Habían funcionado con pruebas, pero ella no tenía ninguna manera de conseguir los resultados. A través de los desgarros, ella pidió ayuda. “Mi hija es mi vida,” ella le informó en español.

El doctor vería a casi docena pacientes esa tarde de marzo en su clínica de expediente dentro de un almacén cerca del aeropuerto de El Paso. Esa semana, las clínicas ad hoc similares de la comunidad tratarían centenares de gente, algunos con fríos rutinarios y virus, otros con infecciones superior-respiratorias o heridas enormes. Como Meliza, todos eran nómadas, sobre todo de America Central, un río de las familias que llegaban cada día, muchos asustados y agotados después de los días pasados en la detención del gobierno.

De la Rosa, pediatra de El Paso, es una de docenas de doctores que se ofrecen voluntariamente en banda de los E.E.U.U. - México pues el flujo de los nómadas que cruzan sin los papeles y que piden asilo toma de altura a un alto de seis años. A diferencia de ondas anteriores de la inmigración, éstos no son únicos hombres de México que observa para mezclar hacia adentro y para encontrar el trabajo. La mayoría es familias, violencia de la cuadrilla de la huida, inestabilidad política o pobreza calamitosa.

Presidente Donald Trump ha declarado una emergencia nacional en la banda meridional para liberar hacia arriba mil millones de dólares en el financiamiento para construir una pared como medio para provenir la marea de solicitantes de asilo. Lo se preveía que hiciera un aspecto en Calexico, California, el viernes para viajar a una sección de 30 pies de la cerca que fue reconstruida el año pasado.

Pero el gobierno federal no está revistiendo el costo del despliegue humanitario de la crisis en comunidades de la banda como El Paso.

En ausencia de una reacción federal coordinada, las organizaciones sin ánimo de lucro a través del alargamiento de 1.900 millas han caminado hacia adentro para ofrecer la comida, el refugio y la asistencia médica. Las ciudades fronterizas tienen gusto de El Paso, San Diego y utilizan a McAllen, Tejas, a la confianza en las caridades locales para un cierto nivel de cuidado migratorio. Pero no en los números masivos y la duración continua ahora están viendo. Mientras que los meses arrastran conectado, el trabajo está tomando un peaje financiero y emocional. Los operadores no lucrativos están drenando en donaciones, reservas financieras y la generosidad de voluntarios médicos para cubrir demanda. Algunos se preocupan este “nuevo normal” no son simple sostenibles.

“El cuidado somos con tal de que habríamos podido nunca prever, o imaginado el gastar de lo que estamos gastando,” dijo la anecdotario Melgoza, vicepresidente de los asuntos exteriores para la salud de San Ysidro, un sistema de la salud de la comunidad que ofrecía el cuidado para los nómadas que cruzaban en San Diego. Ella dijo que su clínica ha pasado casi $250.000 en tal cuidado desde noviembre.

Un peaje emocional y financiero

En octubre, la inmigración de los E.E.U.U. y la dependencia de la observancia forzosa de las aduanas cambiadas drástico cómo maneja bajas migratorias de sus instalaciones de la detención. Las familias que buscan el asilo conseguirían no más viaje que coordina de la ayuda para vivir con los parientes o los patrocinadores mientras que las reclamaciones fueron tramitadas. Puesto que el movimiento del plan de acción, millares de nómadas se ha encontrado en las ciudades fronterizas sin el dinero, la comida o una manera de comunicar con la familia. Del 21 de diciembre al 21 de marzo, liberaron a 107.000 personas de la detención del HIELO para aguardar audiencias de inmigración.

En El Paso, que ha visto un aumento del 1.689% en aprehensiones de la banda de los nómadas que viajaban con los miembros de la familia comparó con año pasado, los doctores voluntarios está proveyendo de personal una red de clínicas. Los cabritos con toses y los fríos, diarrea y el vomitar son comunes. Algunos nómadas tienen ampollas severas en sus pies que necesiten limpiar, o la diabetes que está fuera de mando porque, dicen, su insulina fue lanzada de distancia por los agentes de la patrulla fronteriza.

Para de la Rosa, éste es apenas el último trabajo de una carrera atado para confinar salud. Nacido y aumentado en El Paso, él ha desempeñado servicios en Comisión de la salud de la banda de los E.E.U.U. - México desde que presidente George Bush lo designó en 2003. Él fundaba al decano de la Facultad de Medicina de Paul L. Foster de la ciudad cuando se abrió hace una década como uno de los pocos programas en el país que requieren a todos los estudiantes tomar cursos en “español médico,” diseñado para alentar la comunicación con los pacientes de habla hispana.

Pues él incorporó el almacén-girar-refugio que igualando a finales de marzo, él arrancó su pajarita de la firma y cubrió un estetoscopio alrededor de su cuello. Él piensa que es un regalo a poder ayudar a la gente que no tendría de otra manera ninguna manera de conseguir cuidado. “No le conozco a veces si lo estoy haciendo para mí o para ella,” dije. “Está satisfaciendo tan.”

Pero los casos como Meliza están frustrando. (Sus primeros o centrales nombres en esta historia la y a otros pacientes refieren debido a sus preocupaciones que el discurso a los ambientes de noticias podría afectar a sus casos del asilo.)

Después de pasar una investigación inicial al asilo de la reclamación, habían llevado al almacén, en donde los voluntarios les dieron la comida y una base, y habían sido ayudados Meliza y su molde-madre a arreglar viaje a Carolina del Sur, en donde podrían vivir con un miembro de la familia mientras que procede su reclamación del asilo.

La erupción de Meliza comenzó mientras que estaban en la detención, Magdalena informó a de la Rosa, y cuatro días hacia adentro, le enviaron a un hospital. Pero fueron liberados de custodia antes de conseguir los resultados de la prueba. De la Rosa llamado el hospital, esperando los laboratorios ofrecería pistas si la muchacha pudo tener leucemia; Púrpura de Henoch-Schonlein, un desorden que puede estropear el riñón; o apenas una reacción alérgica. El hospital pidió a de la Rosa una excepción de la aislamiento del molde-madre, pero para el momento en que él podría volver al refugio para su firma, ella había subido a un ómnibus para Carolina del Sur. Ésa sería la horma que él vio de ella.

“El mejor que podemos hacer”

El Dr. Carlos Gutiérrez, otro pediatra de El Paso, está también desesperado para la comunicación con los doctores que trabajan dentro de las instalaciones de la detención. Cuando liberan a la gente con los problemas de salud complicados - como un hombre que apareció recientemente con una infección bacteriana carnívora y una herida tan grandes ella podría ver su hueso - los doctores voluntarios a menudo tuvo que comenzar a partir de cero, intentando determinar lo que tiene un paciente y qué tratamiento se han dado.

Para la mayor parte de los últimos cinco meses, Gutiérrez ha utilizado la hora de la almuerzo de su clínica pediátrica privada para ver a nómadas. Él trabaja en uno de varios hoteles que son alquilados por la casa del anuncio, un no lucrativo que ejecute la red principal del refugio del área.

La organización, que se financia con donaciones de organizaciones religiosas y de individuos, ha cavado profundamente, pasando más de $1 millones en hoteles en los últimos cuatro o cinco meses, su director ejecutivo dijo en una reunión del Ayuntamiento. Lucha para acomodar todo el mundo - casa del anuncio revuelta recientemente para abrir un refugio temporal de modo que 150 personas no tuvieran que dormir en un parque de la ciudad.

En su manera al hotel, Gutiérrez revisó el mensaje del texto del día del contorno del director de la organización estarían llegando cuántos refugiados ese día: 510.

Los primeros pacientes a su “clínica” - un cuarto de baño de la habitación - eran gemelos de 9 años de Guatemala. Viajaban con su molde-madre, Mirian, que dijo que ella huyó de su ciudad natal después de que los hombres locales amenazaran secuestrar a una hija si ella no pagó el dinero de protección para operar su soporte de la tortilla.

Mirian y sus hijas habían cruzado un pequeño río para alcanzar lo que ella creyó era New México, ella dijo, imaginándose que las autoridades que se rindieron serían como los turistas de los E.E.U.U. ella se había encontrado en su ciudad natal. “Allí, cuando llegan los turistas, son tan agradables. Incluso los doctores vienen ayudarnos,” ella dijo en español.

Pero no era una cálida bienvenida. Durante los seis días pasaron en custodia, una de su bronquitis contratante las hijas, ella informó a Gutiérrez. Eran sana cuando entraron, ella dijeron, pero el dormir en suelos concretos fríos y la consumición de los bocadillos escasos del jamón y del queso los rompieron hacia abajo. “Le tratan tienen gusto de usted son basura,” ella dijo.

Mirian mostró a Gutiérrez un inhalador que le habían dado en la instalación de la detención y que habían sido preguntada para cuáles era. Su otra hija había desarrollado una tos profunda y atención necesaria, ella dijo. Después de examinar a ambas muchachas, Gutiérrez mostró a Mirian cómo utilizar el inhalador. Las muchachas serían finas, él le informó que, pero con sus pulmones como congestionado como eran, puede ser que sea semanas antes de que se recuperaran.

“Significo, éste es el mejor que podemos hacer,” Gutiérrez dijo, después de prescribir un antibiótico a una niña con una infección del oído. “Podríamos hacerla mejor. Pero cuando están en nuestro cuidado, nadie está muriendo.”

Trabajo necesario

Más de dos docena personas han muerto mientras que en custodia de la inmigración bajo administración del triunfo, según un análisis reciente de las noticias del NBC. El gobierno dice que agregó enfermeras y a doctores a sus instalaciones después de que murieran dos niños en diciembre. Las autoridades de la inmigración ahora están llevando a 60 niños al día al hospital y haciendo las pantallas médicas para cada niño bajo 18, las aduanas y comisión Kevin McAleenan de los E.E.U.U. de la patrulla fronteriza dijeron durante una rueda de prensa de marzo.

Pero mucha gente todavía tiene necesidades serias sobre baja. Cuando Gutiérrez y sus colegas comenzaron estas clínicas, los significaron para llenar temporalmente un entrehierro causado por el cambio en el plan de acción del gobierno. Se pide si él piensa el trabajo voluntario sostenible, él sacudió su cabeza y suspiró. “Estoy tan cansado.”

El modelo financiero - confiando en donaciones y voluntarios - también tiene sus límites. Los solicitantes de asilo no califican generalmente para los servicios sociales, incluyendo Medicaid, antes de que les hayan concedido el asilo. En California, las negociaciones están en curso hacer alguno de los $5 millones en fondos de emergencia que el estado está pasando en la banda disponible para reembolsar las clínicas para el cuidado, según la oficina de senador Toni Atkins del estado. Los médicos en Tejas y Arizona no eran conscientes de conversaciones similares en sus estados.

El Dr. Blanca García, otro pediatra de El Paso, se ha estado ofreciendo voluntariamente algunos días a la semana desde octubre. Como muchos de los doctores, ella cita un moral y el argumento financiero para ofrecer el cuidado a los nómadas, que son en el país legalmente una vez él solicita asilo. Éstas son la gente vulnerable que no pudo buscar de otra manera cuidado, y para cada diagnosis de la infección de garganta, ella es probable previniendo una visita de sala de urgencias costosa, ella dijo.

No obstante, hay limitaciones a lo que él puede ofrecer.

Cristian, 21, y su bebé de 5 meses, Gretel, llegado un refugio de El Paso en una instalación viva ayudada anterior temprano una tarde. Él nunca había sido solo este largo con su hija, él dijo. Habían separado a su esposa - menor - de ellos en la banda, puso bajo custodia del departamento de sanidad y servicios sociales. Cristian no sabía cuándo ella puede ser que sea liberada.

Mientras que en la detención, él había pasado varias noches con Gretel en un suelo concreto en un cuarto con más que cientos otros hombres, él dijo. Él pidió a protector una mejor situación el dormir. En vez de recibir ayuda ser forzado, él dijo, lo castigó a sentarse y a mirar fijamente una pared por encima una hora mientras que Gretel lloró en sus armas.

Todavía amamantando antes de que la separaran de su molde-madre, ella chuparía en su nariz y en su camisa. Él era preocupante que ella no conseguía suficientes para comer, y que la fórmula él la daba no era tan bueno para ella como leche materna. El Dr. García le informó el bebé parecido sano.

No obstante, Cristian era ansioso, y creció apenado cada vez más pues él contó de nuevo su historia.

“El bebé será ACEPTABLE?” él pidió en español.

Ella aseguró al padre joven que él hacía todo él podría.

Esta historia de KHN primero publicó en California Healthline, un servicio del asiento de la atención sanitaria de California.

Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.