ASCO publica adultos de recomendación de la pauta a más viejos con el cáncer para recibir la evaluación geriátrica

Aunque la mayoría de los pacientes que tienen los cánceres de sangre sea más viejos adultos, componen solamente un pequeño porcentaje de participantes en las juicios clínicas que llevan a las nuevas terapias. Eso es porque los métodos estándar de la investigación usados en oncología (remedio del cáncer) no son ideales para determinar ciertas vulnerabilidades conectadas al envejecimiento, tal como tener enfermedades crónicas múltiples y ser frágiles.

Para ayudar a remediar esa situación, la sociedad americana de la oncología clínica (ASCO) publicó una pauta que recomendaba que más viejos adultos que hacen que el cáncer reciba una evaluación geriátrica para ver si están en el riesgo creciente para experimentar efectos secundarios de la medicación y otras complicaciones del cáncer y de su tratamiento. Recientemente, las personas de investigadores examinaron a más viejos adultos que tienen cáncer para ver si su capacidad de manejar actividades diarias según lo medido por estas evaluaciones fue conectada a tirante más largo activo. Las personas publicaron su estudio en el gorrón de la sociedad americana de la geriatría.

Una parte fundamental de la evaluación geriátrica es determinar como de bien un más viejo adulto realiza las actividades básicas de la vida del diario (ADLs). Éstos incluyen el baño, alinear, conseguirse de una silla a la base (y vice versa), la consumición, la preparación, y usar del retrete. La evaluación geriátrica también tiene en cuenta una capacidad de un más viejo adulto de realizar actividades instrumentales de la vida del diario (IADLS), o las actividades necesarias para que vivan en sus los propio en la comunidad. Estas actividades incluyen las compras, preparando comidas, quehacer doméstico, tomando la medicación, y manejando sus finanzas.

Los investigadores estudiados cómo la ejecución de actividades diarias fue conectada a la supervivencia y también al uso de la asistencia médica para los adultos que vivían con el cáncer y envejeció 75 años y más viejo. Los investigadores sospecharon que el no poder realizar sus actividades diarias significaría índices más altos de muerte y de visitas inesperadas al departamento de emergencia (ED) y admisiones al hospital.

Los participantes incluyeron a 464 personas que por término medio eran casi 80 años; el 65 por ciento era masculino. Trataron a todos los participantes para los cánceres de sangre, incluyendo leucemia, mieloma múltiple, y linfoma, en el Dana-Farber Cancer Institute en Boston. El cerca de 38 por ciento de los participantes tenía una forma agresiva del cáncer de sangre.

De los participantes, el 11 por ciento denunció que él tenía problema con por lo menos un ADL y el casi 27 por ciento tenía problema el realizar por lo menos de un IADL.

Los investigadores también observaban a un grupo de 318 participantes que habían visitado el ED o tenían hospitalizaciones imprevistas. De ellos, el 17 por ciento tenía por lo menos una visita del ED y el 19 por ciento tenía por lo menos una hospitalización imprevista. Las cinco causas mas comunes de la hospitalización eran pulmonía, fiebre, la sepsia (el término médico para una infección de la sangre), dolor, y insuficiencia cardiaca congestiva.

Para sus conclusión principales, los investigadores denunciaron que los participantes que tenían problema el realizar por lo menos de un IADL tenían un riesgo más alto para la muerte, ED visitan, y las hospitalizaciones imprevistas. Este riesgo no fue afectado por cómo es viejo eran, si tenían otras enfermedades crónicas, cómo es agresivo eran sus cánceres, o la intensidad de su tratamiento contra el cáncer.

Cuál es más, los investigadores encontraron que muchos de los pacientes que eran relacionados en la ejecución de su IADLS (significado ellos confiaron en ayuda de otras) también tenían índices más altos de condiciones relativas a la edad, tales como memoria publican, los problemas con movilidad, y las sensaciones de la soledad o de la depresión. Los investigadores concluyeron de su estudio que es no sólo importante preguntar por la función más viejos adultos con el cáncer de sangre pero a también revisa para las condiciones relativas a la edad que podrían funcionamiento de límite. Tratar estas otras condiciones para perfeccionar la función pudo ayudar a más viejos adultos mejor a tolerar la tensión de los cánceres de sangre y su tratamiento, los investigadores sugeridos.

Fuente: https://www.healthinaging.org/blog/older-adults-with-blood-cancers-how-they-fare/