Los científicos visualizan las células inmunes que luchan el cáncer de sangre por primera vez

Cuando el cáncer escape el sistema inmune, nuestras defensas se hacen impotentes y no pueden luchar contra la enfermedad. Las células de T quiméricas del receptor del antígeno (células de T del VEHÍCULO) representan una estrategia prometedora de la inmunoterapia, desarrollada con el objetivo de abordar tumores de frente. Pero el acontecimiento de la recaída en algunos pacientes sigue siendo un reto. Los científicos en el Institut Pasteur han determinado la función exacta de las células de T del VEHÍCULO a fin de optimizar las terapias futuras.

Una de las estrategias usadas para combate el cáncer se basa en la modificación de los linfocitos del T del paciente (también conocidos como células de asesino naturales) para hacer que reconocen la molécula CD19 del objetivo expresada por el tumor, de modo que puedan eliminarlo. Las juicios clínicas han demostrado ser notable efectivas, llevando al uso de esta técnica en adultos y niños de tratar el cáncer de sangre (los linfomas y leucemia del linfocito B). Pero algunos pacientes sufren recaídas. Para perfeccionar terapias en futuro, los científicos del Institut Pasteur se establecieron para aclarar los funcionamientos exactos de las células de T del VEHÍCULO.

Los funcionamientos internos de la inmunidad

Cazaux y Capucine marinos Grandjean, así como sus colegas en la dinámica de la unidad de las inmunorespuestas (Institut Pasteur/Inserm) llevada por Felipe Bousso, en colaboración con los científicos de las universidades de Manchester (Reino Unido) y de Leiden (NL), visualizaron las células de T del VEHÍCULO luchando un tumor por el primer tiempo. Usando in vivo una técnica de proyección de imagen de alta resolución nueva, observaron la médula de ratones con linfoma. Esto les permitió investigar el comportamiento total de las células de T del VEHÍCULO y visualizar en tiempo real las acciones recíprocas entre las células de T del VEHÍCULO y el tumor, así como la muerte del tumor (reflejada usando una técnica ingeniosa que cambia el color de células cancerosas después de que mueran). Incluso si algunas células de T del VEHÍCULO son más activas que otras, demostraron que un linfocito T del VEHÍCULO es generalmente capaz directamente de matar a una célula del tumor en el plazo de aproximadamente 25 minutos de reconocer su objetivo.

El papel dominante de las células de T del VEHÍCULO en el combate contra cáncer

Las “simulaciones matemáticas basadas en nuestros datos experimentales confirman que la eficacia de las células de T del VEHÍCULO está basada sobre todo en su capacidad de contratar y de matar directamente a la célula cancerosa bastante que reclutando otras células inmunes al sitio del tumor,” explican a Felipe Bousso. Estas simulaciones también demostraron que el número de células de T del VEHÍCULO que puedan infiltrar la médula desempeña un papel principal en eficacia del tratamiento.

Un obstáculo importante para esta infiltración es que las células de T del VEHÍCULO en la circulación sanguínea encuentran las células del tumor y los linfocitos de B que también expresan el objetivo CD19. Las personas observaron que las células de T del VEHÍCULO forman los agregados celulares que se atrapan en la circulación pulmonar, previniendo su migración al sitio del tumor. Reducir el número de células que expresaban CD19 antes de la inyección de las células de T del VEHÍCULO perfeccionó importante la supervivencia total de los ratones.

La investigación también reveló diferencias en nivel de actividad dependiendo del sitio anatómico. La actividad del VEHÍCULO T era más fuerte en la médula que en otros sitios del tumor (e.g los ganglios linfáticos), permitiéndole ejercer la presión selectiva en las células del tumor y dando por resultado la aparición de las células que expresaban no más CD19.

“Determinando los puntos fuertes y débiles de las células de T del VEHÍCULO en la acción, esta investigación abre las nuevas avenidas para explotar y optimizando la actividad de las células de T del VEHÍCULO en pacientes,” concluye a Felipe Bousso.

Fuente: https://www.pasteur.fr/en/research-journal/news/immune-cells-fighting-blood-cancer-visualized-first-time