La terapia de la exposición prolongada es más efectiva en tratar a veteranos con PTSD, desorden del uso del alcohol

La terapia de la exposición prolongada es más efectiva en tratar PTSD que el seguro que buscaba, una terapia de las habilidades que hacía frente, para los pacientes que también tienen desorden del uso del alcohol, encontró un estudio de sistema sanitario del VA San Diego. Las conclusión ofrecen la dirección importante para los clínicos en el sistema sanitario del VA, que cuida para muchos veteranos que hacen frente a PTSD y a la consumición del problema.

Los investigadores compararon a los pacientes que fueron dados el tratamiento del alcohol integrado y de exposición prolongada con ésos alcohol integrado dado y tratamiento de las habilidades que hacía frente. Ambos tratamientos redujeron síntomas de PTSD y la consumición pesada. Pero los pacientes que recibían terapia de la exposición prolongada tenían muescas importante más inferiores en una dimensión de síntomas de PTSD. Los investigadores concluyeron que la terapia de la exposición prolongada se debe ofrecer a los pacientes con PTSD siempre que sea posible, incluyendo a los pacientes con desorden del uso del alcohol.

Los resultados aparecerán en la aplicación del 24 de abril de 2019 la psiquiatría del JAMA.

El estudio fue llevado por el Dr. Sonya norman, investigador en San Diego VA, director del programa de la consulta de PTSD para el centro nacional para PTSD, y profesor de la psiquiatría en la Universidad de California San Diego. El normando explicó que los resultados podrían llevar para mejorar el tratamiento para PTSD. “La investigación no está mostrando preocupaciones que los pacientes de PTSD con desorden del uso del alcohol no pueden manejar la exposición para ser verdades,” ella dijo. “El takeaway principal del estudio para mí es que podemos hacer una deservicio a los veteranos si no les ofrecemos los mejores tratamientos que tenemos disponible para PTSD, tal como exposición prolongada.”

PTSD y el desorden del uso del alcohol ocurren común juntos. Un estudio 2011 de los investigadores del centro médico de San Francisco VA encontró que ese 55% al 75% de los veteranos de Iraq y de Afganistán que recibían cuidado con el VA que tenía un desorden del uso del alcohol o de la substancia también tenían una diagnosis de PTSD o de la depresión. Se conectan a los problemas psiquiátricos y personales. La gente con PTSD y desorden del uso del alcohol tiende a tener períodos más cortos de la abstinencia de la consumición. Ella también tiene un mayor riesgo de suicidio y de falta de vivienda, así como problemas más legales y más psicológicos, que gente con solamente una de las condiciones.

La terapia de la exposición prolongada se considera un patrón oro para el tratamiento de PTSD. En esta psicoterapia, los pacientes se acercan gradualmente a memorias, a sensaciones, y a las situaciones relacionadas con su trauma. La meta está para que puedan hacer frente a las memorias y a los pensamientos relacionados con el trauma sin accionar ansiedad y la tensión.

Mucha investigación ha mostrado terapia de la exposición prolongada para ser el tratamiento más efectivo para PTSD. Sin embargo, no ofrecen muchos pacientes con PTSD y desorden del uso del alcohol el tratamiento, según los investigadores. Los terapeutas se refieren a menudo que la exposición a las memorias traumáticas puede llevar a la consumición creciente.

Seguro que busca, una psicoterapia extensamente validada para PTSD de co-ocurrencia y desorden del uso del alcohol, focos en habilidades que hacen frente bastante que la exposición. El pensamiento es ése que establece seguro con habilidades mejor que hacen frente es la primera prioridad, y eso que saca memorias traumáticas demasiado temprano puede ser dañino--y puede accionar la consumición.

Para comparar las dos aproximaciones, los investigadores reclutaron a 119 pacientes con PTSD y desorden del uso del alcohol. Dieron un grupo terapia integrada de la exposición prolongada, y dieron un segundo grupo seguro que buscaba. Ambos tipos de intervención del comportamiento cognoscitiva incorporada del tratamiento para el alcohol utilizan desorden junto a la psicoterapia de PTSD.

Ambas intervenciones llevadas a menos días de consumición pesada y de una disminución de síntomas de PTSD, según lo medido por el clínico administraron PTSD Scale-5. Mientras que ambos tratamientos bajaron síntomas de PTSD, los pacientes que recibieron la exposición prolongada tenían muescas importante más inferiores del síntoma de PTSD, así como índices más altos de remisión de PTSD.

Inmediatamente después del tratamiento, el 22% de pacientes de la exposición prolongada habían logrado la remisión de PTSD, comparada con el 7% en el grupo de las habilidades que hacía frente. Tres meses después del tratamiento, esos números eran los 25% comparado con el 6%. Después de seis meses, los 33% de pacientes de la exposición prolongada estaban en la remisión, mientras que era el solamente 15% de pacientes de las habilidades que hacían frente.

Los pacientes en ambos grupos denunciaron niveles de la satisfacción con su tratamiento. Los pacientes en ambos grupos también tenían menos días de consumición pesados después del tratamiento. Esta reducción en la consumición no era importante diferente entre los grupos, contrariamente a las expectativas de los investigadores. Especulan que este resultado podría ser debido a la semejanza entre las intervenciones del comportamiento cognoscitivas usadas para cada grupo. Aunque el grupo de la exposición prolongada no tuviera consumición menos pesada que las habilidades que hacen frente agrupan pues los investigadores preveídos, terapia de la exposición no llevaron a la consumición creciente, tantos expertos en la materia pudieron pensar que.

Los resultados muestran que la terapia de la exposición prolongada es más efectiva en tratar PTSD que el tratamiento sin la exposición sin importar si los pacientes también tienen desorden del uso del alcohol, dice a los investigadores. Concluyen que muchos pacientes pueden no conseguir el tratamiento más efectivo debido a su desorden del uso del alcohol.

La terapia de las habilidades que hace frente todavía tiene sus aplicaciones, según los investigadores. La terapia de las habilidades que hace frente puede ser útil cuando los pacientes rehusan la exposición prolongada o cuando la exposición prolongada no está disponible, pero los investigadores dicen que sus resultados sugieren que la exposición prolongada sea la primera línea del tratamiento para los pacientes con PTSD y desorden del uso del alcohol.

La investigación en terapia de la exposición prolongada continúa. “El escenario siguiente de esta investigación,” explicó normando, “es aprender cómo hacer la exposición prolongada aún más efectiva para los pacientes con PTSD y desorden del uso del alcohol. Ahora estamos conducto un estudio donde estamos combinando la medicación para ayudar a reducir el beber con la exposición prolongada para ver si la combinación ayuda a la exposición prolongada y a la ventaja completas de los pacientes aún más del tratamiento.”

Fuente: https://www.research.va.gov/currents/0419-Study-confirms-value-of-prolonged-exposure-therapy-for-Vets-with-PTSD-and-alcohol-problems.cfm