Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los veteranos, las piezas del servicio del activo-servicio con PTSD y el mTBI tienen amygdalas más grandes, estudio de los hallazgos

Un nuevo estudio encuentra que los veteranos y el activo-servicio abastecen a piezas con PTSD combate-relacionado y la lesión cerebral traumática suave tenía amygdalas más grandes--la región del cerebro que tramita las emociones tales como miedo, ansiedad, y la agresión--que ésos con solamente las lesiones cerebrales.

Las conclusión aparecieron 25 de abril en línea en el gorrón de la rehabilitación del traumatismo craneal.

Con proyección de imagen de resonancia magnética, los investigadores encontraron que los izquierdos correctos y del amygdala en gente con PTSD combate-relacionado y la lesión cerebral traumática suave (mTBI) eran más grandes que ésos en gente con solamente el mTBI combate-relacionado. El amygdala es una sección almendra-dada forma del tejido en la porción temporal del cerebro y es dominante a accionar síntomas de PTSD.

Los investigadores advierten que las conclusión fueron basadas en un estudio de observación y por lo tanto no pueden probar un lazo de la causa-efecto--solamente una correlación.

El estudio incluyó 89 veteranos y el personal militar del activo-servicio, alrededor de un tercero de quien tenía PTSD y mTBI. El descanso formó al grupo de mando suave-TBI-SOLAMENTe. Una lesión cerebral traumática suave también se conoce como conmoción cerebral.

“Éste es el encontrar estructural intrigante, dado el papel del amygdala en los síntomas [neurofisiológicos] estimulantes atestiguados en bajas del mTBI combate-relacionado y PTSD,” los investigadores escriben. La “posterior investigación es necesaria determinar si la talla del amygdala se podría utilizar para revisar a gente en riesgo de PTSD, o si podría ser utilizada para vigilar [la eficacia de soluciones médicas].”

El autor importante del estudio, el Dr. Mingxiong Huang, es científico neuroimaging en el sistema sanitario del VA San Diego. Él dice que el encontrar de un amygdala más grande en veteranos con PTSD combate-relacionado y el mTBI era una broca de una sorpresa.

Una “cierta investigación anterior de PTSD mostrada disminuye en el volumen del amygdala basado en la suposición de una baja de la talla debido a los daños,” dice a Huang, también profesor en el departamento de la radiología en la Universidad de California San Diego (UCSD). El “nuestro encontrar del volumen creciente del amygdala parece apuntar a diversos mecanismos, tales como una exposición al miedo y a la tensión repetidores.”

Tal exposición, él agrega, puede llevar a un incremento anormal de las redes neuronales dentro del amygdala, un revelado que se ha denunciado en los estudios animales pero no se ha explorado completo en estudios humanos de PTSD. Más estudia la participación de la gente con el no-combate PTSD es necesario generalizar esto que encuentra a otros tipos de PTSD, él observa.

Un co-autor del papel, el Dr. Douglas Chang, es médico e investigador en VA San Diego.

“El amygdala está implicado con el tramitación de la opinión de la amenaza y despertar y con la conexión de la emoción para experimentar de maneras complejas,” dice a Chang, que es también profesor de la cirugía ortopédica en el UCSD. “Un volumen más grande del amygdala puede ser un signo de la hiperactividad con una red neuronal aumentada. Pero no sabemos si esto es una tentativa al lado del cerebro de hacer frente a PTSD o si el incremento y la ampliación está causando síntomas, como una tormenta eléctrica.”

Él agrega: “La situación puede también asemejarse a la formación del tejido de la cicatriz en piel. ¿Está esto una reacción ordenada al lado de la carrocería para curarse, o es el ir del tejido de la cicatriz sin control y formación de un área grueso desfigurada? Otra posibilidad es que este estudio determinó simple a la gente en peligro para PTSD con una condición preexistente: un amygdala aumentado.”

PTSD Combate-relacionados y el mTBI están llevando preocupaciones de la atención sanitaria en veteranos y piezas del servicio. No es inusual para que ambas condiciones ocurran en la misma persona, sobre la base de pruebas de un corte transversal de estudios. Algunos de los síntomas son similares, por ejemplo la depresión, ansiedad, insomnio, fatiga, y los cambios en memoria y la concentración. Sin embargo, los efectos de PTSD y del mTBI sobre caminos de los nervios en el cerebro, así como el impacto de la coexistencia de los dos, no se entienden completo.

Los científicos en el estudio de Huang conducto la prueba en VA San Diego y en dos bases del Cuerpo del Marines en California. Midieron el volumen intracraneal, una estadística dominante usada para analizar la talla del cerebro y de las regiones del cerebro, especialmente en casos de enfermedades neurodegenerative.

La talla del amygdala derecho era el 0,122 por ciento de volumen total del cerebro, por término medio, en el grupo con el mTBI y PTSD. Era el 0,115 por ciento en la cohorte con solamente el mTBI. La talla del amygdala izquierdo era el 0,118 por ciento de volumen del cerebro en ésos con el mTBI y PTSD, comparado con el 0,112 por ciento en el grupo del mTBI. Los investigadores encontraron ambas diferencias para ser “estadístico importantes.”

Las personas de estudio también examinaron el caudado, el hipocampo, la corteza anterior del cingulate, y la corteza cerebral. Esas regiones del cerebro, como el amygdala, están en el sistema límbico, que controla emociones básicas, incluyendo miedo, placer, y la cólera. Los investigadores no encontraron ninguna diferencia “estadístico importante” en esas regiones, sugiriendo que solamente los cambios en el amygdala están conectados a los síntomas de PTSD en gente al mTBI, según Chang.

Los autores del estudio dicen que las conclusión tienen varias implicaciones para la investigación y el tratamiento.

“Para poder ver una diferencia estructural entre estas dos cohortes y en este escenario de PTSD apunta realmente algo que continúa con el amygdala,” Chang dice. ¿“Podemos utilizar esto como herramienta de la investigación para determinar a gente a riesgo? Ésta es quizá una reacción adaptante que podemos vigilar y utilizar para rastrear diversas clases de aproximaciones del tratamiento de la salud mental. La yoga es quizá útil, meditación del mindfulness es quizá útil, ejercita quizá es útil. Quizás hay las drogas que pueden proteger alguien contra estos traumas o ayudar a perfeccionar sus condiciones. Para poder determinar algo que se cambia de una manera cuantitativa es asombroso. Abre la puerta en muchas posibilidades para ayudar a tratar este problema.”