Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La radioprotección anterior vía el inhibidor de EGLN perfecciona supervivencia en modelo del ratón del cáncer pancreático

Fondo: La administración del inhibidor FG-4592 de EGLN antes de la radioterapia ablativa ofreció la protección contra la extracción de aire gastrointestinal fatal y perfeccionó supervivencia en un modelo del ratón del cáncer pancreático unresectable.

Gorrón en el cual el estudio fue publicado: Investigación de cáncer, un gorrón de la asociación americana para la investigación de cáncer

Autor: Cullen Taniguchi, Doctor en Medicina, doctorado, profesor adjunto de la oncología de la radiación en El Doctor en Medicina centro de la Universidad de Texas del cáncer de Anderson

Antecedentes: La cirugía se requiere para el tratamiento curativo del cáncer pancreático, con todo la mayoría de pacientes con esta enfermedad tiene tumores unresectable, dijo a Taniguchi. Mientras que la radioterapia puede ser una opción futura a la cirugía en esta población de pacientes, la dosis requerida de la radiación para tratar efectivo la enfermedad puede dañar los órganos vecinos, que pueden llevar a la extracción de aire e incluso a la muerte gastrointestinales, él explicó. “Este estudio conducto para entenderlo si era posible proteger los intestinos contra daño de radiación para dar suficiente radiación a efectivo trata el cáncer pancreático unresectable,” dijo.

Las células hipóxicas inducen una reacción regeneradora potente, dando por resultado la protección del tejido, Taniguchi dijo. La “inhibición de EGLN imita hipoxia, permitiendo que nos aprovechemos de la reacción curativa de este fenómeno sin real la privación de la célula del oxígeno,” él explicó.

Cómo el estudio conducto y resulta: La hipoxia del tumor es una característica de muchas células cacerígenas que puedan llevar a la progresión y a la metástasis de la enfermedad y sean especialmente frecuentes en cáncer pancreático, Taniguchi observó. Los investigadores encontraron que los tumores pancreáticos murine eran ya altamente hipóxicos y agregar FG-4592 no indujo hipoxia adicional; sin embargo, en los tejidos murine normales, que no son hipóxicos, agregar el inhibidor de EGLN imitó efectivo hipoxia y protegió el tejido.

Para determinar si la administración de FG-4592 podría perfeccionar la supervivencia que seguía radioterapia ablativa, los investigadores destinaron 70 ratones que soportaban los tumores pancreáticos espontáneos, palpables uno de cuatro tratamientos: vehículo solamente, FG-4592 solamente, vehículo más la radioterapia, y FG-4592 más la radioterapia. FG-4592 y el vehículo fueron administrados oral, y los tratamientos de la radioterapia consistieron en 15 fracciones a un campo limitado del tumor que sumaba el gris 75.

Totales, los ratones tratados con radioterapia con la radioprotección anterior vía FG-4592 tenían la supervivencia total mediana más alta (43 días); no se observó ninguna extracción de aire gastrointestinal. Los ratones tratados con radioterapia sin la radioprotección habían disminuido la supervivencia total mediana (36 días), y la extracción de aire gastrointestinal fatal fue observada en el 56 por ciento de ratones en esta cohorte. La diferencia en supervivencia total entre estos dos grupos era estadístico importante.

Entre los ratones que no recibieron la radioterapia, el tratamiento con FG-4592 aumentó la supervivencia total mediana comparada al vehículo solamente (29 días comparado con nueve días, respectivamente).

Los comentarios del autor: “El hecho de que el tratamiento con FG-4592 solo aumentara supervivencia en los ratones que abrigaban el cáncer pancreático era el encontrar asombrosamente,” dijo a Taniguchi. “Estamos investigando activamente este resultado, y una hipótesis preliminar es que la inhibición de EGLN puede modular el sistema inmune y contribuir a este efecto terapéutico,” él agregó.

“Nuestro estudio del prueba-de-concepto ilustra que dosis más altas de la radioterapia pueden perfeccionar resultados en cáncer pancreático unresectable mientras la toxicidad del tratamiento se reduzca con un protector de la radiación,” dijeron a Taniguchi. “Pues la toxicidad es un factor de limitación importante de tratamiento contra el cáncer, la protección de tejidos normales contra daño de radiación es un concepto importante en el campo de la oncología que autoriza la atención adicional,” él observó.

“Mientras que utilizamos los inhibidores de EGLN en nuestro estudio, queremos acentuar que la radioprotección no está limitada a esta clase de drogas,” Taniguchi conocido. “Esperamos que nuestros resultados estimulen más investigación en esta área.”

Limitaciones del estudio: Taniguchi observó que una limitación importante en este estudio preclínico del ratón era que no se administró ninguna quimioterapia, que sería considerada asistencia estándar en seres humanos antes del lanzamiento de la radioterapia. “En este estudio preliminar, aserrábamos al hilo que la adición de la quimioterapia pudo complicar la pregunta clave si podríamos dar una dosis ablativa de la radiación a los tumores pancreáticos sin mortífero el daño del pequeño intestino,” de Taniguchi explicó. “Como tal, los experimentos futuros con quimioterapia clínico relevante, tal como FOLFIRINOX o gemcitabine, necesitarán conducto en ratones antes de iniciar una juicio clínica,” él agregó.