El estudio al sudoeste de UT sugiere porqué UTIs tiene alto régimen de la repetición en mujeres posmenopáusicas

Un estudio al sudoeste de UT sugiere porqué las infecciones de vías urinarias (UTIs) tienen un tan alto régimen de la repetición en mujeres posmenopáusicas - varias especies de bacterias pueden invadir las paredes del diafragma.

El tratamiento de UTI es la razón más común de recetas antibióticos en más viejos adultos. Debido a la incidencia de UTIs, el impacto social es mil millones altos y del tratamiento de los costos de dólares anualmente.

“UTI periódico (RUTI) reduce calidad de vida, pone una carga importante en el sistema sanitario, y contribuye a la resistencia antimicrobiana,” dijo al Dr. Kim Orth, profesor de la biología molecular y de la bioquímica en UTSW y autor mayor del estudio, publicado en el gorrón de la biología molecular.

La investigación demuestra que varias especies de bacterias pueden trabajar su manera dentro de la superficie del diafragma humano, llamada el urothelium, en pacientes de RUTI. La diversidad bacteriana, resistencia antibiótico, y la inmunorespuesta adaptante toda desempeña papeles importantes en esta enfermedad, el estudio sugiere.

“Nuestras conclusión representan un paso en la comprensión de RUTIs en mujeres posmenopáusicas,” dijo al Dr. Orth, también investigador del Howard Hughes Medical Institute prestigioso que detiene al conde A. Forsythe Chair en ciencia biomédica y es un W.W. Caruth, escolar del Jr. en la investigación biomédica en UTSW. “Necesitaremos utilizar métodos con excepción de los antibióticos para tratar esta enfermedad, como ahora observamos tipos diversos de bacterias en la pared del diafragma de estos pacientes.”

Desde el advenimiento de antibióticos en los años 50, los pacientes y los médicos han confiado en los antibióticos para el tratamiento de UTI.

“Pues continuó el tiempo, sin embargo, han emergido las entregas antibióticos importantes de la alergia y de la resistencia, llevando a las situaciones muy desafiadoras y complejas para las cuales se dejan pocas opciones del tratamiento y su vida puede estar en la línea,” dijo al Dr. Felipe Zimmern, profesor de la urología y autor co-mayor. “Por lo tanto, esta nueva carrocería de datos en las mujeres afectadas por RUTIs ejemplifica lo que puede lograr una colaboración multidisciplinaria ir hacia adelante y hacia atrás entre el laboratorio y la clínica.”

UTIs es uno de los tipos mas comunes de infecciones bacterianas en mujeres, explicando el casi 25 por ciento de todas las infecciones. La repetición puede colocar a partir del 16-36 por ciento en mujeres premenopausal al 55 por ciento después de la menopausia. El pensamiento de los factores para impulsar regímenes más altos de UTI en mujeres posmenopáusicas incluye prolapso pélvico del órgano, la diabetes, la falta de estrógeno, la baja de lactobacilos en la flora vaginal, y la colonización creciente de los tejidos que rodean la uretra por Escherichia Coli (Escherichia Coli).

El último emplear de las conclusión décadas de descubrimientos clínicos de UTI por el Dr. Zimmern, que sugirió la colaboración al Dr. Orth, junto con otros colegas del sistema de UT.

Las personas de UTSW, que los investigadores incluidos de la biología molecular, de la patología, de la urología, y de la bioquímica, las bacterias examinadas en diafragma hacen una biopsia a partir de 14 pacientes de RUTI que usan marcadores fluorescentes apuntados, una técnica que no había sido utilizada para buscar bacterias en tejido humano del diafragma.

“Las bacterias que observamos pueden infiltrar profundamente en el tejido de la pared del diafragma, incluso más allá de la capa del urothelium,” dijo primero y el Dr. co-correspondiente Nicole De Nisco, profesor adjunto del autor de ciencias biológicas en UT Dallas que inició esta investigación como becario postdoctoral en laboratorio del Dr. Orth. “También encontramos que la inmunorespuesta adaptante es muy activa en el ser humano RUTIs.”

El tejido humano que llegaba hasta era llave, la nota de los investigadores, pues el campo ha confiado en gran parte en los modelos del ratón que se limitan a las vidas útiles de 1,3 a 3 años, dependiendo de la raza.

“La mayor parte del trabajo en la literatura se ha ocupado de la edad 25 a 40 de las mujeres,” dijo al Dr. Zimmern, que espera la silla de Felecia y de Juan Caín en la salud de las mujeres, establecida recientemente en su honor. “Ésta es las pruebas directas en las mujeres posmenopáusicas afectadas con RUTIs, un segmento de nuestra población que ha crecido con el envejecimiento de nacidos en el baby boom y la esperanza de una vida más larga en mujeres.”

Los estudios futuros se centrarán en la determinación de técnicas efectivas para quitar estas bacterias e inflamación crónica del diafragma, encontrando nuevas estrategias para aumentar la reacción del sistema inmune, y estableciendo claramente los diversos patógeno bacterianos implicados en RUTIs.

Fuente: https://www.utsouthwestern.edu/newsroom/articles/year-2019/postmenopausal-uti.html