La nueva herramienta rompe la nueva base para fijar funciones vitales de la atención primaria

Hay varias dimensiones de fijar aspectos de la atención primaria, pero una nueva nueva base de los interruptores de la dimensión combinando experiencias de pacientes, clínicos, y pagadores y permitir al reportero más informado--el paciente--para fijar las funciones vitales de la atención primaria que se faltan a menudo.

Los investigadores pidieron las muestras muchedumbre-originarias de 412 pacientes, de 525 clínicos de la atención primaria y de 85 pagadores de la atención sanitaria para describir qué ofrece valor en la atención primaria, después pidieron a 70 atenciones primarias y expertos de los servicios médicos discernimientos adicionales. Las personas multidisciplinarias analizaban estos datos cualitativos para desarrollar un equipo de items paciente-denunciados.

La dimensión Persona-Centrada resultante de la atención primaria representa sucinto la extensión amplia de la atención primaria, con 11 dominios cada uno representado por un artículo solo: accesibilidad, comprensión, continuidad, integración, coordinación, lazo, defensa, contexto de la familia, contexto de la comunidad, promoción de la salud, y cuidado meta-orientado. Mientras que las dimensiones existentes evalúan la experiencia del lanzamiento de cuidado basada solamente en procesos y resultados clínicos, la nueva dimensión se centra en los aspectos del cuidado que contribuyen a las opiniones pacientes de la integración, dando prioridad, y personalizando a funciones de la atención primaria.

Esta capacidad de fijar atención primaria en conjunto y a través de la lente del paciente hace la dimensión Persona-Centrada de la atención primaria única y significativa, el estado de los autores. Anticipan que la nueva dimensión, que reduce carga de la medición, complementará dimensiones existentes y se puede utilizar en la investigación y la mejoría de calidad para entender los mecanismos por los cuales la atención primaria afecta a los resultados para los pacientes, los sistemas sanitarios y las poblaciones.

Fuente:

Academia americana de médicos de cabecera