El estudio explora cómo la exposición a los gatillos potenciales puede aumentar el riesgo de diabetes del tipo 1

Un nuevo estudio ha investigado cómo la exposición a ciertos gatillos puede aumentar el riesgo de diabetes del tipo 1.

Los investigadores del instituto de Westmead para la investigación médica están observando un arsenal de los gatillos potenciales que podrían aumentar el riesgo de diabetes del tipo 1. Los resultados de un estudio reciente han mostrado cómo la exposición al coxsackievirus puede aumentar este riesgo. Coxsackievirus es un virus común que causa enfermedades incluyendo miocarditis, la mano, la fiebre aftosa y la gastroenteritis.

El estudio descubrió que una hipoxia llamada dominante del factor de la transcripción (las proteínas que ayudan a girar genes específicos con./desc.) factor inducible 1 alfa (HIF-1A) está detrás de este aumento en riesgo. Los investigadores encontraron que los ratones que faltaban HIF-1A en las células beta (β-células) tenían un riesgo mucho más alto de la diabetes del tipo 1 después de la infección con los virus, incluyendo coxsackievirus. La falta de la β-célula HIF-1A aumentó muerte de la β-célula y, a su vez, aumentó la incidencia de la diabetes del tipo 1.

Profesor Jenny Gunton del investigador del guía dijo que el punto culminante de las conclusión que las β-células del papel dominante juegan en el riesgo de diabetes.

Si son sanas, después las β-células se recuperan normalmente después de tensiones como infecciones virales, y la diabetes no se convierte. Pero, si las β-células no hacen frente bien a estas tensiones, puede accionar el proceso inmune que ésa lleva a la diabetes del tipo 1.

Nuestro estudio también mostró que el aumento en riesgo de la diabetes puede resultar de la exposición a otras tensiones, incluyendo las toxinas. Las β-células hacen tan una parte crucial en la prevención de su propia muerte cuando están hechas frente con los gatillos ambientales para la diabetes del tipo 1.

Ahora hemos determinado que HIF-1A es un factor importante en esta decisión sobre si las células se recuperan, o muere. Éste es el modelo específico de la primera β-célula para mostrar el riesgo creciente de diabetes del tipo 1 con un alcance de gatillos.”

Profesor Jenny Gunton, investigador del guía

Las conclusión destacan HIF-1A como camino potencial para el revelado de nuevas dimensiones preventivas y sugieren la posibilidad a que una vacuna para el coxsackievirus podría ayudar para prevenir la diabetes del tipo 1 en gente en peligro.

Esto viene en un rato crucial, pues los índices de diabetes del tipo 1 están aumentando por todo el mundo.

La diabetes del tipo 1 es una condición autoinmune donde el sistema inmune ataca y mata a las β-células en el páncreas. Éstas son las únicas células en la carrocería que hacen la insulina, que necesitamos para controlar nuestros niveles de la glucosa en sangre (azúcar).

Profesor Gunton dijo:

Mientras que hay un componente genético fuerte a la diabetes del tipo 1, los genes solamente no pueden explicar los índices globales de levantamiento de diabetes del tipo 1. Actualmente, las únicas vulcanizaciones para la diabetes del tipo 1 son trasplante entero del páncreas o del islote, y la gente tiene que tomar la insulina para el descanso de sus vidas. Las estrategias preventivas tan potenciales son emocionantes.”

Fuente:

Instituto de Westmead para la investigación médica

Referencia del gorrón:

Gunton, 2019) células Factor-1α Hipoxia-Inducible del β de J.E. y otros (se requiere para la prevención de la diabetes del tipo 1. Partes de la célula. doi.org/10.1016/j.celrep.2019.04.086.