Nueva metodología para determinar vulnerabilidades a los brotes de fiebre de Ebola y de Lassa

Determinar vulnerabilidades a los brotes de fiebre de Ebola y de Lassa es nueva investigación de siguiente posible de la universidad de Surrey y de la universidad de Cambridge. Esto ayudará a las agencias de estatal y a las organizaciones de salud en la evaluación de la vulnerabilidad de un país a los brotes, e informa a decisiones sobre inversiones y planes estratégicos.

La vulnerabilidad - una evaluación de la capacidad o de la incapacidad de un país para resistir un peligro o de responder cuando ha ocurrido un desastre - es un modelo establecido en el campo del cambio de clima y de los desastres naturales; sin embargo, en la administración de la enfermedad es un concepto relativamente indefinido.

Para fijar esta clase de investigadores de la vulnerabilidad desarrolló una nueva metodología que - en vez de centrarse en el número confirmado de pacientes infectó con la enfermedad (impacto) - los monitores el número de sobrevivientes (“capacidad adaptante "). Una fórmula matemática simple del impacto comparado con capacidad adaptante se ha utilizado para calcular un grado de vulnerabilidad, que ayudará a carrocerías internacionales a dotar recursos.

Para probar a sus investigadores modelo examinó datos de epidemias de la fiebre de Lassa en Nigeria (2017 - 2018) y el Sierra Leone (2008 - 2012) y Ebola en el Sierra Leone (2013 - 2016). Usando la metodología, los investigadores encontraron que los estados más vulnerables no son necesariamente ésos con el número más elevado de casos confirmados; por ejemplo, el estado del platillo en Nigeria fue encontrado para ser el más vulnerable a la fiebre de Lassa a pesar de la carga relativamente inferior de la enfermedad en la región.

Los investigadores también encontraron que la vulnerabilidad puede cambiar durante un brote. La vulnerabilidad a la fiebre de Lassa en Nigeria disminuyó durante de las epidemias comparadas a la vulnerabilidad para el Sierra Leone que aumentó después de 2010, indicando un número de levantamiento de muertes. Los datos disponibles sugieren una dificultad en hacer frente a la enfermedad en la región.

El paso siguiente es investigar cómo la vulnerabilidad depende de indicadores ambientales y socioeconómicos relevantes, por ejemplo el gasto de la salud, que pudo sugerir las aproximaciones prácticas para la reducción de la vulnerabilidad.

El Dr. Juan Lo Iacono, conferenciante en bioestadística y epidemiología en la escuela de la ciencia veterinaria en la universidad de Surrey, dijo:

El peligro cada vez mayor de enfermedades zoonóticas, tales como fiebre de Ebola y de Lassa, ha llevado a una necesidad urgente de desarrollar técnicas para ayudar a médicos de la salud pública a evaluar cómo las poblaciones vulnerables están a las epidemias.

Los brotes recientes de Ebola en las Áfricas occidentales han mostrado que los brotes devastadores y duraderos del impacto de enfermedad pueden tener en poblaciones. Este modelo ayudará a las dependencias del gobierno y de ayudante a determinar las regiones que están luchando para hacer frente a un brote de la enfermedad.”

Fuente: Universidad de Surrey