Los niños con T1D tienen incremento más lento en las áreas del cerebro conectadas a déficits cognoscitivos suaves

Un estudio co-llevado por el Dr. Nelly Mauras en el sistema de la salud de niños de Nemours en Jacksonville, la Florida encontró que los niños con diabetes del tipo 1 (T1D) tienen incremento más lento en las áreas del cerebro asociadas a los déficits cognoscitivos suaves comparados a los niños sin T1D. El estudio, presentado hoy en las 79.as sesiones científicas® de la asociación americana de la diabetes (ADA)®, encontró que las diferencias importantes en cerebro total y el incremento regional de la materia gris y blanca basados en una serie de la proyección de imagen de resonancia magnética estructural tres (MRI) estudian.

Incluso con la nueva insulina y las tecnologías que pueden perfeccionar importante cuidado, todavía exponen a los niños con diabetes del tipo 1 a los voltajes de entrada alternativos importantes en el mando del azúcar, creando riesgos potenciales al cerebro que se convierte. La comprensión de los efectos tempranos del mando del azúcar de sangre sobre el revelado del cerebro es un paso necesario hacia las estrategias que se convierten para reducir estos riesgos y las implicaciones de la salud pública de la disfunción cognoscitiva relacionada con la diabetes más tarde en vida.”

Nelly Mauras, Doctor en Medicina, investigador co-principal del estudio, jefe de la división de endocrinología, diabetes y metabolismo en el sistema de la salud de niños de Nemours en Jacksonville, la Florida, y el profesor de la pediatría en la universidad de Mayo del remedio

Como parte de un estudio del multi-sitio de la investigación de la diabetes en la red de los niños (DirecNet), los investigadores apuntaron determinar el fragmento al cual la exposición glycemic afecta al contrario el cerebro que se convierte en niños con el temprano-inicio T1D. El estudio alistó a 138 niños con T1D con una edad mediana de siete años. Los participantes tenían una duración de la enfermedad por término medio de 2,4 años al principio del estudio. MRIs fue realizado en tres puntos del tiempo (visita de la línea de fondo, 18 meses y aproximadamente 2,9 años después de la segunda visita) para medir volúmenes de la materia gris y blanca en las regiones dominantes del cerebro. La exposición hyperglycemic acumulativa total era resuelta usando el azúcar de sangre del curso de la vida, usando valores de la hemoglobina A1c (HbA1c) desde diagnosis. Los investigadores compararon los resultados de MRI de los participantes de T1D a los de un grupo de mando de 66 niños de edad comparable que no tenían diabetes.

Los investigadores encontraron que el grupo con T1D tenía incremento más lento de la materia gris y blanca cortical y subcortical total que el grupo de mando en todos los puntos del tiempo. Particularmente, un equipo de regiones metabólico activas del cerebro asociadas a otros desordenes del cerebro, sabidos como “la red de la manera de omisión,” mostró menos incremento en el grupo de T1D comparado al grupo de mando. Estas regiones de un incremento más lento fueron asociadas a un azúcar de sangre más alto del curso de la vida, según lo medido por valores de HbA1c.

La “investigación en curso está investigando si el mantenimiento diligente de los niveles de azúcar de sangre en el alcance normal con tecnologías avanzadas de la diabetes puede afectar estas conclusión para reducir el riesgo para la disfunción cognoscitiva,” dijo a Mauras.

Source: