Papel dominante del juego de las enfermeras en ascender el cuidado compasivo para los pacientes con desorden del uso del alcohol

Las enfermeras desempeñan un papel crítico en ascender el cuidado compasivo para los pacientes y las familias afectadas por el alcohol utilizan desorden (AUD), incluyendo aproximaciones medicación-ayudadas prueba-basadas (MAT) del tratamiento, según un papel en el gorrón de julio/de septiembre del oficio de enfermera cristiano, Diario Oficial de la beca del cristiano de las enfermeras. El gorrón es publicado en la cartera de Lippincott por Wolters Kluwer.

“Usando una aproximación compasiva, informada, y de comprensión, enfermeras puede reforzar la idea que el AUD es una enfermedad necesitando el tratamiento, y ésos afligidos se pueden llevar para validar ayuda,” escriben a CDR Juan C. Umhau, Doctor en Medicina, MPH, CPE. Él discute las causas de y los tratamientos para el AUD - incluyendo el método de Sinclair, con el uso apuntado del naltrexone del molde del opiáceo de reducir el deseo de beber.

Enfermeras “una fuerza potente” en pacientes de ayuda con el AUD

Afectando al más de 10 por ciento de la población, el AUD es la causa de la muerte evitable mayor en la menor de edad 50 de los adultos. A pesar del AUD de los efectos devastadores, el menos de 10 por ciento de pacientes afectados recibe el tratamiento médicamente especialmente temprano probado - en el curso de enfermedad, cuando el tratamiento es el más efectivo.

El Dr. Umhau escribe:

En vista del entrehierro notable entre el tratamiento dado y el potencial para que el remedio ayude, las enfermeras pueden ser abogados importantes para reducir la extensión del sufrimiento.”

La susceptibilidad al AUD es influenciada por factores genéticos y ambientales. Cuando exponen a una persona susceptible al alcohol, una serie de adaptaciones del cerebro ocurre, aumentando el deseo para el alcohol.

Estas adaptaciones implican los cambios neuroqu3imicos y neuro-inflamatorios que son inducidos por los efectos del consumo del alcohol y que son exacerbados por una dieta inferior.”

El Dr. Umhau

Tradicionalmente, el tratamiento para el AUD se ha centrado en el apoyo social y psicológico, acentuando abstinencia. Una carrocería cada vez mayor de las pruebas soporta la eficacia de la ESTERA para reducir anhelar y el consumo excesivo de alcohol, reduciendo daño y ascendiendo abstinencia. Los tratamientos disponibles incluyen el uso apuntado del naltrexone oral del molde del opiáceo, como parte de una aproximación llamada el método de Sinclair.

En el método de Sinclair, los pacientes toman naltrexone antes de beber para cegar el efecto que refuerza del alcohol sobre el deseo de beber. En un cierto plazo, usando naltrexone cegar el efecto eufórico del endorphin del cerebro produce la “extinción farmacológica” del comportamiento de consumición. El Dr. Umhau escribe, “la reducción gradual en el deseo a la bebida inducida por naltrexone hace el tratamiento aceptable por la gente que rechazaría de otra manera ayuda porque no están listos para abandonar la consumición totalmente.”

Otras medicaciones, pueden ascender abstinencia, incluyendo acamprosate y disulfiram. La terapia alimenticia puede ayudar a corregir la desnutrición que es común en pacientes con el AUD. Las intervenciones psicológicas pueden ser muy útiles, por ejemplo el uso de la terapia del comportamiento cognoscitiva de ayudar a pacientes a hacer frente a cravings y a recaídas. “Mientras que la atención continuada para el AUD se asocia a mejores resultados, y a programas de rehabilitación residenciales que duran un mes o ha ayudado más de largo a mucha gente, hay pocos datos sobre su eficacia,” los comentarios del Dr. Umhau.

los programas Fe-basados tienen de largo jugado un papel importante en gente de ayuda con el AUD. Aunque no más públicamente sean cristianos, los alcohólicos anónimos todavía se centren en una “mayor potencia.” El Dr. Umhau observa que los grupos fe-basados “pueden ayudar vencen la culpabilidad y la vergüenza que pueden ser obstáculos severos a la recuperación.” Él agrega, “la comunidad de la fe ha comenzado a reconocer el papel importante de la ESTERA para ayudar a prevenir el efecto devastador del AUD sobre lazos de familia.”

Las “enfermeras pueden ser una fuerza potente en curso de recuperación del AUD,” el Dr. Umhau concluyen. “Usando una aproximación compasiva, informada, y de comprensión, enfermeras puede reforzar la idea que el AUD es una enfermedad necesitando el tratamiento, y ésos afligidos se pueden llevar para validar ayuda.”

Fuente: Wolters Kluwer