Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio determina los factores de riesgo para el cardiotoxicity con terapia recaída del mieloma múltiple

Más que la mitad de pacientes con mieloma múltiple recaído trataron con las entregas cardiacas experimentadas carfilzomib durante el tratamiento, según el 12 de junio publicado estudio multi-institucional en gorrón de la oncología clínica. El estudio recomienda que los pacientes experimentan una historia cardiovascular detallada antes de ser carfilzomib prescrito y después estén vigilados con la prueba natriurética del péptido, un indicador para el paro cardíaco.

Este estudio era un esfuerzo importante de la investigación entre la hematología y la cardiología para estudiar los factores de riesgo proféticos para el cardiotoxicity con el carfilzomib. Esta droga es una opción importante y efectiva del tratamiento para los pacientes con mieloma. Importantemente, recomendamos a pacientes tenemos la supervisión rutinaria con el BNP o NTproBNP durante el tratamiento pues las elevaciones con éstos eran altamente proféticas de acciones cardiacas.”

El autor importante del estudio, Robert Frank Cornell, el Doctor en Medicina, el profesor adjunto del remedio en el centro médico de la universidad de Vanderbilt y el director clínico de los desordenes de la célula de plasma en el cáncer de Vanderbilt-Ingram centran

El estudio observaba dos terapias, carfilzomib y bortezomib proteasome del inhibidor. Mientras que los estudios anteriores han demostrado un aumento modesto en las acciones adversas cardiovasculares (CVAEs) con el carfilzomib, este estudio vigiló a los pacientes para los calculadores de CVAEs y encontró una mayor incidencia, con el 51% de pacientes que experimentaban CVAEs, incluyendo paro cardíaco, la hipertensión, la arritmia, el síndrome coronario agudo, la hipertensión pulmonar y el thromboembolism venoso. La incidencia de CVAEs con terapia del bortezomib era substancialmente más inferior, explicando el 17% de pacientes. Sin embargo, el bortezomib es no más una terapia de primera línea para el mieloma múltiple recaído. El estudio alistó a 95 pacientes, 65 de quién recibió el carfilzomib y el bortezomib de recepción 30

La mayoría de CVAEs, el 86%, ocurrido en el plazo de los primeros tres meses de la terapia. En la mayoría de los casos, las entregas cardiacas eran manejables, así que los pacientes podían reanudar el tratamiento. La mayoría de los casos de CVAEs era temporal, con los péptidos natriuréticos volviendo a los niveles de la cercano-línea de fondo apenas durante tres semanas después de alcanzar niveles máximos. Más investigación es necesaria determinar porqué ocurre ésta, Cornell dijo.