Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores concluyen que los cristales de EnChroma no perfeccionan resultados de participantes daltonianos

En Europa, el 8% de la población masculina y 0,5% del presente femenino de la población (es decir, casi 22 millones de personas en la UE) una anomalía congénita en su visión de color, conocida común como color-ceguera. Hasta la fecha, no se ha encontrado ningún tratamiento efectivo para la color-ceguera, aunque las terapias genéticas se hayan probado con éxito en ratones y primates.

Actualmente, hay diverso “active” y los socorros “pasivos” en el mercado que demandan perfeccionar la visión color-defectuosa entre gente daltoniana, algunos de los cuales están de ayuda dudosa. Los supuestos socorros “activos” modifican el color de imágenes usando algoritmos de imagen-tramitación para aumentar el contraste entre los colores que, si no, serían indistinguibles para el utilizador. Los socorros “pasivos” se basan en los filtros de color que se pueden incluso utilizar como los cristales o lentes de contacto teñidos, incluso con su remuneración optométrica correspondiente. Entre los socorros pasivos en el mercado, los cristales comercializados por las compañías de los E.E.U.U. EnChroma y el VINO son determinado significativos para su novedad y perfil de los ambientes.

En 2018, los investigadores en la universidad de Granada (UGR) analizaban el funcionamiento de los cristales de EnChroma (modelo Cx-65), concluyendo que no perfeccionan los resultados de participantes daltonianos en una serie de pruebas diagnósticas. Ni permitieron a los participantes daltonianos disfrutar de la visión de color que se asemejó al de observadores normales. Las conclusiones publicadas de esta investigación tenían repercusiones sociales importantes.

Posteriormente, los investigadores de UGR giraron a analizar algunos de los vídeos virales hechos sobre los cristales de O2Amp “Oxy-ISO”. En estos vídeos, los utilizadores daltonianos pueden ser griterío visto con alegría al usar el producto por primera vez. Estudiando las reclamaciones de la publicidad del VINO para tales productos, los científicos de UGR decididos para emprender un estudio meticuloso de la eficacia de estos cristales. Su trabajo investigador fue impulsado por una convicción fuerte que los científicos llevan a cabo un contrato moral con la sociedad que llama en ellos para determinar y refutar-en la base de riguroso experimento-cualquier información errónea que las compañías diseminen. En este caso, la información que estas compañías han apuntado en la gente daltoniana podría generar esperanzas falsas, tales como la sugerencia que el producto permitiría a utilizadores ver nuevos colores o aún corregir su color-ceguera en conjunto.

Aunque los cristales del O2Amp “Oxy-ISO” de las ópticas del VINO fueran desarrollados inicialmente para que a los profesionales médicos perfeccionen el contraste de las venas bajo la piel, los inventores demandan a su gente daltoniana de las ayudas de la tecnología con la deficiencia rojo-verde (conocida como deutans y protans). En su Web site, la compañía (junio de 2019) declara actualmente: “Nuestra tecnología de la acromatopsia corrige deficiencia rojo-verde del color, sobre la base de una comprensión científica para de qué visión de color está.” También demanda su tecnología “hace permite más que simple que usted pase la prueba de Ishihara,” que es una de la obra clásica, y básico, las pruebas para determinar si una persona es daltoniana.

Los investigadores siguieron una estrategia doble para fijar la eficiencia de estos cristales. Primero, evaluaron la visión de 52 personas daltonianas, con y sin los cristales del VINO mediante diversas pruebas usadas típicamente para fijar la visión de color: la prueba ya mencionada del color de Ishihara (prueba del reconocimiento) y la prueba (FM) del matiz de Farnsworth-Munsell 100 (prueba de la ordenación). También agregaron una prueba de color-nombramiento basada en la carta de color del X-Rito. La segunda estrategia era simular el efecto de los cristales, usando la transmitencia espectral de las lentes del VINO, sobre los observadores que presentaron diversos grados de color-ceguera simulada. Esto permitió a las personas fijar los cambios que produjeron en el aspecto de colores, según lo percibido por diversos temas. Los investigadores terminaron su estudio comparando los resultados con ésos obtenidos por los cristales de EnChroma Cx-65.

La transmitencia de bajo nivel de los cristales del VINO O2Amp “Oxy-ISO” en la región intermedia del espectro produjo un cambio importante en el aspecto del color, especialmente en el atributo de la croma. Este cambio permite que algunos temas daltonianos, determinado deutans, pasen pruebas simples del reconocimiento, tales como el Ishihara, pero no las pruebas más completas de la ordenación, tales como el FM100. Estos resultados, así como ésos obtenidos mediante la simulación usando un algoritmo nuevo de “Daltonization”, mostraron que estos cristales no perfeccionan la visión de color de temas daltonianos hasta el punto de puedan ver color como gente con la visión normal. Sin embargo, pueden facilitar algunas tareas que requieren la discriminación de color. De hecho, estos cristales pueden ayudar determinado a deutans en algunas tareas, tales como ayuda de ellas para distinguir algunos colores que puedan causar la confusión (con riesgo de confundir otras que percibieron previamente diferentemente). Además, los cristales pueden ser útiles en algunos usos específicos (tales como perfeccionar el contraste de venas bajo la piel), como en el caso de otros filtros de color usados en actividades tales como oscilación o shooting, o en los contextos de inferior-Vision.

En un papel publicado recientemente en la óptica del gorrón exprese (una de las publicaciones ancho-respetadas del campo de la óptica, con entre los índices más de alto impacto), los investigadores de UGR concluyen: “Nuestros resultados soportan la hipótesis que los cristales con los filtros no pueden resolver efectivo los problemas relacionados con la deficiencia de la visión de color.”

A pesar de los esfuerzos de este equipo de investigación, sigue siendo el opción numeroso en el mercado que se basa en el uso de filtros coloreados. Éstos, utilizan también estrategias de marketing similares para ascender sus productos, sobre la base de la idea de lograr la visión de color normal entre temas daltonianos.

El grupo de investigación en el departamento del UGR de la óptica (facultad de ciencia) comprende el ángel Martínez Domingo, Luis Gómez Robledo, Eva Valero Benito, Rafael Huertas Roa, Javier Hernández Andrés y Enrique Hita Villaverde y estudiante Silvia Ezpeleta Gascón de los doctores Miguel.

Source:
Journal reference:

Miguel, A. et al. (2019) Assessment of VINO filters for correcting red-green Color Vision Deficiency. Optics Express. doi.org/10.1364/OE.27.017954.