Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las terapias apuntadas benefician a muchos pacientes mayores con el cáncer metastático del riñón

Muchos pacientes mayores con carcinoma renal metastático de la célula (RCC)--quién son a menudo infrarrepresentados en juicios clínicas tratar el cáncer del riñón--están viendo ventajas totales de la supervivencia del tratamiento con terapias apuntadas, según un nuevo estudio de los investigadores del remedio de Penn publicados este mes en la red del JAMA abierta. Analizando 13 años de datos sobre los pacientes de Seguro de enfermedad, el estudio encontró que los pacientes que recibieron terapias apuntadas eran más médicamente complejos que los que recibieron los más viejos, más tóxicos tratamientos que estaban disponibles anterior en el período del estudio, indicando que más nuevos tratamientos están ofreciendo esperanza a más personas.

Desde 2005, los E.E.U.U. Food and Drug Administration han aprobado 12 terapias apuntadas para el tratamiento de RCC avanzado. Sin embargo, las juicios clínicas que investigan estas terapias excluyen a menudo a pacientes más enfermos y ésas sobre la edad de 65, dejando un entrehierro en conocimiento sobre la eficacia de más nuevo comparado con más viejos tratamientos en esta población, especialmente cuando se tratan en fijaciones rutinarias de la atención sanitaria bastante que en la investigación estudian.

Nuestras conclusión sugieren que las terapias apuntadas ofrecieran nuevas opciones del tratamiento a los ancianos y a los pacientes médicamente complejos que pudieron haber renunciado de otra manera los tratamientos hace los 15 años disponibles dados su alta toxicidad y ventaja limitada. RCC es un cáncer donde la gente puede intentar a menudo otras opciones del tratamiento si primer no es avances efectivos, tan incluso pequeños puede significar que una persona pudo vivir de largo bastante para intentar la innovación siguiente. Cuál es más, los estudios están mostrando que los tratamientos actuales, incluyendo inmunoterapias, están llevando incluso para mejorar resultados que los que fueron observadas durante nuestro marco de tiempo del estudio.”

Autor Jalpa mayor A. Doshi, doctorado, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania

Los resultados también mostraron que las terapias apuntadas ofrecieron una ventaja modesta de la supervivencia con respecto a más viejos tratamientos, aunque en conjunto, el grupo apuntado del tratamiento de la terapia tenía características que las pusieron en riesgo de resultados peores.

Los investigadores conducto un estudio ficticio retrospectivo usando vigilancia, epidemiología, y resultados finales (ADIVINO) - datos de Seguro de enfermedad a partir de 2000 a 2013 para examinar supervivencia total y mejorías totales estimadas de la supervivencia hacia adentro sobre 1.100 pacientes con la célula sin obstrucción RCC del escenario IV que recibió cualquier terapia apuntada aprobada por la FDA (el 63 por ciento de pacientes) o la terapia nontargeted (el 37 por ciento de pacientes). Envejecieron a la mayoría de los pacientes 65 o más viejo, y el aproximadamente 13 por ciento era más joven pero elegible para Seguro de enfermedad debido a la incapacidad antes de su diagnosis de RCC.

El análisis inicial no encontró ninguna diferencia estadístico importante en supervivencia entre las terapias apuntadas y nontargeted. Sin embargo, un análisis más profundizado que utilizó técnicas estadísticas para imitar las condiciones más controladas encontró en juicios clínicas--conocido como análisis variable instrumental--reveló una ventaja de tres meses de la supervivencia con las terapias apuntadas comparadas a más viejos tratamientos. Las mejorías totales estimadas de la supervivencia con terapia apuntada comparado con terapias nontargeted eran también estadístico importantes--el ocho por ciento en un año, el siete por ciento en dos años, y el cinco por ciento en tres años.

“Los métodos estadísticos más sofisticados permitieron que consideráramos un retrato imparcial de cómo los tratamientos comparados en el mundo real,” dijo a primer autor Pengxiang Li, doctorado, investigador mayor de la investigación en el remedio de Penn. “El método ayudó al mando para las diferencias unmeasured entre los grupos del tratamiento, que no pueden ser ajustados usando aproximaciones tradicionales.”

A pesar de las conclusión, las ventajas medianas de la supervivencia observadas en esta población de pacientes del mundo real eran más pequeñas comparadas a las ventajas consideradas en los participantes de la juicio clínica alistados en estudios seleccionados al azar de terapias apuntadas. Las conclusión combinadas subrayan que los estudios de la investigación resumen los resultados para los grupos de pacientes y pueden no reflejar exacto cómo los tratamientos se realizarán en el mundo real o lo que puede preveer cualquier paciente individual del tratamiento.

Por ejemplo, en este estudio, la mitad del grupo apuntado de la terapia había desaparecido en el plazo de nueve meses, pero el 10 por ciento de gente sobrevivió más de largo de 47 meses. Entre ese grupo con mejores resultados, las terapias apuntadas ofrecieron una ventaja sobre más viejos tratamientos, los investigadores de la supervivencia de 11 meses denunciados.

Las “decisiones del tratamiento implican el pesar de riesgos potenciales, de ventajas, y de costos de las consideraciones del tratamiento así como de la calidad de vida, que pueden variar de personal dependiendo de su situación y preferencias médicas. La buena comunicación entre los pacientes y sus personas del tratamiento es esencial, y conocer más sobre resultados del mundo real puede ayudar con esas discusiones,” dijo al co-autor Amy R. Pettit, doctorado, persona del adjunto en el centro de Penn para las iniciativas de la salud pública.

El estudio no sólo demuestra que un más viejo, más población médicamente compleja se ha beneficiado de terapias apuntadas, pero también destaca la importancia de métodos rigurosos para evaluar el impacto del mundo real de tratamientos en resultados de la salud, los investigadores escribió.