Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La carne sin procesar puede actuar como depósito para las bacterias asociadas a infecciones del hospital

Las bacterias del complejo de la acinetobacteria ACB, que se detectan con frecuencia en fijaciones del hospital, pueden también ser encontradas en carne de la carne de vaca, según un estudio llevado por ISGlobal, una institución soportada por el “la Caixa” y realizada con las muestras de la carne de mercados en Lima, Perú. Aunque los aislantes fueran susceptibles a la mayoría de los antibióticos, estos resultados sugieren que la carne sin procesar pueda actuar como depósito para estas bacterias patógenas.

Entre las bacterias de la familia de la acinetobacteria, ésas que pertenecían al complejo de ACB (baumannii de la calcoaceticus-Acinetobacteria de la acinetobacteria) se han convertido en una amenaza importante en los hospitales, debido a su capacidad de detectar resistencia a las drogas y a los desinfectantes antimicrobianos múltiples y de sobrevivir en ambientes del hospital. Sin embargo, las especies patógenas de la acinetobacteria también se han encontrado en comida y los animales el comida-producir, que podrían representar un depósito y una fuente de la infección para los seres humanos.

Las bacterias analizadas este estudio se recuperaron a partir de 138 muestras de la carne de las aves de corral, de los cerdos y de la carne de vaca, escogidos aleatoriamente a partir de seis mercados tradicionales en Lima, Perú. Los autores obtuvieron 12 aislantes de la acinetobacteria a partir de cinco diversas muestras de la carne de vaca, vendidas en dos mercados independientes. Todos sino uno pertenecieron al complejo de ACB: 9 eran pittii de la acinetobacteria, 1 baumannii del A. y 1 era dijkshoorniae del A., una especie descrita recientemente por el mismo grupo de investigación de ISGlobal. De hecho, éste es la primera vez que este último está determinado en muestras de la carne, o en Perú.

La identificación de las bacterias del grupo de ACB en muestras de la carne se está preocupando, puesto que estas especies se encuentran generalmente en las fijaciones clínicas. Aunque todos los aislantes fueran susceptibles a los antibióticos clínico relevantes, y su incidencia total era inferior, estos resultados sugieren que la carne sin procesar pueda representar un depósito para la transmisión de la acinetobacteria a los seres humanos.

Investigador de Ignasi Roca, de ISGlobal y coordinador del estudio

Los resultados subrayan el hecho de que muchos microbios que infectan a seres humanos pueden también ser transmitidos a través de la comida contaminada; por lo tanto la necesidad de establecer colaboraciones interdisciplinarias entre la atención sanitaria para la salud y el ambiente, una aproximación del ser humano, de los animales conocida como “una salud.”

Source:
Journal reference:

Marí-Almirall, M. et al. (2019) Pathogenic Acinetobacter species including the novel Acinetobacter dijkshoorniae recovered from market meat in Peru. International Journal of Food Microbiology. doi.org/10.1016/j.ijfoodmicro.2019.108248.