Excluyen a los pacientes crónicos de la enfermedad de riñón de juicios clínicas

Las enfermedades de riñón afectan 850 millones de personas de por todo el mundo, una figura dos veces más arriba que el de la diabetes. Con todo todavía están excluyendo a los pacientes con enfermedad (CKD) de riñón crónica de juicios clínicas. Esto da lugar a problemas severos, porque muchas terapias beneficiosas no se pueden autorizar por las autoridades reguladoras para este subgrupo de paciente, esto significa que las terapias en la pregunta no se pueden prescribir para los pacientes de la CKD. Es crucial, sin embargo, que los pacientes de la CKD sean elegibles para los nuevos tratamientos, especialmente en los campos de la diabetes, de la enfermedad cardiovascular, del cáncer, y de la enfermedad del higado.

La CKD bidireccional se conecta a la enfermedad cardiovascular, en esa CKD engendra un de alto riesgo de complicaciones cardiovasculares, mientras que la enfermedad cardíaca puede inducir o agravar la CKD. La CKD también bidireccional se conecta a la neoplasia porque, sin importar otros factores, los cánceres o los tratamientos que apuntan cánceres pueden engendrar la CKD, mientras que la CKD puede predisponer al cáncer. Además, hay un lazo fuerte entre la CKD y la diabetes: sobre un tercero de todos los pacientes de diálisis han sufrido de la diabetes durante mucho tiempo, y de su necesidad de resultados de tratamiento de diálisis del hecho de que la diabetes ha dañado los riñones (una condición llamada nefropatía diabética). Como epidemia de la salud pública, los pacientes de la CKD requieren terapias innovadoras. Es altamente problemática, por lo tanto, si los pacientes de la CKD no pueden beneficiarse de las terapias innovadoras para la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Desde 1964 el EDTA de la ERA mantiene un registro de la diálisis y del trasplante en Europa. Comenzando hace aproximadamente 10 años, este registro ha ampliado su investigación a la pre-diálisis CKD estableciendo un consorcio de cohortes existentes de la CKD en Europa y en 2007 asesoramiento de experto ofrecido a la Comisión Europea contribuyendo al parte global europeo de la salud poniendo en foco la epidemia de la CKD. El EDTA de la ERA ha financiado estos últimos años directamente juicios clínicas en enfermedades renales y en pacientes de diálisis.

El hecho de la materia es que muchos tratamientos innovadores no pueden alcanzar a nuestros pacientes. Tomemos los inhibidores de SGLT, un nuevo grupo de drogas antidiabéticas, como un ejemplo. Sabemos de estudios que estas substancias pueden proteger la función del riñón, pero no se han probado en pacientes de la CKD con un eGFR abajo de 30 ml/min. Esto significa que excluyen a los pacientes del riñón de las terapias que pudieron retrasar la progresión de la CKD.”

Profesor Carmine Zoccali, presidente de la asociación renal europea - asociación de diálisis europea y de trasplante (ERA-EDTA)

Cuando se trata del tratamiento de otras enfermedades y/o comorbidities, los pacientes de la CKD deben también tener la misma derecha de recibir el tratamiento mejor como cualquier otro paciente. Sin embargo, la verdad es que muchas nuevas terapias no están probadas en este subgrupo, así que significa que los pacientes de la CKD no pueden beneficiarse de terapias prometedoras. La sociedad internacional de la nefrología encargó a la comunidad de investigación de alistar el 30% de pacientes de la CKD en 2030. Animando la partícula extraña de los pacientes de la CKD en las juicios clínicas de alta calidad podemos asegurarnos que reciban igualdad de oportunidades de recibir la prevención y el tratamiento prueba-basados de la enfermedad. “Es un hecho de que la eficacia y el seguro de los tratamientos probados en pacientes sin la CKD no se pueden asumir en pacientes de la CKD, y semejantemente que reteniendo el tratamiento debido a la presencia de CKD puede importante e injusto perjudicar ésos afectados”, explica a profesor David Harris, Más allá-Presidente de la sociedad internacional de la nefrología. “Necesitamos los estudios que incluyen a pacientes de la CKD.”

La iniciativa de la salud del riñón, la sociedad americana de la sociedad pública-privado de la nefrología con los E.E.U.U. Food and Drug Administration, aborda esta entrega con su “superar barreras a incluir a pacientes de la enfermedad de riñón en juicios cardiovasculares”. El proyecto apunta entender las barreras a implicar a pacientes con enfermedades de riñón en juicios cardiovasculares, con un foco en pacientes con la enfermedad de riñón crónica avanzada (escenario 4) y enfermedades renales de la fase final y determinar estrategias para vencer estos retos. El grupo de trabajo se prepone someter sus conclusión a un gorrón médico par-revisado en el verano 2019.

“Es hora para un cambio en práctica clínica de la investigación”, confirma al profesor marca D. Okusa, Más allá-Presidente de la sociedad americana de la nefrología (ASN). “El grupo ya grande y cada vez mayor de pacientes del riñón no puede ser ignorado más de largo en juicios clínicas.” Ésta es la razón por la que ASN (https://www.asn-online.org), ERA-EDTA (http://web.era-edta.org) y el ISN (https://www.theisn.org) han puesto en marcha colaborativo una campaña de información que apunta causar el cambio del thisparadigm.

Source: