Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo modelo del ratón podía llevar a una mejor comprensión del síndrome de la caquexia

Un estudio publicado en partes de la célula describe 6 de agosto la generación de un nuevo modelo del ratón desarrollado en el centro del cáncer de Hollings que podría llevar a una mejor comprensión del síndrome de la caquexia. Esta condición que pierde, caracterizada por baja de peso excesiva, tiene una de las incidencias más altas en enfermos de cáncer pancreáticos.

Denis Guttridge, Ph.D., director adjunto del centro del cáncer de Hollings de ciencias de translación e investigador principal del estudio, dice que el estudio encontró que el modelo nuevamente genético dirigido del ratón, llamado KPP, mejora a imitadores el fenotipo humano de la caquexia del cáncer.

Creemos que capturas del modelo del ratón del KPP las mejores a través qué pacientes pase cuando está afligido con el cáncer pancreático y sufra de caquexia. Los aproximadamente 70% de pacientes diagnosticados con el cáncer pancreático pierden el peso importante.”

Denis Guttridge, Ph.D., director adjunto de ciencias de translación, centro del cáncer de Hollings

La caquexia agota la calidad de vida de los pacientes causando la baja del músculo esquelético, el tejido más abundante de seres humanos. Afecta al tratamiento contra el cáncer disminuyendo tolerancia del tratamiento y haciendo a pacientes débiles y más resistentes al tratamiento, Guttridge dice. El actor Patrick Swayze, que murió de cáncer pancreático en 2009, sufrió de caquexia.

“Conseguí la ocasión de hablar con la esposa de Patrick Swayze, y ella compartió conmigo cuánto de una tuerca de la aptitud física su marido era. Ella recordaba que él entraría para su chequeo y fue tratado siempre más sobre porqué él era tanto peso perdidoso bastante que la progresión de su cáncer, porque mantener una calidad de vida y su aptitud física era tan importante para él,” Guttridge dice. “Aunque entendemos que es la caquexia una consecuencia del cáncer, para tales cánceres como pancreático, un tratamiento efectivo todavía no existimos. Tan intentando combate caquexia para ofrecer al paciente una mejor calidad de vida es una gran cosa.”

Guttridge, especialista en caquexia, estima que casi una mitad de todas las muertes del cáncer se puede atribuir a este síndrome que pierde, que es devastador para no sólo el paciente pero sus familias también.

Ocurre en muchos cánceres, generalmente en los escenarios avanzados de la enfermedad, y está lo más común posible - visto en un subconjunto de cánceres, llevado por pancreático, pero también presenta en pulmón, del esófago y cánceres de colon.

Este estudio, financiado por los institutos de la salud nacionales, es nuevo porque el modelo del KPP vence ciertas limitaciones presentes en modelos animales actuales, tales como la alta carga del tumor, que no es una característica común de pacientes.

Un matiz del modelo nuevo que es inducible, así está permitiendo que los investigadores controlaran cuando el cáncer pancreático se puede accionar con la expresión de los genes del cáncer del mutante.

“Cuando giramos estos genes del cáncer, los tumores tardan dos meses para convertirse bastante que dos semanas, como se ve en los modelos actuales. Tenemos tan esa oportunidad extra de observar las acciones que están suceso secuencialmente,” Guttridge decimos.

Las características en ratones del KPP mostraron una mejor reflexión de los síntomas de la caquexia considerados típicamente en seres humanos, que los modelos de la tradición, él dice. Esto era evidente cuando los investigadores compararon la configuración de la expresión génica de músculos de enfermos de cáncer pancreáticos con caquexia y los compararon al KPP comparado con los modelos tradicionales de la caquexia.

“El fósforo era mucho más similar con nuestro modelo nuevo,” Guttridge dice. “Que es otro nivel de confianza podemos tener en intentar recapitular un modelo que imite la condición humana.”

Guttridge acentúa que ésta es solamente la primera generación del modelo, reconociendo la necesidad de ajustar para que haya resultados determinados tales como un nivel de inflamación que supere lo que él descubre en pacientes.

Sin embargo, Guttridge se siente confiado que su modelo del KPP tendrá un impacto positivo en el futuro de la investigación de la caquexia.

“Estamos esperando que podremos determinar los nuevos mecanismos que impulsan perder del músculo y baja de peso en enfermos de cáncer,” él decimos. “Y debido al calendario del modelo, creemos que el modelo será útil para realizar los estudios preclínicos que llevan posiblemente a determinar las nuevas drogas que se pueden traducir a la clínica.”

Mientras que el estudio era un esfuerzo de las personas, Guttridge ingriesa en cuenta a primer autor Erin Talbert, Ph.D., becario postdoctoral en su laboratorio, para llevar el proyecto y crear el modelo del KPP. El proyecto también ofrece a los colaboradores de Hollings, incluyendo director Gustavo Leone, Ph.D. del centro del cáncer de Hollings; Maria Cuitiño, D.V.M., Ph.D.; Michael Ostrowski, Ph.D.; Cynthia Timmers, Ph.D.; y otros colaboradores del cáncer completo de la universidad estatal de Ohio centran.

“Nos satisfacen que hemos contribuido al campo, y somos impacientes ver a nuestros colegas utilizar el modelo y darnos la reacción,” Guttridge dice. “Esto es un recurso compartido para la comunidad científica entera.”

Guttridge es optimista que el modelo nuevo llevará a los descubrimientos nuevos entre investigadores, incluyendo ésos en el centro del cáncer de Hollings.

“Estamos esperando que el ratón del KPP nos dará nuevos discernimientos en qué está impulsando caquexia porque cuanto más que sabemos sobre qué estamos impulsando este síndrome, vamos cuanto más a poder determinar objetivos terapéuticos viables,” él dice.

Source:
Journal reference:

Talbert, E.E. et al. (2019) Modeling Human Cancer-induced Cachexia. Cell Reports. doi.org/10.1016/j.celrep.2019.07.016.