La forma de vida malsana aumenta riesgo de la enfermedad cardíaca más que genética

Un nuevo estudio ha encontrado que una forma de vida malsana aumenta el riesgo de una persona de enfermedad cardíaca considerablemente más que el maquillaje genético de una persona. La investigación mostró que inactividad, el fumar, hipertensión, diabetes, y rico en colesterol físicos todo jugado más de un papel en pacientes jovenes con enfermedad cardíaca que genética.

Las conclusión, que fueron presentadas lunes en una reunión de la sociedad europea de la cardiología en París, sugieren que eso la adopción de hábitos sanos de la forma de vida sea un principal prioridad para prevenir enfermedad cardíaca, incluso entre individuos con antecedentes familiares de la condición.

Los factores de la forma de vida incluyen dieta, ejercicio, el consumo de agua y la admisión de la salSebastian Duda | Shutterstock

La genética no se debe utilizar como “excusa”

Estudie a Joao Sousa autor del hospital de Funchal, Portugal, dice que aunque la genética sea un contribuidor importante a la enfermedad cardíaca prematura, no debe ser utilizada pues una excusa para asumir su revelado es inevitable.

En nuestra práctica clínica, oímos a menudo a pacientes jovenes con la enfermedad cardíaca prematura “refugio de la búsqueda” y explicaciones en sus genéticas/antecedentes familiares. Sin embargo, cuando observamos los datos en nuestro estudio, estos pacientes jovenes eran con frecuencia fumadores, físicamente inactivos, con los niveles ricos en colesterol y la tensión arterial alta - que se pueden cambiar.”

Joao Sousa, autor del estudio

Fijar los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca

Para el estudio, los investigadores reclutaron 1.075 (envejecido un promedio de 45 años), de los cuales 555 tenían enfermedad de la arteria coronaria prematura (CAD). Las condiciones específicas incluyeron angina estable, angina inestable y ataque del corazón.

Los investigadores realizaron la secuencia genomic y fijaron cinco factores de riesgo modificables asociados a enfermedad cardíaca, que eran inactividad, el fumar, hipertensión, diabetes y ricos en colesterol físicos.

Entonces compararon los resultados con ésos a partir de 520 mandos sanos envejecieron un promedio de 44 años. Alistaron a los pacientes y los mandos de los genes en la base de datos de Madeira y de la enfermedad coronaria (GENEMACOR).

Los factores de riesgo más modificables, mayor es el riesgo

Casi tres cuartos (el 73%) de los pacientes prematuros del cad tenía por lo menos tres de los factores de riesgo, comparado con el solamente 31% del grupo de mando.

En ambos grupos, las probabilidades de desarrollar el cad aumentaron importante con cada factor de riesgo adicional.

Para ésos con solamente un factor de riesgo, la probabilidad del cad era tres veces más arriba, comparado con siete veces más arriba con dos factores de riesgo y las 24 épocas que asustaban más arriba con tres factores de riesgo.

Todos los participantes del estudio experimentaron la secuencia genomic y las personas crearon una muesca genética del riesgo que revistió a 33 contribuidores de las variantes probablemente al riesgo del cad.

La muesca media del riesgo era importante más alta entre pacientes que entre mandos y era también un calculador independiente del cad prematuro. Sin embargo, los factores de riesgo cuanto más modificables que los pacientes tenían, menos la genética contribuida al riesgo del cad.

Él concluyó que las conclusión proporcionan prueba evidente que la gente con antecedentes familiares del cad prematuro debe adoptar hábitos sanos de la forma de vida, puesto que los hábitos malsanos pueden ser un contribuidor más importante al riesgo para la enfermedad cardíaca que su genética.

Las conclusión demuestran que las genéticas contribuyen al cad. Sin embargo, en pacientes con factores de riesgo cardiovasculares dos o más modificables, las genéticas desempeñan un papel menos decisivo en el revelado del cad… Que los medios salen el fumar, ejercitan regularmente, comen una dieta sana, y consiguen la presión arterial y los niveles de colesterol verificados.”

Joao Sousa, autor del estudio

Hábitos a adoptar para una forma de vida sana

Algunos cambios de la forma de vida que la gente puede realizar para reducir su riesgo para la enfermedad cardíaca se dan abajo.

1. Siga una dieta sana

Adieta que es alto en grasas saturadas, la grasa y el colesterol del transporte se han asociado a un riesgo creciente para la enfermedad cardíaca y las condiciones asociadas tales como ateroesclerosis. La alta admisión de la sal puede también aumentar la presión arterial.

Después de una dieta inferior en grasa, pero de ricos en alimentos tales como ayudas de los minerales y de la fibra de las vitaminas para reducir estos riesgos. Las comidas recomendadas incluyen verduras, las frutas, los aceites vegetales enteros de los granos, de los pescados, de las aves de corral, de las legumbres, nuts y no-tropicales.

2. Consiga físicamente activo

La actividad física puede bajar el riesgo de enfermedad cardíaca ayudando a tensión arterial baja, a colesterol, y a peso. Se recomienda el ser físicamente activo cada día, aunque cualquier cantidad de actividad física sea mejor que ninguno.

La investigación ha mostrado que esa gente que logra solamente un nivel moderado de aptitud física todavía esté en un riesgo importante reducido para la muerte prematura que ésos con un nivel inferior de la aptitud física.

3. Reduzca la admisión del alcohol

Una alta admisión del alcohol puede aumentar riesgo de la enfermedad cardíaca aumentando la presión arterial y los triglicéridos. Aconsejan las mujeres beber no más que una bebida alcohólica por día, mientras que aconsejan los hombres beber no más que dos.

4. Pare el fumar

El consumo de tabaco puede dañar el corazón y la vasculatura, que aumenta el riesgo de ataque de la enfermedad cardíaca y del corazón. También aumenta la presión arterial y baja la cantidad de oxígeno que la carrocería puede llevar. Aunque abandonar fumar sea difícil, no es tan difícil como intentando recuperarse de un ataque o de un recorrido del corazón.

5. Reduzca los niveles de colesterol

La acumulación del colesterol en las arterias puede accionar un ataque o un recorrido del corazón. Si la actividad física y una dieta sana no derriban el nivel de colesterol, la medicación puede ser prescrita.

6. Mantenga un peso sano

La obesidad aumenta el riesgo para rico en colesterol, la hipertensión y la resistencia a la insulina, que es un precursor para el tipo - diabetes 2. Después de una dieta nutritiva, la admisión de la caloría que controla y el ser físicamente activos son las únicas maneras de mantener un peso sano.

7. Reduzca la tensión

Una cierta investigación ha mostrado una asociación entre la tensión y la enfermedad cardíaca coronaria. La tensión puede hacer a gente para comenzar a fumar, para fumar más que usual o para comer excesivamente. Algunos estudios incluso han mostrado que la tensión es un calculador del riesgo de mediana edad de la presión arterial entre adultos jovenes.

Sally Robertson

Written by

Sally Robertson

Sally has a Bachelor's Degree in Biomedical Sciences (B.Sc.). She is a specialist in reviewing and summarising the latest findings across all areas of medicine covered in major, high-impact, world-leading international medical journals, international press conferences and bulletins from governmental agencies and regulatory bodies. At News-Medical, Sally generates daily news features, life science articles and interview coverage.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Robertson, Sally. (2019, September 03). La forma de vida malsana aumenta riesgo de la enfermedad cardíaca más que genética. News-Medical. Retrieved on December 10, 2019 from https://www.news-medical.net/news/20190903/Unhealthy-lifestyle-raises-heart-disease-risk-more-than-genetics.aspx.

  • MLA

    Robertson, Sally. "La forma de vida malsana aumenta riesgo de la enfermedad cardíaca más que genética". News-Medical. 10 December 2019. <https://www.news-medical.net/news/20190903/Unhealthy-lifestyle-raises-heart-disease-risk-more-than-genetics.aspx>.

  • Chicago

    Robertson, Sally. "La forma de vida malsana aumenta riesgo de la enfermedad cardíaca más que genética". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20190903/Unhealthy-lifestyle-raises-heart-disease-risk-more-than-genetics.aspx. (accessed December 10, 2019).

  • Harvard

    Robertson, Sally. 2019. La forma de vida malsana aumenta riesgo de la enfermedad cardíaca más que genética. News-Medical, viewed 10 December 2019, https://www.news-medical.net/news/20190903/Unhealthy-lifestyle-raises-heart-disease-risk-more-than-genetics.aspx.