Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La elasticidad ejerce un papel protector contra efectos negativos de la tensión durante embarazo

Elasticidad-entendido como el equipo de los recursos personales que ayudan a individuos a ocuparse eficazmente de adversidad, la protección de ellos contra los efectos sobre la salud negativos de tensión-está recibiendo la atención cada vez mayor de investigadores. Sin embargo, sigue understudied en una hora de la vida tan sensible como embarazo.

Los estudios anteriores han encontrado que el embarazo es un período crucial durante el cual la exposición a la tensión puede afectar negativo a la salud del molde-madre y del bebé. La tensión se ha conectado a un alcance de consecuencias adversas, incluyendo nacimiento prematuro o la depresión postparto.

Los investigadores de la universidad de Granada (UGR) - de la mente, el centro de investigación del cerebro y del comportamiento (CIMCYC) y la facultad de Psicología-han analizado por primera vez el papel protector de la elasticidad durante embarazo. Estudiaron el estado psicológico del molde-madre y midieron los niveles de cortisol en su nuevo enfoque del pelo-uno que habilita el análisis objetivo de la cantidad de cortisol, la hormona de tensión, secretada por la mujer estos últimos meses.

Un estudio entre 151 mujeres embarazadas

En este estudio, fijaron 151 mujeres embarazadas, en el tercer trimestre y después de parto, en base de las variables psicológicas relacionadas con la tensión del embarazo y también las concentraciones del cortisol del pelo.

Al comparar a mujeres embarazadas con un de alto nivel de la elasticidad a ésas con un bajo de la elasticidad, los investigadores encontraron que los participantes más resistentes se percibieron que se esfuerzo menos, tenían menos preocupaciones embarazo-relacionadas, y mayor bienestar psicológico general experimentado total. Después de parto, también presentaron menos síntomas de la depresión postparto. Las pruebas de la hormona del cortisol demostraron que las mujeres embarazadas más resistentes también tenían niveles inferiores de la hormona de tensión.

De acuerdo con estos resultados, los investigadores concluyeron que la elasticidad ejerce un papel protector sin obstrucción contra los efectos negativos del efecto psicológico y biológico-uno de la tensión, que pueden ocurrir durante embarazo y también después del nacimiento.

Importante, como éstos están los primeros datos sobre el papel protector de la elasticidad en embarazo, las preguntas de la chimenea de los resultados sobre su papel protector potencial en la salud del bebé. Esto pide la investigación adicional sobre este fenómeno. Los estudios en la eficacia de los programas de entrenamiento diseñados para proveer de mujeres embarazadas habilidades de gestión del estrés también se necesitan, para ayudar a perfeccionar la salud de la mujer embarazada y de su bebé.