Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo estudio puede beneficiar a los niños que hacen frente a retos de desarrollo

En un estudio primero-de-su-bueno, los investigadores de Los Ángeles del hospital de niños juntan un mapa de camino del revelado típico del cerebro en niños durante una ventana crítica de la maduración. El estudio muestra cómo una “onda de la maduración del cerebro” es la base directamente de social importante y los niños del comportamiento de los cambios se convierten durante la transición de la niñez a la adolescencia.

Como niños madúrese, muchos aspectos de sus vidas cambio con objeto de edad adulta. Los ambientes académicos y sociales se intensifican durante este tiempo, requiriendo la maestría cada vez mayor de pensamientos, emociones, y mando del comportamiento.

Muy poco se sabe sobre qué está continuando neurológicamente durante esta transición importante. Un grupo de investigadores en CHLA examinó cambios anatómicos y del comportamiento durante la ventana finita del revelado neurológico en un grupo de niños de 9-12 años.

Una comprensión más detallada del revelado típico del cerebro podría dar científicos y a clínicos un mejor marco para ayudar al cuidado para los niños que pueden convertirse anormalmente o hacer frente a retos de desarrollo.

Sabemos que los niños están creciendo substancialmente en su capacidad uno mismo-de regular durante este tiempo. Entre muchos otros cambios, sus capacidades de concentración se están desplegando y están aprendiendo normas sociales tales como calibrar reacciones o comportamientos apropiados.”

Barón Nelson, doctorado, RN, primer autor de Maria del estudio

Porque éstos son procesos cognoscitivos, el grupo de investigación presumió que los cambios mensurables podrían ocurrir en estructura y la función del cerebro. Esto es exacto lo que encontraron.

Las personas de científicos, llevadas por Bradley Peterson, Doctor en Medicina, del instituto para la mente que se convertía en CHLA, examinaron las dimensiones anatómicas, químicas, y neurofisiológicas de determinar qué cambios podrían ocurrir en un grupo de 234 niños sanos, envejecido 9-12 años. “Utilizamos imágenes cerebrales, medimos las substancias químicas y los metabilitos múltiples, y tomamos cognoscitivo y las muescas neurofisiológicas,” dice al Dr. barón Nelson.

Usando proyección de imagen y metabilitos de medición del cerebro, el grupo observó el qué Dr. barón Nelson refiere como “onda de la maduración” que barre a través del cerebro. Trechos de la materia blanca - los caminos en el cerebro que transmiten la información - maduración cada vez mayor mostrada con edad de nuevo al frente del cerebro.

Se prevee esto, pues los lóbulos frontales no se forman completo hasta que un individuo esté en sus finales de los años veinte. Los lóbulos frontales median la función ejecutiva - formulación de planes importante de decisiones y de acciones complejas. Pero preveído quizás menos es que tan muchos de estos cambios comienzan a ocurrir tan a principios de.

Las conclusión en el estudio muestran que esta maduración está comenzando en gran parte durante años 9-12. Esta madurez del cerebro correlaciona con un periodo de tiempo crítico y formativo: los niños están experimentando madurez rápida, neurológica a la vez que están haciendo frente a decisiones sociales y académicas difíciles.

Mientras que un niño crece, él o ella hace más capaz de controlar impulsos y de tramitar conceptos complejos. En apoyo de esta observación el grupo descubrió muescas cada vez mayores en las tareas que midieron estas habilidades. ¿Pero cómo podían estos niños tener más control de impulsos y tomar decisiones más complejas?

El grupo analizaba los datos y podía determinar que los cambios anatómicos y metabólicos que ocurren durante esta ventana del revelado son responsables de este aumento en capacidades.

“Hemos aprendido que esto no es un periodo de tiempo de la espera,” decimos al Dr. barón Nelson. Los “cambios dinámicos están suceso aquí y éste nos da una oportunidad real para la intervención. Podemos ayudar a dar forma a estos cabritos mientras que crecen.”

Source:
Journal reference:

Nelson, M. B. et al. (2019) Maturation of Brain Microstructure and Metabolism Associates with Increased Capacity for Self-Regulation during the Transition from Childhood to Adolescence. Journal of Neuroscience. doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2422-18.2019.