Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio evalúa diferencias en indicadores de la admisión y de la salud de la proteína entre más viejos adultos raciales/étnicos

Como la población de más viejos adultos en los Estados Unidos continúa crecer y llega a ser más diverso, las preocupaciones de la salud aumentan paralelamente. La baja de la masa, de la fuerza y de la función del músculo esquelético es una tal preocupación y puede comenzar a ocurrir ya desde la edad 40 y acelera después de la edad 60. Un factor que contribuye a los cambios relativos a la edad en músculo es admisión escasa de la proteína por más viejos adultos que no puedan consumir niveles adecuados de la proteína.

La evaluación de diferencias en indicadores de la admisión y de la salud de la proteína entre grupos raciales/étnicos es importante determinar las características del grupo, riesgos, fijar vulnerabilidades y desarrollar intervenciones apuntadas. Sin embargo, la estudio-a-fecha no ha evaluado estos indicadores de la salud física en asociación con la admisión de la proteína entre diversos grupos raciales/étnicos.

Los investigadores de la Escuela Universitaria de Enfermería y de los colaboradores de Christine E. Lynn de la universidad atlántica de la Florida conducto un estudio transversal nuevo para evaluar si había diferencias en la admisión de la proteína, el estado alimenticio, y la salud física (fuerza muscular y función) entre más viejos afroamericanos, americanos europeos y hispanoamericanos.

Para el estudio, fijaron la admisión de la proteína, estado alimenticio, fuerza de mordaza usando un dinamómetro de la mano, regulado-hacia arriba-y-van (REMOLCADOR) a probar la capacidad de levantarse de una posición asentada, recorren, giran y después se sientan cómodamente hacia abajo, y soporte de la silla en un más viejo (varón 273 de los años 60+) y africano, europeo y los hispanoamericanos femeninos.

Resultados, recientemente publicados en el gorrón de la nutrición en gerontología y geriatría, mostrados diferencias importantes entre los grupos y sugeridos la necesidad de intervenciones de perfeccionar dieta y salud física. La admisión de la proteína era importante mayor entre los hispanoamericanos (0,96 g/kg del peso corporal) seguidos por los americanos europeos (0,83 g/kg del peso corporal) y los afroamericanos (0,64 g/kg del peso corporal). El consumo de proteína medio (por peso corporal del kilogramo) entre todos los grupos era más inferior que más nuevas recomendaciones que sugerían el consumo por lo menos de 1,0 a 1,2 peso corporal de g protein/kg.

El estado, la fuerza de mordaza, la subida de la silla y las muescas alimenticios inferiores del REMOLCADOR fueron observados en afroamericanos y hembras americanas europeas y eran constantes con admisiones más poco proteínicas. La admisión de la energía no difirió importante entre los grupos. La admisión dietética de la proteína no difirió importante entre esos Medicaid de recepción y de recepción; la admisión era la más alta entre los hispanoamericanos, aunque este grupo tenía la proporción más grande de participantes del estudio que recibían Medicaid.

Las conclusión del estudio también mostraron una fuerza más alta del mango en ésas con las admisiones de alto valor proteico por el que la admisión de la proteína y la fuerza de mordaza de los hispanoamericanos fueran más altas que americanos europeos, que era más alta que afroamericanos. Cuando comparar la fuerza de mordaza mide a las pautas de los institutos de la salud nacionales, las conclusión determinaron a hembras americanas europeas y las hembras afroamericanas y los varones con la fuerza de mordaza que es indicativa del sarcopenia (una dolencia caracterizada por reducciones en masa, fuerza y la función del músculo). La fuerza de mordaza inferior se ha conectado constantemente al mayor riesgo de incapacidad, se ha prolongado largo del retén con la hospitalización o la cirugía, ha complicación y ha muerte prematura.

Las conclusión de la prueba del soporte de la silla también son constantes con los resultados del estudio que muestran una admisión más poco proteínica. Los resultados de la prueba medios del soporte de la silla para las hembras afroamericanas eran no sólo importante más inferiores que los de las hembras americanas europeas, pero también estaban “abajo de normal” en comparación con género y patrones edad-basados.

Las diferencias importantes en la admisión de la proteína y la función física entre más viejos afroamericanos, americanos europeos y hispanoamericanos en nuestro estudio indican una necesidad sin obstrucción de intervenciones apuntadas de perfeccionar la nutrición y la salud física especialmente entre afroamericanos y hembras americanas europeas. También necesitamos esfuerzos adicionales de proveedores de asistencia sanitaria de ayudar a más viejos adultos de todos los grupos raciales y étnicos a aumentar su consumo de comidas abundantes en proteínas de alta calidad. Dado las ventajas del ejercicio, especialmente animase al entrenamiento de la resistencia, en el músculo, más viejos adultos también se debe que empeñe a actividad física regular.”

Sareen Gropper, Ph.D., autor importante, registró el dietético y a un profesor en la Escuela Universitaria de Enfermería de Christine E. Lynn de FAU

Mientras que este estudio se centró en la admisión dietética de la proteína que también incluyó la evaluación de los niveles de la vitamina D, porque la deficiencia se sabe para afectar negativo fuerza muscular y la función. Los participantes en este estudio exhibieron niveles adecuados de la vitamina D sin diferencias importantes entre los grupos.

Las conclusión de este estudio transcultural de más viejos americanos destacan la necesidad de la enseñanza superior y de intervenciones prueba-basadas de soportar esta población vulnerable. Esto es especialmente crítico desde la masa reducida del músculo, la fuerza y la función física - ese resultado de la proteína escasa y del estado alimenticio inferior - todo el riesgo de más viejos adultos del aumento posterior para las caídas y las secuelas asociadas y a menudo lamentables.”

Safiya George, Ph.D., decano y profesor en la Escuela Universitaria de Enfermería de Christine E. Lynn de FAU

Source:
Journal reference:

Gropper, S.S. et al. (2019) Differences In Nutritional And Physical Health Indicators Among Older African Americans, European Americans, And Hispanic Americans. Journal of Nutrition in Gerontology and Geriatrics. doi.org/10.1080/21551197.2019.1628159.