Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El inhibidor de PARP combinado con quimioterapia aumenta la supervivencia para los enfermos de cáncer ováricos nuevamente diagnosticados

Los investigadores Del Doctor en Medicina centro de la Universidad de Texas del cáncer de Anderson denunciado estudian los resultados que muestran que el tratamiento de la inicial con el veliparib del inhibidor de PARP conjuntamente con la quimioterapia aumentó importante la supervivencia progresión-libre (PFS) para los pacientes con el cáncer ovárico seroso de alto grado nuevamente diagnosticado, metastático, según los resultados de la juicio de VELIA.

El estudio seleccionado al azar III de la fase, fue llevado por los investigadores del asiento de GOG y conducto en 202 sitios en 10 países. Los resultados de ensayo publicados hoy en New England Journal del remedio y serán presentados en la sociedad europea para el congreso médico 2019 de la oncología (ESMO).

Entre pacientes con mutaciones de BRCA, ésos que recibían la terapia de la combinación seguida por terapia del mantenimiento del veliparib tenían un PFS mediano de 34,7 meses, comparado a 22 meses en la arma de mando de la quimioterapia más el placebo seguido por mantenimiento del placebo. Semejantemente, PFS era 31,9 meses en la terapia de la combinación comparada a 20,5 meses en la terapia del mando para los pacientes con cualquier deficiencia homóloga (HR) de la recombinación.

A través de todos los participantes de ensayo, la terapia de la combinación logró un PFS de 23,5 meses, comparado a 17,3 meses para la arma de mando.

Ésta es la primera juicio clínica para utilizar un inhibidor de PARP combinado con la quimioterapia para los enfermos de cáncer ováricos nuevamente diagnosticados. Estos resultados más futuros validan el papel de esta clase de la droga en el tratamiento de pacientes con el cáncer ovárico y ofrecen un nuevo poderío terapéutico que se pueda iniciar con el comienzo de su tratamiento de quimioterapia complementaria.”

Roberto L. Coleman, M.D., profesor de la oncología ginecológica y remedio reproductivo y principal investigador

Según la Sociedad del Cáncer americana, el cáncer ovárico explica más muertes que cualquier otro cáncer del sistema reproductivo femenino. Cerca de 22.530 mujeres recibirán una nueva diagnosis del cáncer ovárico en 2019. Aunque haya habido avances del tratamiento, más los de 75% de pacientes desarrollan enfermedad progresiva en el plazo de tres años.

Los aproximadamente 20% de tumores del cáncer ovárico exhiben mutaciones de BRCA y un 30% adicional tienen más

Deficiencias de la hora, que llevan a las desorganizaciones en la reparación normal del daño de la DNA. Estas mutaciones hacen tumores vulnerables a los inhibidores de PARP, que apuntan un camino compensatorio de la reparación de la DNA. Aunque los resultados fueran los más fuertes de pacientes con los tumores que abrigaban una mutación de BRCA, la juicio también confirmó la ventaja de un inhibidor de PARP para los pacientes sin una mutación de BRCA.

Diagnosticaron a los pacientes nuevamente con el tubo ovárico, de falopio de alto grado o el carcinoma peritoneal primario. La sangre y las muestras de tejido eran analizadas para determinar estado de BRCA y estado homólogo de la recombinación.

De julio de 2015 a julio de 2017, seleccionaron al azar a 1140 pacientes a cualquier quimioterapia/placebo seguidos por el mantenimiento del placebo (arma de mando); la quimioterapia/el veliparib siguió por el mantenimiento del placebo (arma de la veliparib-combinación solamente); o la quimioterapia/el veliparib siguió por mantenimiento del veliparib (veliparib-en la arma).

La combinación estaba generalmente bien tolerada sin toxicidades inesperadas. Las acciones adversas con el veliparib eran anemia y trombocitopenia cuando estaban combinadas con quimioterapia, así como náusea crecientes, y fatigan el guardapolvo.

“La población de pacientes alistada en la juicio era reflexiva de ésas que vemos en clínica cada día como ella permitió para el escenario III y los pacientes y ésos que consiguen cirugía primaria o ésos del escenario IV que experimentan la quimioterapia neoadjuvant antes de cirugía,” dijo Coleman. “Estos resultados son encouraging y solicitan una mayoría de enfermos de cáncer ováricos nuevamente diagnosticados.”

Los estudios futuros observarán combinaciones, predominantemente en la fijación del mantenimiento incluyendo agentes, inmunoterapia o ambas del anti-angiogenesis. Bevacizumab también se puede administrar con quimioterapia completa de la dosis y sería un paso siguiente para una terapia primaria, o estrategia concomitante de la quimioterapia con el veliparib.