Los investigadores encuentran las tendencias del trastorno alimentario que autorizan la investigación creciente

Una universidad en el profesor de Albany ha encontrado las tendencias que autorizan la investigación creciente para los trastornos alimentarios, ella explica.

En 2018, Tomoko Udo, profesor adjunto de la política sanitaria, administración y comportamiento en la escuela de la salud pública, conducto el primer estudio en grande en la incidencia de trastornos alimentarios en los E.E.U.U. puesto que los cambios fueron realizados a las consideraciones diagnósticas, usando el levantamiento topográfico epidemiológico nacional 2012-2013 en el alcohol y onda relacionada de las condiciones la tercera (NESARC-III). Ella ha desplegado desde entonces esa investigación con tres estudios importantes, encontrando que solamente la mitad de la gente con búsqueda de los trastornos alimentarios ayuda, que ciertos datos demográficos son menos probables que otros buscar ayuda, y que las personas con trastornos alimentarios tienen cinco al riesgo más alto multiplicado por seis del suicidio tentativa.

Índices inferiores de ayuda-buscar

Los trastornos alimentarios se asocian a complicaciones médicas numerosas y debilitación sicosocial y como consecuencia, es crucial que la gente con estos desordenes recibe el tratamiento, explica Udo.

Trabajando con los colegas en la Universidad de Yale y publicados en procedimientos de la clínica de Mayo, Udo observaba una muestra del nacional-representante de 36.309 adultos con NESARC-III y encontró que solamente la mitad de la gente con trastornos alimentarios denunció ayuda que buscaba.

Los presupuestos para la ayuda que buscaba para tres diversos desordenes - anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia, y borrachera-consumición de desorden - eran el 34,5 por ciento, el 62,6 por ciento y el 49 por ciento, respectivamente. Total, el más poco de 30 por ciento de ésos con trastornos alimentarios denunció ayuda que buscaba de un consejero o de un psicólogo.

Los hombres y las minorías étnicas/raciales particularmente eran mucho menos probables buscar ayuda que las mujeres o los blancos para el desorden de la borrachera-consumición, caracterizados comiendo excesivamente en un plazo discreto con una baja del mando por lo menos una vez por la semana por tres meses. Los hispanico eran también menos probables buscar la ayuda para la anorexia nerviosa.

Estas diferencias del sexo pueden ser debido a la expectativa que los trastornos alimentarios afectan sobre todo a las mujeres blancas jovenes, que pueden llevar a los trastornos alimentarios circundantes aumentados del estigma para los hombres o las minorías étnicas/raciales y desalentar el buscar del tratamiento.”

Tomoko Udo, profesor adjunto de la política sanitaria, universidad en Albany

Las personas con trastornos alimentarios tienen un riesgo elevado de tentativa del suicidio

Aunque los índices de suicidio estén aumentando de los E.E.U.U., hasta ahora poca investigación epidemiológica ha examinado cómo los trastornos alimentarios se pueden relacionar con las tentativas del suicidio. Udo y el capitán del estudiante Sarah Bitley de la salud pública, publicados en el remedio de BMC, encontrado que los adultos con trastornos alimentarios tienen un riesgo aumentado de suicidio tentativa.

Estudiaron otra vez la muestra del nacional-representante de 36.309 adultos con NESARC-III, que la información incluida sobre trastornos alimentarios e historial médico tal como suicidio tentativa. La información fue recopilada de participantes vía entrevistas diagnósticas personalmente semi-estructuradas.

Los resultados mostraron que ésos con trastornos alimentarios tenían un riesgo más alto del cinco-a-seis-doblez de las tentativas del suicidio comparadas a las sin trastornos alimentarios y a las que tenían anorexia nerviosa - el subtipo de la borrachera/de la purgación tenía un especialmente de alto riesgo de la tentativa del suicidio. Los demandados con el desorden de la borrachera-consumición y el nervosa de la bulimia que tenían una historia de una tentativa del suicidio denunciaron que un inicio anterior del trastorno alimentario y la mayor parte de ésos con desorden de la borrachera-consumición denunció tener el desorden antes de que su primera tentativa del suicidio.

Poner demasiado valor en peso o forma puede aumentar severidad de la debilitación funcional

la Borrachera-consumición de desorden fue agregada al diagnóstico y al manual estadístico para los trastornos mentales en 2013 (DSM-5), las notas de Udo. Poniendo demasiado valor en forma o peso de la carrocería, o la supervaloración del peso/forma, es parte de las consideraciones diagnósticas para el nervosa de la bulimia - pero borrachera-no comiendo desorden. Los estudios con una muestra paciente mostraron que esta supervaloración podría afectar la severidad del desorden de la borrachera-consumición de una persona. Udo y sus personas investigados si las diferencias similares pueden existir en individuos con desorden de la borrachera-consumición en la población en general.

El estudio incluyó a 207 demandados del NESARC-III que cumplió las consideraciones para el desorden de la borrachera-consumición o el nervosa de la bulimia en los últimos 12 meses. Publicado en gorrón de la obesidad, áspero la mitad de ésas con desorden de la borrachera-consumición denunció poner un valor más alto en su peso o forma de la carrocería. Esta supervaloración fue asociada a la mayor severidad del desorden, pues esos participantes denunciaron más debilitación en actividades normales y problemas que conseguían junto con otras. Además, los que tenían supervaloración eran más probables denunciar tener problemas graves en sus vidas de cada día.

“Nuestras conclusión sugieren que la supervaloración podría hacer señales casos más severos del desorden de la borrachera-consumición, y son así importantes fijar,” dijo a Udo. “Los con desorden de la borrachera-consumición que denuncian la supervaloración de la forma/del peso pueden requerir un tratamiento más intensivo y pueden beneficiarse del tratamiento que dirige específicamente su imagen de la carrocería sobre otros factores.”

Source:
Journal reference:

Coffino, J.A. et al. (2019) Rates of Help-Seeking in US Adults With Lifetime DSM-5 Eating Disorders: Prevalence Across Diagnoses and Differences by Sex and Ethnicity/Race. Mayo Clinic Proceedings. doi.org/10.1016/j.mayocp.2019.02.030.