Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio subraya la importancia de la composición de ácidos grasos en dieta

No todas las grasas son iguales en cómo afectan a nuestra piel, según un nuevo estudio en el gorrón de la dermatología investigador, publicado por Elsevier.

Los investigadores encontraron que diversas dietas quetogénicas afectaron la inflamación de la piel diverso hacia adentro psoriasiform-como la inflamación de la piel en ratones. Las dietas quetogénicas pesadas en triglicéridos de la ambiente-cadena (MCTs) tales como coco, especialmente conjuntamente con los ácidos grasos omega-3 de fuentes del aceite de pescado y de la instalación tienen gusto de las tuercas y de las semillas, psoriasis exacerbado.

Este estudio lleva a una comprensión más amplia de efectos posibles de dietas quetogénicas con un contenido muy de alto grado en grasas sobre la inflamación de la piel y subraya la importancia de la composición de ácidos grasos en la dieta,

Encontramos que una dieta quetogénica equilibrada, limitada sobre todo a los triglicéridos de cadena larga (LCTs) tiene gusto del aceite de oliva, del aceite de soja, de pescados, de tuercas, del aguacate, y de las carnes, no exacerbamos la inflamación de la piel.

Sin embargo, las dietas quetogénicas que contienen altas cantidades de MCTs especialmente conjuntamente con los ácidos grasos omega-3, deben ser utilizadas con cautela puesto que pueden agravar condiciones inflamatorias preexistentes de la piel.”

Barbara Kofler, doctorado, programa del esearch para la bioquímica del receptor y metabolismo del tumor, departamento de la pediatría, universidad médica de Paracelsus, Salzburg, Austria

Kofler es el investigador del co-guía.

Las dietas quetogénicas son cada vez más populares debido a su promesa de tratar varias enfermedades y de ascender baja de peso. Se están evaluando como terapia potencial en una variedad de enfermedades y se han sugerido actualmente para actuar como antiinflamatorio en ciertas condiciones.

Los productos dietéticos que contienen el aceite de coco (alto en MCTs) o el aceite de pescado (alto en los ácidos grasos omega-3), consumido como parte de una dieta quetogénica, son comercializados y utilizados por la población en general debido a su salud denunciada que asciende efectos.

Los estudios anteriores han indicado que las dietas de alto grado en grasas con una cantidad sustancial de hidratos de carbono ascienden la progresión psoriasiform-como de la inflamación de la piel y del revelado del dermatitis espontáneo en ratones.

Los investigadores por lo tanto presumieron que las dietas quetogénicas de alto grado en grasas humedecerían psoriasiform-como la progresión de la inflamación de la piel y que la suplementación parcial de LCT con los ácidos grasos MCT y/o omega-3 aumentaría más lejos estos efectos. Aunque el estudio no confirmara esa hipótesis, mostró que una dieta quetogénica LCT-basada no empeora la inflamación de la piel.

el investigador Roland Lang, doctorado, departamento del Co-guía de la dermatología, universidad médica de Paracelsus, Salzburg, Austria, elaboró en los resultados del estudio, las “dietas quetogénicas complementadas con MCTs no sólo inducen la expresión de cytokines favorable-inflamatorios, pero también llevan a una acumulación de neutrófilos en la piel dando por resultado un aspecto clínico peor de la piel de los ratones.

Los neutrófilos están de interés determinado puesto que se saben para expresar un receptor para MCTs y por lo tanto una dieta quetogénica que contiene MCTs puede tener un impacto en otro las enfermedades neutrófilo-mediadas no limitadas a la piel.”

Los ratones usados en el estudio fueron introducidos (el 77 por ciento) una dieta quetogénica extremadamente de alto grado en grasas, que es infrecuente a excepción de los pacientes que siguen un régimen estricto para las dolencias como epilepsia drogorresistente. “Pienso que la mayoría de la gente que sigue una dieta quetogénica no necesite para preocuparse de efectos secundarios de la inflamación indeseada de la piel. Sin embargo, los pacientes con psoriasis no deben considerar una dieta quetogénica una opción terapéutica complementaria, el Dr. conocido Kofler.”

Source:
Journal reference:

Locker, F. et al. (2019) The Influence of Ketogenic Diets on Psoriasiform-Like Skin Inflammation. Journal of Investigative Dermatology. doi.org/10.1016/j.jid.2019.07.718.