El tiempo total pasado en ambientes sociales no aumenta ansiedad o la depresión en adolescentes

El periodo de adolescentes del tiempo pasa en sitios sociales del establecimiento de una red ha subido el 62,5 por ciento desde 2012 y continúa crecer. Apenas el año pasado, estimaban a los adolescentes medios del tiempo gastados en ambientes sociales como 2,6 horas por día. Los críticos han demandado que más tiempo de la pantalla está aumentando la depresión y la ansiedad en adolescentes.

Sin embargo, nueva investigación llevada por Sarah Coyne, profesor de la vida familiar en la universidad de Brigham Young, encontrado que el periodo de tiempo pasado en ambientes sociales no está aumentando directamente ansiedad o la depresión en adolescentes.

“Pasamos ocho años que intentaban entender realmente el lazo entre el tiempo pasado en ambientes sociales y depresión para los adolescentes que se convierten,” Coyne dijo sobre su estudio publicado en computadores en conducta humana. ¿“Si aumentaran su tiempo social de los ambientes, las haría deprimió más? ¿También, si disminuyeron sus ambientes sociales tiempo, menos fueron depresos? La respuesta es no. Encontramos que el tiempo pasado en ambientes sociales no era qué afectaba ansiedad o la depresión.”

La salud mental es un síndrome del multi-proceso donde está probable nadie factor de ansiedad la causa de la depresión o de la ansiedad. Este estudio muestra que no es simplemente el periodo del tiempo pasado en ambientes sociales que está llevando a un aumento en la depresión o a ansiedad entre adolescentes.

No es apenas el periodo del tiempo que es importante para la mayoría de los cabritos. Por ejemplo, dos adolescentes podrían utilizar los ambientes sociales para exactamente la misma cantidad de tiempo pero pueden tener resultados sumamente diversos como resultado de la manera que la están utilizando.

Sarah Coyne, profesor de la vida familiar en la universidad de Brigham Young

La meta de este estudio es ayudar a la sociedad en conjunto a moverse más allá del discusión del tiempo de la pantalla y en lugar de otro a examinar el contexto y a contentar uso social de alrededor de los ambientes.

Coyne tiene tres sugerencias para utilizar ambientes sociales en maneras más sanas.

Sea un utilizador activo en vez de un utilizador pasivo. En vez apenas del enrollamiento, comenta, el poste y tiene gusto activamente del otro contenido.

Los ambientes sociales del límite utilizan por lo menos una hora antes de caer dormida. Conseguir suficiente sueño es uno de los factores más protectores para la salud mental.

Sea intencional. Observe sus estímulos para empeñar con ambientes sociales al primer lugar.

“Si usted consigue conectado específicamente buscar la información o conectar con otras, ésa puede tener un efecto más positivo que consiguiendo conectado apenas porque le aburren,” Coyne dijo.

En un esfuerzo de entender la salud mental de los adolescentes y su uso social de los ambientes, los investigadores trabajaron con la juventud 500 entre las edades de 13 y 20 quién terminó los cuestionarios una vez que-anuales sobre una envergadura de ocho años. El uso social de los ambientes fue medido por preguntando a participantes cuánta hora pasaron en sitios sociales del establecimiento de una red en un día típico. Para medir la depresión y la ansiedad, los participantes respondieron a las preguntas con diversas escalas para indicar síntomas y niveles depresivos de la ansiedad. Estos resultados entonces eran analizados en un nivel individual para considerar si había una correlación fuerte entre las dos variables.

A la edad de 13 años, los adolescentes denunciaron un uso social medio del establecimiento de una red de 31-60 minutos por día. Estos niveles medios aumentaron constantemente de modo que por edad adulta joven, denunciaran hacia arriba de dos horas por día. Este aumento del establecimiento de una red social, aunque, no predijo la salud mental futura. Es decir, los aumentos de los adolescentes en establecimiento de una red social más allá de sus niveles típicos no predijeron cambios en ansiedad o la depresión un año más tarde.

Source:
Journal reference:

Coyne, S. M. et al. (2019) Does time spent using social media impact mental health?: An eight year longitudinal study. Computers in Human Behavior. doi.org/10.1016/j.chb.2019.106160