El investigador de la universidad de Creighton gana la concesión de NIH para estudiar osteoporosis en mujeres diabéticas

De una oficina de la esquina alta encima de la salud Immanuel de la JI, un investigador de largo plazo de la universidad de Creighton está trazando otro paso a lo largo de un camino que él espera liberará eventual a mujeres diabéticas de osteoporosis, una de muchas enfermedades que golpeen a diabéticos más fuertemente que la población en general.

Tienen una incidencia mucho más alta de las fracturas del inferior-trauma que mujeres nondiabetic de la misma edad. Este estudio es importante por los diabéticos que tienen ya un manojo de enfermedades extras debido a su diabetes -; enfermedad cardíaca, recorrido, enfermedad ocular, enfermedad del músculo, enfermedad del nervio.”

Roberto Recker, Doctor en Medicina, investigador principal con el centro de investigación de la osteoporosis de Creighton

Se prevee que el estudio de cinco años, que implicará 40 mujeres diabéticas y a 40 mujeres nondiabetic, cueste $2,7 millones, $1,5 millones cuyo está siendo revestido por una concesión del instituto nacional de la diabetes y de las enfermedades digestivas y de riñón, que es un componente de los institutos de la salud nacionales federales.

La investigación de por vida de Recker en osteoporosis le ha ganado un lugar entre los especialistas superiores de la biología del hueso de la nación. Su aproximación refleja el conocimiento espigado de un estudio anterior en el cual encontraron a 60 personas que sufrían de fracturas de hueso del inferior-trauma para tener anormalidades en la calidad mecánica de su estructura del hueso cuando estaban comparadas a una población igual de gente con Massachusetts idéntico del hueso Recker comparen la diferencia al hierro y al acero.

El “acero es mucho más potente que hierro porque ha compuesto de los elementos múltiples que son heterogéneos,” Recker dice. El “hierro, si usted pone suficiente carga en ella, se rompe. Acero, si usted pone la misma carga, doblará un poco, y dobla un poco más con más carga y un poco más y un poco más, pero no falla casi tan fácilmente como el hierro.

“Así pues, nuestra idea a lo lardo de ha sido que hay los defectos mecánicos en tejido del hueso que son responsables por lo menos un cierto riesgo. De hecho, la causa de la fractura se ha observado para estar, en estudios muy grandes, sólo el cerca de 50% se relacionaron con la masa inferior del hueso y el descanso se relaciona con las cosas desconocidas.”

Recker dice que él estudiará exclusivamente a las mujeres caucásicas en este estudio inicial, que experimentan osteoporosis en niveles mucho más altos que otras carreras.

“Otras carreras, y los hombres, tendrán diversas conclusión, que confundirán los datos, y si vamos a incluir todos los ésos, tendríamos que desplegar el tamaño de muestra importante,” él dice. “Si concluimos un estudio en las mujeres blancas, después podemos hacer un estudio en mujeres de color. Paso a paso.”

El reclutamiento comenzará pronto, Recker dice. Las mujeres diabéticas interesadas en participar deben llamar 402-280-2663.