Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los ácidos grasos D y omega-3 de la vitamina no son efectivos en reducir la inflamación sistémica

Vitamina D y ácidos grasos marinos omega-3 -- también conocido como aceite de pescado -- se pretenden tener muchas subsidios por enfermedad, incluyendo reducir la inflamación sistémica. Las señales de la inflamación sistémica se atan a las enfermedades del envejecimiento y de la obesidad, incluyendo enfermedad cardiovascular, paro cardíaco, osteoporosis, la diabetes mellitus, algunos cánceres, y enfermedades neurodegenerative tales como enfermedad de Alzheimer. Mientras que muchos consumidores toman suplementos con la intención de bajar su inflamación y de prevenir enfermedad, un análisis de la vitamina D y la juicio OmegA-3 (VITAL) por los investigadores en Brigham y el hospital de las mujeres indica que ni la vitamina D u omega-3s era efectivos en reducir la inflamación sistémica. Los resultados de las personas se publican en química clínica.

¿La gente piensa común que estos suplementos pueden prevenir enfermedades inflamatorias, pero cuando un paciente pregunta a su doctor, “debo tomar este suplemento? los “doctores no conocen a menudo qué aconsejar porque no ha habido juicios clínicas del gran escala. VITAL ofrece un grupo de datos grande para dirigir estas preguntas. En este caso, no hay un mensaje potente que cualquier suplemento reducirá riesgo de inflamación sistémica, por lo menos no los biomarkers de enfermedad.”

Karen Costenbader, Doctor en Medicina, MPH, autor correspondiente y director del programa del lupus en la división de reumatología, de inflamación y de inmunidad

El estudio VITAL es una juicio seleccionada al azar, de doble anonimato, placebo-controlada en la cual los investigadores probaron los efectos de suplementos de la vitamina D (2000 IU/day), Omega 3s (1 gm/day) o ambas. Para este análisis, Costenbader y los colegas probaron los niveles de tres biomarkers sabidos de inflamación al inicio de la juicio y después de un año de tomar suplementos o un placebo. Eran interleukin-6 (IL-6), el factor-receptor 2 de la necrosis del tumor, y proteína C-reactiva de la alta sensibilidad (hsCRP).

Las personas encontraron que ningunas suplemento redujeron los biomarkers en un año. Asombrosamente, entre ésos que tomaban el suplemento de la vitamina D, en vez de la disminución, los niveles IL-6 subieron por el 8,2 por ciento. Los investigadores también denuncian que entre los participantes que tenían admisión más inferior de los pescados al inicio de la juicio, los niveles del hsCRP disminuyeron para ésos que tomaban el suplemento omega-3.

Los autores observan que analizaban los biomarkers para solamente un subgrupo de la población de juicio original -- aproximadamente 1.500 de sobre 25.000 participantes -- pero seleccionaron cuidadosamente una muestra representativa. Además, VITAL solamente probado una formulación cada uno de los suplementos D y omega-3 de la vitamina. Una multitud de suplementos está disponible.

“Mientras que el fondo es que no vimos una reducción en marcadores de la inflamación para las que tomaron cualquier suplemento, vimos que esa gente cuya admisión de los pescados era inferior en la línea de fondo tenía una reducción en uno de los biomarkers de la inflamación,” dijo a Costenbader. “Será interesante e importante ver los resultados de los análisis VITALES futuros, especialmente los que observen a riesgo de enfermedades bastante que biomarkers.”

Source:
Journal reference:

Costenbader, K., et al. (2019) The Effects of One Year of Vitamin D and Marine Omega-3 Fatty Acid Supplementation On Biomarkers of Systemic Inflammation in Older U.S. Adults. Clinical Chemistry. doi.org/10.1373/clinchem.2019.306902.