Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los retos sustanciales de comprensión causados por la substancia utilizan, uso erróneo y dependencia

Esta semana considera la publicación de los primeros trabajos de investigación que formarán la parte edición especial del remedio de PLOS de la última, que se dedica a entender los retos sustanciales causados por uso y uso erróneo de la substancia y a intentarlos informar a reacciones en el sector de la salud y más allá. El contenido para la edición especial se ha seleccionado junto con los redactores invitados Margarita Alegría, Steffanie Strathdee y Alexander Tsai.

Los retos sustanciales de comprensión causados por la substancia utilizan, uso erróneo y dependencia
Haber de imagen: Jacksoncam, Flickr

El uso de la substancia es una amenaza en casi todas las fijaciones por todo el mundo, y el resultar dañar-incluyendo la transmisión del uso de la droga de las enfermedades infecciosas por inyección, muertes de la sobredosis, y las cuestiones complejas causadas por problemas graves a largo plazo de la dependencia-actitud no sólo para la gente afectada y sus familias pero también para los proveedores, los responsables políticos, ésos que trabajan en sistemas de justicia penal y otros de la salud.

La epidemia actual del uso del opiáceo y la morbosidad y la mortalidad de seguimiento, notablemente la carga cada vez mayor de las muertes de la sobredosis, en los Estados Unidos y otros países se ha reconocido bien en reciente año-con los centros para el control y prevención de enfermedades de los E.E.U.U. que destacaban un peaje diario de cerca de 190 muertes de la sobredosis de droga. En un trabajo de investigación en la edición especial, Yu-Jung Jenny Wei de la universidad de la Florida, Gainesville, y los co-autores denuncian sobre recetas documentadas del opiáceo en una cohorte de 227.000 adultos con una diagnosis del desorden del uso del opiáceo o sobredosis en los Estados Unidos durante el período 2005-16. Los esfuerzos de contener el uso de los opiáceos de la receta se centran generalmente en la gente que recibe el magnesio 90 de los equivalentes de la morfina por día o más. Sin embargo, los autores encontraron que eso el cerca de 35% de participantes del estudio no recibieron ningún opiáceo de la receta en el año antes de que la diagnosis del uso o de la sobredosis del opiáceo, y dos tercios recibieran opiáceos en un nivel abajo del umbral reconocido para el riesgo. Comentan que los programas que intentaban limitar el uso de los opiáceos de la receta podrían faltar a una proporción cada vez mayor de gente a riesgo de daño del uso erróneo del opiáceo.

En un segundo el estudio publicado, Joel Hudgins del hospital de niños de Boston, y colegas, denuncia sobre uso y uso erróneo del opiáceo de la receta de los adolescentes y de los adultos jovenes, sobre la base de un análisis de la encuesta sobre nacional los E.E.U.U. en uso de la droga y de la salud para 2015 y 2016. Los autores encontraron que el 21% de adolescentes (entre cerca de 28.000 participantes envejecidos 12-17 años) y el alrededor 32% de adultos jovenes (entre cerca de 28.000 participantes envejecidos 18-25 años) habían utilizado opiáceos de la receta en el año pasado, correspondiente 32,8 millones de personas de estimado en la población de los E.E.U.U. en agregado. El uso del opiáceo era más común en mujeres que en hombres, y el uso erróneo del opiáceo fue denunciado por 3,8% de adolescentes y 7,8% de adultos jovenes. Los “esfuerzos de la prevención y del tratamiento deben tener en cuenta que mayor que la mitad de las juventudes que emplean mal opiáceos de la receta obtenga estas medicaciones a través de amigos y de parientes”, los autores dicen.

En un estudio a escala nacional realizado en Suecia, James Kirkbride de la Universidad Londres, y los colegas del instituto de Karolinska, Suecia, denuncian sobre desordenes del uso de la substancia en grupos del nómada del refugiado y del no-refugiado. Aunque conozcan a los refugiados para estar en un riesgo más alto del trastorno por estrés postraumático que gente en la población en general, por ejemplo, ha habido menos investigación sobre uso de la substancia. Los datos más de 1,2 millones de personas de eran incluidos, incluyendo 17.700 refugiados y 104.200 otros nómadas, con el Oriente Medio y la África del Norte siendo la región de origen para las proporciones más grandes de refugiados y de nómadas. Los investigadores encontraron que los refugiados eran substancialmente menos probables que individuos Sueco-nacidos haber sido diagnosticados con un desorden del uso de la substancia (índice ajustada 0,52 [ci 0.46-0.60 del peligro del 95%]), al igual que los nómadas del no-refugiado (0,46, 0.43-0.49). Los riesgos aparecían converger con los de la población sueca en un cierto plazo, sin embargo, con las diferencias pronunciadas menos en la gente que había emigrado en 0-6 años de edad con respecto a ésas que emigraban después de 20 años de edad.

Papeles más futuros de la investigación y del comentario para la edición especial serán publicados las próximas semanas, y observamos adelante al combate en curso en la investigación centrada en la comprensión y dirigiendo la crisis global en general utilice y emplee mal.

Source:
Journal reference:

Wei, Y-J.J., et al. (2019) Trends in prescription opioid use and dose trajectories before opioid use disorder or overdose in US adults from 2006 to 2016: A cross-sectional study. PLOS Medicine. doi.org/10.1371/journal.pmed.1002941.