Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La membrana protectora especial reduce la acumulación del tejido fibrótico alrededor de los marcapasos

Los científicos de ETH han desarrollado una membrana protectora especial hecha de la celulosa que reduce importante la acumulación del tejido fibrótico alrededor de los implantes de los marcapasos cardiacos, como se explica en la aplicación actual los biomateriales del gorrón. Su revelado podía simplificar grandemente los procedimientos quirúrgicos para los pacientes con los marcapasos cardiacos.

“Cada marcapasos tienen que ser reemplazados en algún momento. Cuando este vez viene, típicamente después de cerca de cinco años cuando expira la batería del dispositivo, el paciente tiene que experimentar cirugía,” explica a Aldo Ferrari, científico mayor en grupo de profesor Dimos Poulikakos de ETH y en Empa. “Si demasiado tejido fibrótico ha formado alrededor de los marcapasos, complica el procedimiento,” él explica. En estos casos, el cirujano tiene que cortar en y quitar este exceso de tejido. No sólo eso prolonga la operación, él también aumenta el riesgo de complicaciones tales como infección.

La microestructura reduce la formación fibrótica del tejido

Para vencer esta entrega, Ferrari y sus colegas en ETH Zurich pasaron los años últimos que desarrollaban una membrana con una estructura superficial especial que es menos conducente al incremento del tejido fibrótico que la superficie de metal lisa de marcapasos. Esta membrana ahora se ha patentado y Ferrari está trabajando con los investigadores compañeros en el centro de investigación de Wyss Zurich, la universidad de Zurich y el centro alemán de la investigación cardiovascular en Berlín para hacerla mercado-lista para el uso en pacientes.

Como parte de este proceso, el consorcio de la investigación ahora ha probado la membrana en lingotes. En cada lingote, los científicos implantaron dos marcapasos, uno de los cuales fueron envueltos en la membrana de la celulosa.

Después del período anual de la prueba, los investigadores pueden denunciar resultados positivos: las carrocerías de los lingotes toleran la membrana y no la rechazan. “Esto es porque la tolerancia es un requisito de la base para los materiales del implante,” Ferrari que encuentra importante dice. Apenas como importantemente, la membrana hizo lo que fue supuesto: el tejido fibrótico que formó alrededor de ella era, por término medio, sólo un tercero tan grueso como el tejido que formó alrededor de los marcapasos unencapsulated.

Paso siguiente: Juicios clínicas

Los científicos atribuyen esta reducción en la formación fibrótica del tejido en la primera fase al material sí mismo - la celulosa es fibrosa por naturaleza. “Cuando el tejido fibrótico forma, la primera fase es la deposición de proteínas en la superficie. Una superficie fibrosa de la membrana impide este proceso,” explica a Francisco Robotti, autor importante del estudio y científico en grupo de profesor Poulikakos de ETH. Otro factor es que los investigadores crearon la membrana con panal-como las muescas en la superficie, cada los 10 micrómetros de medición en diámetro. “Estas muescas hacen difícil para las células que forman el tejido fibrótico para adherirse a la superficie - el segundo escenario en los procesos de la formación,” Robotti dice.

Ahora que el material ha probado acertado en las juicios animales, los científicos proyectan solicitar la aprobación para las juicios clínicas en seres humanos en colaboración con el efecto Hylomorph de ETH, que será responsable de la comercialización de la membrana. Las juicios slated para comenzar el próximo año en tres centros cardiacos grandes en Alemania.

Source:
Journal reference:

Robotti, F. et al. (2019) Microengineered biosynthesized cellulose as anti-fibrotic in vivo protection for cardiac implantable electronic devices. Biomaterials. doi.org/10.1016/j.biomaterials.2019.119583