El estudio estima el riesgo de positivos falsos en la investigación de cáncer de colon

El cáncer colorrectal puede convertirse por meses sin producir ningunos síntomas y, tan pronto como primeros aparezcan, la enfermedad está a veces ya en un escenario avanzado. Los programas de cribado permiten descubrir la enfermedad cuando está en sus escenarios iniciales y, así, poder tratarla a tiempo y aumentar las ocasiones de la vulcanización. Pero, a pesar de sus ventajas sin obstrucción, puede haber un pequeño grupo de los pacientes que sufren las consecuencias de un “positivo falso”. Esto significa que la sangre encontrada en el taburete puede ser debido a las patologías benignas tales como (hemorroides o pólipos) y no de cáncer y, por lo tanto, de una colonoscopia debe ser realizado para confirmar la diagnosis. Por lo tanto, reducir la posibilidad de un resultado del “positivo falso” es muy importante perfeccionar el equilibrio de la riesgo-ventaja de los programas de cribado.

Por este motivo los investigadores del programa del Analytics de los datos de la oncología (PADO) y de la unidad de la investigación de la prevención de cáncer y del programa de mando de ICO y de CIBERESP, coordinados por el investigador de ICO-IDIBELL, Víctor Moreno, acaban de publicar en la epidemiología, los Biomarkers y la prevención del cáncer del gorrón científico un estudio para estimar el riesgo acumulativo de un resultado del “positivo falso” en el análisis de sangre oculto fecal durante 7 cartuchos de investigación colorrectal realizados en el área de la influencia del ICO y para determinar sus factores asociados en un programa de cribado colorrectal sobre la base de la población de cáncer.

Un estudio con 17 años de la evolución (2000-2017)

El objetivo de este estudio ha sido estimar el riesgo acumulativo de un positivo falso en el análisis de sangre oculto fecal durante 7 cartuchos de investigación y determinar sus factores asociados en un programa de cribado sobre la base de la población para el cáncer colorrectal. Durante el período 2000-2017, el riesgo acumulado de un resultado del “positivo falso” era 16,2% ajustados según edad, sexo y el tipo de prueba. Estos datos indican que los participantes que comienzan a revisar a la edad de 50 y terminan los 10 cartuchos de la investigación hasta la edad de 69, tienen ocasión más de 20% del tener un “positivo falso”. De todas formas, el único daño estaría teniendo que hacer una colonoscopia innecesaria.

Creemos que el riesgo acumulativo de un “positivo falso” en la investigación colorrectal usando un análisis de sangre oculto fecal parece aceptable, puesto que la colonoscopia alarga el tiempo requerido para realizar otra investigación colorrectal adicional, mientras que los índices de complicaciones siguen siendo relativamente inferiores.”

Montserrat García, el autor correspondiente del artículo responsable de la investigación en la unidad de la investigación del instituto catalán de la oncología

Colon y cáncer rectal

El colon y el cáncer rectal es una enfermedad común de la edad de 50. Es el cáncer más frecuente que considera las cajas de ambos sexos, y se estima que 6.000 nuevos casos están diagnosticados en Cataluña cada año. Es la segunda causa de cabeza de la muerte del cáncer en nuestro país (2.500 anualmente), y la gran mayoría ocurre en gente durante 60 años.

La mayoría de los cánceres colorrectales se convierten de las lesiones llamadas los pólipos adenomatosos, lesiones precancerosas. Los pólipos y los cánceres sangran intermitente, y es esta sangre que se puede descubrir a través de la prueba ofrecida por el programa de la detección temprana. El cáncer colorrectal puede convertirse por meses sin causar malestar y a menudo, cuando aparecen, la enfermedad es ya muy avanzada. Los programas de la detección temprana permiten descubrir la enfermedad en sus primeros tiempos, que hace más fácil tratar y aumentar las ocasiones de la vulcanización. Éste es probablemente uno de los mejores ejemplos de cómo la detección temprana perfecciona el pronóstico de la enfermedad y reduce la agresividad de los tratamientos.

Source:
Journal reference:

Ibáñez-Sanz, G., et al. (2019) False-Positive Results in a Population-Based Colorectal Screening Program: Cumulative Risk from 2000 to 2017 with Biennial Screening. Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention. doi.org/10.1158/1055-9965.EPI-18-1368.