La diapositiva manchada de sangre de 75 años del microscopio revela la extensión histórica de la malaria

La DNA de parásitos de malaria europeos suprimidos persona de 75 años destapa la extensión histórica de una de las dos formas mas comunes de la enfermedad, vivax del Plasmodium, de Europa a las Américas durante el período colonial, los hallazgos que un nuevo estudio co-llevó por UCL.

La investigación publicada en biología molecular y la evolución denuncia la serie del genoma de un parásito de malaria originario de las diapositivas médicas manchadas de sangre del microscopio usadas en 1944 en España, uno de los equilibrios pasados de la malaria en Europa.

La malaria era una enfermedad importante en Europa puesto que antigüedad y fue suprimida solamente en la región en el siglo XX.

Las personas internacionales, llevadas por UCL, el instituto de la biología evolutiva (IBE), Barcelona, y la universidad de Copenhague, analizaban las diapositivas a partir de los años 40 que fueron obtenidos con permiso de la colección médica del Dr. Ildefonso Canicio, investigador español de la microscopia de la malaria a partir de los 1900s tempranos. Las diapositivas fueron utilizadas para diagnosticar a los pacientes que sufrían de malaria en el delta del Ebro de España, donde estaba común la malaria hasta los años 60.

Comparando los datos genéticos de las diapositivas a un grupo de datos global de los genomas modernos del vivax del P., los investigadores encontraron que los parásitos de malaria europeos suprimidos eran genético los más similares (a las deformaciones tercianas de la malaria del vivax del P.) encontradas actualmente en las Américas, incluyendo México, el Brasil y Perú.

El poder obtener un genoma completo del vivax europeo extinto del Plasmodium de estas viejas diapositivas de las décadas permitió que hiciéramos preguntas en cuanto a cómo la malaria pudo haber afectadonos hace siglos. Encontramos un lazo sin obstrucción con las deformaciones centrales y suramericanas modernas, estableciendo los vínculos históricos que extendían enfermedad entre estos continentes.”

El Dr. Lucy van Dorp, autor del co-guía, instituto de la genética de UCL

Analizar una muestra histórica también permitió a los investigadores estimar los regímenes de la mutación, ayudándoles a deducir cuando las diversas deformaciones regionales de la malaria del vivax del P. divergieron de uno a. Estimaban que el antepasado común pasado entre la deformación europea suprimida y las todavía presenta en las Américas al siglo XV.

Esta divergencia coincide con los colonos europeos que introducen malaria terciana en las Américas y sugiere que no infectaron a la población indígena de las Américas antes de su contacto con los europeos. No hay pruebas seguras de la malaria en las Américas antes de épocas coloniales, sino que hay cuentas históricas de la malaria terciana en Europa desde Grecia clásica.

“Podríamos fechar la edad de la extensión a las Américas alrededor del siglo XV, que apunta sin obstrucción a una introducción de la enfermedad que sigue el contacto europeo,” profesor explicado Francois Balloux (instituto del co-autor de la genética de UCL).

Los investigadores podían también ganar nuevos discernimientos en cómo los agentes de la enfermedad infecciosa pueden desarrollar resistencia a los tratamientos. Las personas encontraron que la muestra de la malaria de los años 40 tenía ya algunas mutaciones genéticas que se saben para consultar resistencia a las drogas antimalariales modernas, a pesar de ellas que eran funcionando en ese entonces.

Las conclusión sugieren potencial de la resistencia a los medicamentos pudo haber existido ya en algunas últimas deformaciones de la malaria, posiblemente debido al uso histórico de la quinina (que se ha utilizado para tratar malaria así como otras dolencias), permitiendo que el parásito evada medicaciones modernas pronto después de su introducción.

Profesor Carlos Lalueza-Fox, paleogeneticist en el instituto de la biología evolutiva (IBE, CSIC-UPF) en Barcelona que co-llevó el estudio, dijo que la perspectiva de genomas históricos lo excita para ayudarnos a entender malaria:

Mi estímulo inicial para estudiar esta deformación antigua de la malaria es el hecho de que mi padre contrató malaria en 1938, mientras que cruza la región del Ebro con el ejército republicano durante la guerra civil española.

Después de explotar el potencial del viejo material médico de entender enfermedades infecciosas modernas, conseguí enganchado y somos actualmente compra de componentes más diapositivas de las colecciones médicas y del museo para entender donde la malaria emergió primero y en seguida se extendió a otras regiones del mundo.”

Source:
Journal reference:

van Dorp, L., et al. (2019) Plasmodium vivax Malaria Viewed through the Lens of an Eradicated European Strain. Molecular Biology and Evolution. doi.org/10.1093/molbev/msz264.