Ommochromes tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antimutagenic

Ommochromes, los pigmentos que colorean la piel de calamares y de otros invertebrados, se podría utilizar en comida y los sectores de la salud para sus propiedades antioxidantes y antimicrobianas. Esto es confirmada por los análisis realizados por los investigadores de la universidad del Sonora en México y de la universidad de Miguel Hernández en España.

Una de las características más conocidas del calamar es su capacidad de cambiar su color para mezclar hacia adentro con el ambiente, que hace contratando o relajando a las células epiteliales conocidas como chromatophores.

Ahora, los científicos en la universidad de Miguel Hernández en Elche (España) y la universidad del Sonora en México han descubierto que estas células contienen un tipo de pigmento violeta, llamado el ommochrome, que tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antimutagenic.

Cuando agregamos los extractos de estos pigmentos del calamar a las culturas bacterianas como monocytogenes de la listeriosis, enterica de las salmonelas, estafilococo áureo o Hemophilus influenzae, o a los hongos como albicans de la candida, el incremento de microorganismos se inhibe.

Jesús Enrique Chan, investigador en las dos universidades y co-autor del estudio

“Por otra parte,” él agrega, los “ommochromes actúan como los antioxidantes, el atascamiento o “el secuestro de los” metales y eliminación de los radicales tales como un oxígeno activo llamado los aniones de la camiseta y del superóxido. Hemos determinado las mejores condiciones de la temperatura, del tiempo y de la proporción con los disolventes para obtener su mayor actividad antioxidante y antimicrobiana, así como su capacidad antimutagenic contra agentes tales como aflatoxina B1 (una micotoxina mutágena).”

El estudio, publicado en el gorrón de la microbiología, biotecnología y las ciencias de la alimentación, concluye que los ommochromes del cefalópodo son los componentes responsables de todas estas propiedades y puntos culminantes beneficiosos: “Son pigmentos con un valor terapéutico prometedor, que se podría aplicar en futuro en comida y los sectores de la salud.”

Para realizar su investigación, los autores han utilizado muestras del calamar gigante (gigas) de Dosidicus, una especie que se coge en la Costa del Pacífico de América y que se utiliza principal para su capa y tentáculos. El descanso, incluyendo su piel, se mira como desecho de la pesca y se vacia en el mar.

“Esto genera problemas de la contaminación en las costas,” dice a Chan, “investigación como el, en las cuales informamos sobre cómo estos desechos podrían ser utilizados, ayuda tan a evaluarlo de nuevo y a disminuir su vaciar en el ambiente.”

El ommochrome principal determinado por los científicos es xanthommatin, un pigmento encontrado en el otro calamar común (Loligo vulgaris, el pealeii de Doryteuthis…), el pulpo de las jibias (officinalis de Seppia) (pulpo vulgaris) y la otra especie invertebrada, de los cuales esta composición beneficiosa podría también ser extraída.

Source:
Journal reference:

Chan-Higuera, J. E. et al. (2019) Jumbo squid (Dosidicus gigas) skin pigments: chemical analysis and evaluation of antimicrobial and antimutagenic potential. Journal of Microbiology, Biotechnology and Food Sciences. doi.org/10.15414/jmbfs.2019.9.2.349-353