Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las nuevas estrategias necesarias para manejar las toxicidades ibrutinib-relacionadas en pacientes de CLL, estudio sugieren

Las nuevas conclusión por el centro del cáncer de Yale (YCC) y los investigadores del hospital del cáncer de Smilow muestran que como el uso del ibrutinib de la droga toma de altura en pacientes con leucemia linfocítica crónica (CLL), haga tan los índices de pacientes que paren el tomar de la droga. El estudio fue presentado hoy en la sociedadst de 61 americanos de la reunión de la hematología (CENIZA) en Orlando, la Florida. El Congreso Anual es asistido una audiencia internacional de más de 25.000 profesionales de la hematología.

Ibrutinib, un inhibidor oral de la cinasa de la tirosina de Bruton, es un tratamiento apuntado para (CLL), aprobado por la administración de la comida y de la droga de los E.E.U.U. para la enfermedad recaída y nuevamente diagnosticada. Las juicios clínicas giratorias encontraron que el ibrutinib muestra eficacia favorable y está tolerado bien en pacientes nuevamente diagnosticados, con el uso de interrupción del cerca de 9% después de un año.

El descubrimiento apunta a la necesidad de las aproximaciones innovadoras para los tratamientos nuevos para la enfermedad. Aunque el ibrutinib se utilice cada vez más en el tratamiento inicial de CLL en este país, los pacientes son más probables parar el tomar de la droga que fue denunciado en las juicios giratorias.”

Scott Huntington, M.D., M.P.H., profesor adjunto del remedio en YCC y autor importante del estudio

Los investigadores conducto un estudio ficticio retrospectivo de los pacientes de CLL tratados en las clínicas de la comunidad usando la base de datos a escala nacional de la salud de la plancha. Encontraron que el uso del ibrutinib para el tratamiento (inicial) de primera línea para la enfermedad toma de altura al cerca de 40% de pacientes a finales de 2018. Entre cerca de 1.500 de estos individuos que recibieron la continuación adecuada, el cerca de 16% pararon el ibrutinib que tomaba en el plazo de 180 días de lanzamiento. Esta discontinuación temprana era especialmente común entre gente 80 años o más viejos y entre las cuya había progresado enfermedad ya bastante que no podrían realizar ningún trabajo. Los investigadores observaron que las estrategias óptimas para manejar toxicidades ibrutinib-relacionadas no son bien definidas y sugeridas que los instrumentos de apoyo clínicos de decisión y otras aproximaciones modernas del lanzamiento de cuidado del cáncer fueran explorados para perfeccionar la administración de las terapias nuevas de CLL.