Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio revela el mecanismo que las células cancerosas pancreáticas de las ayudas evitan el hambre

Un nuevo estudio revela el mecanismo que las células cancerosas pancreáticas de las ayudas evitan el hambre dentro de tumores densos secuestrando un proceso que tire de los alimentos hacia adentro de sus alrededores.

Llevado por los investigadores en la Facultad de Medicina de NYU Grossman, el estudio explica cómo los cambios en el gen RAS -- sabido para animar el incremento anormal visto en el 90 por ciento de enfermos de cáncer pancreáticos - también acelere un proceso que suministre los bloques huecos requeridos para ese incremento.

El macropinocytosis llamado, el proceso engulle las proteínas y las grasas, que se pueden analizar en los aminoácidos y los metabilitos usados para construir las nuevas proteínas, los cabos de la DNA, y las membranas celulares. Las células cancerosas no pueden multiplicarse sin estos recursos a mano, dicen a los autores del estudio.

El 11 de diciembre en línea publicado en la naturaleza del gorrón, la nueva obra determina los pasos moleculares dominantes que son formados por las células cancerosas para reforzar micropinocytosis.

Encontramos que un mecanismo relacionado con el abastecimiento nutritivo que creemos podría ser utilizado para negar las células del tumor del mutante de RAS de un mecanismo dominante de la supervivencia.

Primero estudie a Craig Ramírez autor, doctorado, becario postdoctoral en el departamento de la bioquímica y farmacología molecular en la Facultad de Medicina de NYU

Teatro de operaciones

Específicamente, el equipo de investigación encontró que las mutaciones de RAS más futuras activan la proteína SLC4A7, que permite a la proteína llamada ciclasa soluble bicarbonato-relacionada del adenilato activar la cinasa A. de la proteína enzimática. Esto a su vez fue encontrada para cambiar la situación de una proteína llamada v-ATpasa.

Cambio adonde la v-ATpasa opera desde las profundidades de células a las áreas cerca de sus membranas exteriores, la reacción coloca la enzima para entregar el colesterol necesario por RAC1 para sujetar a las membranas celulares, los investigadores dicen. La acumulación de la v-ATpasa cerca de las membranas exteriores, y la colocación relacionada de Rac1, permiten a las membranas bombear temporalmente, laminan encima en ellos mismos, y forman alimento-engullir las cavidades (vesículas) durante macropinocytosis.

En cultivo celular estudia, tratamiento de las células del mutante RAS con el inhibidor S0859 de la familia SLC4 llevado a una reducción importante en la localización RAS-relacionada de la ATpasa del v a las membranas exteriores, así como a la inhibición del micropinocytosis.

Además, el análisis de datos moleculares del tejido ductal pancreático humano (PDAC) de la adenocarcinoma reveló que el gen para SLC4A7 es cuádruple expresado más arriba en tumores que en tejido pancreático próximo normal.

Las personas de estudio también mostraron eso que imponía silencio al gen para SLC4A7 en las células cancerosas pancreáticas retrasadas o los tumores encogidos en ratones. Después de 14 días, el 62 por ciento de tumores con SLC4A7 impuesto silencio mostrado redujo incremento en los ratones comparados con los tumores con el gen activo, y el 31 por ciento de tumores mostró la contracción.

Ahora estamos explorando para los candidatos de la droga que pudieron inhibir la acción de SLC4A7 o v-ATpasa como tratamientos futuros potenciales que ciegan macropinocytosis,” dice la Barra-Sagi mayor de Dafna autor del estudio, el doctorado, el vicepresidente, el vice decano para la ciencia, y al principal oficial científico en la salud de NYU Langone. “Ambas proteínas son en principio buenos objetivos porque se conectan al incremento del cáncer y operan cerca de las superficies de la célula cancerosa, donde una droga entregada a través de la circulación sanguínea podría alcanzarlas.”

Source:
Journal reference:

Ramirez, C. et al. (2019) Plasma membrane V-ATPase controls oncogenic RAS-induced macropinocytosis. Nature. doi.org/10.1038/s41586-019-1831-x