Los ácidos de bilis podían también desempeñar un papel en inmunidad y la inflamación

Podrían los ácidos de bilis--los jugos de gordo-disolución agitaron fuera por el hígado y la vesícula biliar--¿también desempeñe un papel en inmunidad y la inflamación?

La respuesta aparece estar sí, según dos estudios separados de la Facultad de Medicina de Harvard publicados en naturaleza.

Las conclusión de los dos estudios, ambos conducto en ratones, muestran que los ácidos de bilis ascienden la diferenciación y la actividad de varios tipos de células de T implicadas en la inflamación de regulación y conectadas a las condiciones inflamatorias intestinales. También revelan que los microbios de la tripa son críticos para convertir los ácidos de bilis en las moléculas de la inmune-transmisión de señales.

El trabajo sugiere los caminos terapéuticos posibles para modular la inflamación intestinal, un proceso que sea la base del revelado de condiciones autoinmunes tales como síndrome del intestino irritable, designado común IBD.

El primer estudio, llevado por el inmunologista junio Huh y el 27 de noviembre publicado en naturaleza, revela los ácidos de bilis ejerce su efecto de inmune-modulación obrando recíprocamente con las células inmunes en la tripa. Una vez que los ácidos de bilis salen de la vesícula biliar y terminan sus servicios de gordo-disolución, hacen su manera abajo del aparato digestivo donde son modificados en las moléculas inmunoreguladoras por las bacterias de la tripa. Los ácidos de bilis modificados entonces activan la clase dos de células inmunes: células de T reguladoras (Tregs) y células de T del ayudante del determinante, específicamente Th17, cada uno responsable de modular inmunorespuesta conteniendo o ascendiendo la inflamación.

En condiciones normales, los niveles de las células proinflammatory Th17 y equilibrio antiinflamatorio de las células de Treg, manteniendo un grado de protección contra patógeno sin causar demasiada inflamación tejido-perjudicial. Estas células desempeñan un papel dominante en el contexto de la infección intestinal. Las células Th17 encienden la inflamación para calmar la infección, mientras que se ha desplomado la inflamación del encintado de Tregs una vez la amenaza. Libre, la actividad de Th17 puede también llevar a la inflamación aberrante que asciende enfermedad autoinmune y daña el intestino.

En sus experimentos, los investigadores utilizaron no diferenciado, o el naïve, células de T del ratón, y los expusieron a los diversos metabilitos del ácido de bilis uno a la vez. Los experimentos mostraron que dos moléculas separadas del ácido de bilis ejercieron diversos efectos sobre las células de T--una molécula ascendió la diferenciación de Treg, mientras que otra molécula inhibió la diferenciación de célula Th17. Cuando los investigadores administraron cada molécula a los ratones, observaron las células del Th17 y de Treg de los animales para caerse y la rosa, por consiguiente. Además, los investigadores encontraron que los dos subproductos del ácido de bilis están también presentes en taburete humano, incluyendo taburetes de la gente con IBD--encontrando eso sugiere que el mismo mecanismo está en el juego en seres humanos.

Nuestras conclusión determinan un mecanismo regulador importante en la inmunidad de la tripa, mostrando que los microbios en nuestros intestinos pueden modificar los ácidos de bilis y girarlos en reguladores de la inflamación.”

Junio Huh, profesor adjunto de la inmunología en el instituto de Blavatnik en el HMS

Si están afirmados en otros estudios, los resultados pueden informar al revelado terapias de la pequeño-molécula que las células Treg y Th17 del objetivo como manera de controlar la inflamación y de tratar las enfermedades autoinmunes que afectan a la tripa.

El segundo estudio, publicado el 25 de diciembre en naturaleza y llevado por Dennis Kasper, centrado en un subconjunto de inflamación-domesticar las células de T reguladoras, o Tregs, que se presentan en el colon como resultado de la exposición a los microbios de la tripa. En cambio, la mayoría de las otras células inmunes originan en el timo.

Los niveles bajos de las células de T reguladoras colónicas (Tregs colónico) se han conectado al revelado de condiciones autoinmunes tales como IBD y enfermedad de Crohn.

Los experimentos de Kasper demuestran que los microbios y la dieta de la tripa trabajan en concierto para modificar los ácidos de bilis, que a su vez afectan a los niveles de Tregs colónico en ratones. También muestran que los niveles bajos de las células de Treg inducidas por la falta de ácidos de bilis o la deficiencia en sensores del ácido de bilis hacen los animales colitis inflamatoria que se convierte propensa--una condición que imita al ser humano IBD.

Para probar la hipótesis que destripa las bacterias convierten los ácidos de bilis comida-derivados producidos en respuesta a la comida en las moléculas inmunes de la transmisión de señales, los genes ácido-que convierten impuestos silencio los investigadores de la bilis en diversos microbios de la tripa y después ponen los microbios modificados y nonmodified en los ratones criados especialmente para tener tripa libre de gérmenes. Los animales cuya tripa fue poblada por los microbios sin los genes ácido-que convertían de la bilis tenían notablemente niveles inferiores de las células de Treg. Los investigadores entonces introdujeron a animales comidas alimento-ricas o la comida mínima.

Los animales con las poblaciones normales del microbio en su tripa que recibía la comida mínima tenían niveles inferiores de Tregs colónico y de niveles más inferiores del ácido de bilis que los ratones que comían la comida rica. Con todo los animales con la tripa libre de gérmenes que recibía la comida rica también tenían niveles bajos de las células de Treg--encontrar cuál muestra que los microbios de la tripa y los ácidos de bilis comida-derivados están requeridos modular niveles de la célula inmune.

Para probar si los ácidos de bilis están implicados directamente en la regla de la célula inmune, los investigadores entonces mezclaron las diversas moléculas del ácido de bilis con el agua potable de los animales que tenían niveles inferiores de la célula de Treg y dietas mínimas. Varias semanas más adelante, estos animales tenían un aumento en los niveles de células de inflamación-contenencia de Treg.

En un paso final, los investigadores dieron a tres grupos de ratones una composición que induce colitis. Introdujeron una dieta mínima, otras comidas alimento-ricas recibidas grupo y una comida mínima recibida tercer grupo y bebió un grupo el agua complementada con las moléculas del ácido de bilis. Como se esperaba, solamente los ratones introdujeron las dietas mínimas no complementadas por colitis desarrollada las moléculas del ácido de bilis. El experimento confirmó ese juego de los ácidos de bilis un papel crítico en la regla de Treg, inflamación intestinal y la colitis arriesga.

“Nuestros resultados demuestran una acción recíproca de tres vías elegante entre los microbios de la tripa, los ácidos de bilis y el sistema inmune,” dijo a Kasper, que es profesor de la inmunología en el instituto de Blavatnik en el HMS y del profesor de medicina de Guillermo Ellery Channing en el HMS y Brigham y el hospital de las mujeres. “Importantemente, nuestro trabajo sugiere que sea plausible pensar en el aprovechamiento de ciertas bacterias de la tripa como manera de modular riesgo de la enfermedad.”

Source:
Journal references:

Song, X., et al. (2019) Microbial bile acid metabolites modulate gut RORγ+ regulatory T cell homeostasis. Nature. doi.org/10.1038/s41586-019-1865-0.

Hang, S., et al. (2019) Bile acid metabolites control TH17 and Treg cell differentiation. Nature. doi.org/10.1038/s41586-019-1785-z.