El nuevo análisis de sangre puede ayudar a determinar a pacientes mayores de la conmoción cerebral con daño de tejido cerebral

La investigación nueva muestra que un análisis de sangre puede distinguir a pacientes mayores de la conmoción cerebral con daño de tejido cerebral de ésos sin él. El este encontrar, publicado en la colección especial de la salud del cerebro del gorrón de AACC del remedio aplicado del laboratorio, podría ayudar a asegurarse de que los pacientes mayores con conmociones cerebrales severas reciben el tratamiento crucial para sus daños.

La lesión cerebral traumática es una preocupación importante de la salud entre los ancianos, con la edad 75 de los adultos o más viejos índices que experimentan de hospitalización daño-relacionada y de muerte del cerebro traumático que sean más altos que cualquier otra categoría de edad. La mayoría de las lesiones cerebrales traumáticas que los ancianos incurren en son las conmociones cerebrales, que pueden causar la extracción de aire intracraneal (es decir extracción de aire dentro del cráneo) que se debe tratar inmediatamente. El diagnóstico de la extracción de aire intracraneal en los ancianos viene con retos numerosos, aunque. La universidad americana de los médicos de la emergencia recomienda que todos los pacientes mayores de la conmoción cerebral experimentan exploraciones de la tomografía (CT) calculada para verificar para saber si hay extracción de aire intracraneal, porque las entregas tales como disminución o demencia cognoscitiva relativa a la edad pueden encubrir signos de la debilitación mental extracción de aire-inducida. Sin embargo, las exploraciones del CT son muy costosas y exponen a pacientes a la radiación, y el sistema sanitario y los pacientes se beneficiarían de uso reducido de la exploración del CT.

Recientemente, Food and Drug Administration autorizó un análisis de sangre que determina a los pacientes de la lesión en la cabeza que tienen daño de tejido cerebral que necesite ser fijado vía la exploración del CT. Este análisis de sangre no fue diseñado específicamente para los pacientes mayores, aunque, así que las personas de investigadores llevó por Roberto H. Christenson, doctorado, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore, establecido para determinar como de bien la prueba se realiza en edad de los pacientes 65 años o más viejos. Para hacer esto, las personas de Christenson analizaban retrospectivo datos de la evaluación clínica anticipada de Biomarkers del estudio traumático de la lesión cerebral (ALERT-TBI). En este estudio, 1.959 pacientes adultos con una conmoción cerebral experimentaron una exploración del CT y el análisis de sangre para el daño de tejido cerebral en el plazo de 12 horas de su daño. Las personas de Christenson compararon los resultados de la exploración del CT y del análisis de sangre; qué dimensiones la esterasa ácida fibrilosa glial L1 (GFAP) (UCH-L1) de la proteína de las proteínas y de la carboxilo-terminal del ubiquitin -; en pacientes 65 años de edad o más viejos y en los pacientes más jovenes de 65.

De esta comparación, los investigadores encontraron que el análisis de sangre GFAP/UCH-L1 predice con la exactitud 100% que los pacientes mayores de la conmoción cerebral no tienen daño de tejido cerebral y no necesitan una exploración del CT. Los hospitales pueden por lo tanto utilizar esta prueba a los pacientes mayores de la conmoción cerebral de la clasificación de modo que los clínicos puedan centrarse en ésos muy probablemente para requerir la intervención urgente para la extracción de aire intracraneal. Importantemente, sin embargo, los investigadores también encontraron que la prueba no determina exacto a los pacientes mayores que tienen daño de tejido cerebral, así que significa que la prueba se debe utilizar solamente como herramienta de la clasificación, no pues un repuesto para el CT explora.

Este análisis poste-hoc del estudio de ALERT-TBI más futuro valida la utilidad del análisis del suero [de la lesión cerebral traumática suave] como una prueba de la eliminación a través del espectro de edades adultas, sobre la base de sensibilidad equivalente y de valor profético negativo. Sin embargo, las diferencias determinadas en especificidad y valores del suero GFAP/UCH-L1 en límites mayores de los pacientes [de la lesión cerebral traumática] utilizan como a regla-en prueba, y las características específicas a la edad de los puntos culminantes que se deben considerar en el uso de los marcadores proféticos en pacientes mayores [de la lesión cerebral traumática suave].

Roberto H. Christenson, doctorado, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore

Source:
Journal reference:

Ward, M. D. et al. (2019) Predictive Performance of Traumatic Brain Injury Biomarkers in High-Risk Elderly Patients. The Journal of Applied Laboratory Medicine. doi.org/10.1093/jalm.2019.031393